Sostenibilidad: Moda: el sector que menos residuos genera en España

En 2019, los últimos datos disponibles, la industria textil y del cuero y del calzado generó 82.470 toneladas de residuos preconsumo en España, quedando, con diferencia, en último lugar de entre los sectores analizados.

La moda, reluciente. En 2019, fue la industria española que generó menos residuos preconsumo, hasta 82.470 toneladas, entre los veinte sectores analizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La cifra corresponde a una reducción interanual de generación de residuos del 1%. Se trata, además, del menor nivel de generación de desechos del último lustro para la moda, copando sólo el 0,06% de los totales generados por la industria española en total. Respecto a cinco años atrás, el nivel de desechos generados por el sector se ha reducido en un 11%.

La gran mayoría de residuos de la industria de la moda fueron textiles, copando el 36% de la cifra total, seguidos de los desechos de papel y cartón, que generaron el 11% de los residuos, y los domésticos y similares, con el 11%. El 95% de los residuos generados por la moda fueron no peligrosos.

La industria que más residuos generó en España en 2019 fue la construcción, con más de 35 millones de toneladas. Los hogares quedaron en segundo lugar, hasta 22,7 millones de toneladas, y la recogida, tratamiento y eliminación de residuos fue la tercera, con 22,5 millones de toneladas.

Banner_mallyretail-800x250

La gestión de desechos es uno de los principales focos de sostenibilidad de la industria de la moda, cada vez más inclinada hacia la circularidad y el reciclaje de los restos pre y posconsumo. Estos últimos son el objeto de la nueva Ley de Residuos de la Unión Europea, que, a partir del 1 de enero de 2025, dictará que la industria textil está obligada a implementar la recogida selectiva de sus desechos.

El aspecto más relevante de la normativa es que, una vez vigente, serán las empresas las responsables de reciclar su producto, incluso después de su venta y consumo. La nueva Ley de Residuos se puso en marcha este año con la prohibición de la destrucción de excedentes no vendidos, y en 2022 se implementará la obligación de recoger los residuos posconsumo a través de puntos de recogida en tienda u otras vías.

El pasado junio, once países de la Unión Europea, entre ellos España, presentaron a la Comisión Europea un proyecto de control de desechos textiles que afectará a toda la cadena de valor, desde el aprovisionamiento hasta después de la venta.

En julio, la institución ya había dado luz verde a un proyecto con objetivos similares llamado el System Circularity and Innovative Recycling of Textiles (Scirt), en el que invertirá hasta nueve millones de euros y participarán grandes operadores del sector como Decathlon y Petit Bateau.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉