Sostenibilidad: Heineken pone en la calle el primer tanque de cerveza eléctrico

Nevera con cervezas de la marca Heineken

La compañía cervecera Heineken es más verde que nunca, pues tras el lanzamiento de este nuevo vehículo de reparto eléctrico de última milla, beber Heineken en Ámsterdam contribuirá a reducir la huella de carbono del sector hostelero de esta capital europea.

Heineken ha anunciado el estreno de sus nuevos vehículos de reparto eléctricos de una manera muy curiosa y llamativa, pues en el intento de crear un vehículo comercial de última milla destinado al reparto urbano de su producto principal, han desarrollado lo que han definido como el primer tanque o vehículo cisterna de cerveza eléctrico del mundo y por tanto, de emisiones cero.

Este modelo ha sido desarrollado especialmente para esta función por la compañía cervecera neerlandesa en colaboración con otras empresas especialistas, como Fastned, Abrex, TVE Reclameproducties y Veldhuizen, tomando como base uno de los modelos eléctricos del Grupo Daimler, el Fuso eCanter. Este no se trata de un simple vehículo de reparto de mercancías pues ha sido fuertemente modificado para portar la enorme y visible cisterna trasera. Por lo que no se trata de un camión estándar con la configuración de caja trasera habitual destinada a cargar mercancía, sino que monta un inmenso tanque cilíndrico destinado a almacenar la cerveza en bruto.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

No conocemos ningún otro vehículo cisterna eléctrico dedicado exclusivamente al transporte y/o reparto de cerveza, por lo que suponemos que la descripción del comunicado de prensa de Heineken es correcta y nos encontramos ante el primer camión eléctrico de su tipo.

Si bebes cerveza no conduzcas, pero si la repartes que sea en un camión eléctrico

Este modelo no solo ha sido desarrollado para albergar los 3.000 litros de cerveza que caben en el tanque trasero, pues su destino también ha sido un factor importante, el adoquinado casco antiguo de Ámsterdam y sus viejos puentes, por lo que desde el primer momento se estableció un peso máximo para el proyecto y que este no afectara al entorno urbano de esta importante y turística zona de la ciudad. Por lo que hablamos de una solución creada ex profeso para esta localidad, ya que Heineken no solo es una marca neerlandesa, sino que su sede está precisamente en la misma Ámsterdam.

El modificado vehículo de reparto cuenta con 5.3 metros de largo y 2 metros de ancho, es alimentado por una batería de 82.8 kilovatios hora que puede recargarse en alrededor de una hora y es capaz de almacenar hasta 3.000 litros de cerveza, con una masa máxima autorizada de 7.5 toneladas.

Banner_mallyretail-800x250

Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉