Sostenibilidad: La economía circular es una oportunidad de futuro

eco textil

La Universidad de Almería, Michelín, Mercadona y Cosentino participan en un encuentro digital organizado por IDEAL y patrocinado por el Ayuntamiento de El Ejido sobre la importancia de reciclar y reducir el impacto de la fabricación de productos en el medio ambiente

Se habla cada vez más de economía circular, de la importancia de reciclar, reutilizar y reducir hasta cero el impacto en el medio ambiente. En definitiva, cuidar el entorno para seguir teniendo futuro.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Este martes por la tarde la web de IDEAL.es fue escenario de un nuevo encuentro digital sobre los restos de desarrollo sostenible. Una jornada organizada por este periódico y patrocinada por el Ayuntamiento de El Ejido, donde destacados ponentes aportaron su punto de vista sobre el presente y futuro de la economía circular tanto a nivel empresarial, económico como social. Universidad de Almería, Michelín, Mercadona y Cosentino fueron en este caso las empresas e instituciones invitadas.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, fue el encargado de abrir la jornada quien en el inicio de su intervención ya marcó el camino de la jornada afirmando de manera categórica que «la sostenibilidad no es una moda pasajera, sino que ha venido para quedarse , y la causa es que este modelo de economía lineal no es sostenible», al tiempo que puso de manifiesto que términos como reciclar, reutilizar y reparar forman parte ya del vocabulario de todos.

No obstante, Góngora puso el acento en que quizás «lo que más tarde en llegar sea el cambio cultural», al tiempo que puso en valor la gran apuesta de la industria almeriense desde siempre por la innovación, con especial atención a la industria auxiliar de la agricultura y a los grandes avances que aporta la biotecnología.

Pero la sostenibilidad, como dijo el máximo responsable municipal de El Ejido «no solo tiene que ser ambiental, sino también económica y social».

Competitivas y rentables

Una jornada que arrancó con un concepto compartido con todos los ponentes como es el hecho de que la economía circular es la economía del sentido común como apuntaba el Jefe de área de Agricultura del Ayuntamiento de El Ejido, pero también que lleve a las empresas a ser competitivas y rentables como subrayaba Antonio Urdiales, director de Sostenibilidad de Cosentino, entendida también bajo el concepto de «hacer más con menos impacto», como incidió Laura Cruz, de Responsabilidad Social de Mercadona Andalucía.

«Siempre hay que tener en cuenta una visión de cadena, porque cualquier decisión pequeña en un momento determinado tienen un impacto potente. Hay que intentar que toda la compañía participe del modelo, lo asuma y lo interiorice», destacó Cruz.

Precisamente Cruz apuntó otro concepto del que se habló mucho durante la jornada como el de «ecodiseño» relacionado con la elección de las materias primas adecuadas para cada producto, que permitan mantener su utilidad el mayor tiempo posible y deje menos residuo una vez se deseche. «El ecodiseño es una herramienta muy básica para saber por dónde podemos caminar», insistió también Antonio Urdiales.

Michelin recicla sus neumáticos para utilizarlos en campos de fútbol, suelos de parques infantiles, barreras de hormigón y fabricación de asfalto

En esta línea, Hugo Ureta, responsable de Relaciones Institucionales de Michelín para España y Portugal, insistió en la importancia de trabajar en todas las fases, desde la elección de la materia prima, la fabricación para valorizar todo el proceso, el producto y pensar también en el final de vida de ese producto para buscar cómo poder aprovecharlo una vez ha terminado su primera vida útil.

En el caso de Michelín sus neumáticos se destinan a campos de fútbol, suelo de parques infantiles, barreras de hormigón o incluso asfalto. «Hay que analizar el ciclo de vida del producto y ver cuál es el impacto ambiental en cada fase, priorizando aquellas con mayor impacto, pero sabiendo que hay que trabajar sobre todas», afirmó.

«Sector muy prometedor»

La formación fue otro de los temas que se trataron durante esta jornada ya que se trata de una oportunidad de negocio y de un perfil profesional que será muy demandado en breve como reconoció Francisco Egea, Director de la Cátedra Cajamar de Bioeconomía Circular de la Universidad de Almería. «Es un sector muy prometedor para el futuro», subrayó.

Pero como recordó Antonio Escobar «economía circular no es sólo reciclar». El concepto de sostenibilidad tiene que estar en la base misma de la empresa y de la sociedad y en ese camino de desarrollo ir de la mano junto a administraciones, tejido empresarial, creando sinergias, y con la complicidad de los propios ciudadanos en un tándem perfecto, en unidad de acción, sin la que es difícil alcanzar la meta de cerrar el círculo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉