Sostenibilidad: ¿Cómo será el lujo en un mundo más sostenible?

Mujeres usando anillos
El 14 de octubre tuvo lugar ‘Desayuno Vanity Fair y Mercedes-EQ: Lujo y futuro sostenible’, un evento que abarcó la redefinición del concepto del lujo en sectores como la banca, la moda, la belleza, la gastronomía y la automoción

En la actualidad, la sostenibilidad es un elemento fundamental a todos los niveles. Y por supuesto, eso afecta también al sector del lujo. El concepto del lujo está cambiando: empieza a ser ético, sostenible, reciclado, verde, eléctrico… Cómo se está redefiniendo el concepto del lujo en sectores como la banca, la moda, la belleza, la gastronomía y la automoción fue el punto de partida de ‘Desayuno Vanity Fair y Mercedes-EQ: Lujo y futuro sostenible’, un evento dirigido y mediado por Alberto Moreno, director de la revista Vanity Fair, que tuvo lugar en el Hotel Mandarin Oriental Ritz de Madrid. El evento contó con seis ponentes; Roland Schell, Head of Mercedes-Benz Cars Iberia y CEO de Mercedes-Benz España; Patricia Benito, directora general de OpenBank; Quique Dacosta, director y creador gastronómico del Hotel Mandarin Oriental Ritz Madrid; Ana Jaureguizar, directora general de L’Oréal Luxe; los diseñadores Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, fundadores y directores creativos de Alvarno; y Benito Jiménez, director de marketing de Mercedes-Benz España.

“Hoy podemos decir que el lujo tiene una nueva definición. Esta definición es como siempre una promesa de la marca de calidad y valor, pero también de tecnología e innovación, y a día de hoy destaca la sostenibilidad. Es muy importante para los clientes porque son ellos quienes deciden qué comprar. El lujo debe ser sostenible en el producto, pero también en la producción, las materias, la energía…”, contó Roland Schell. “Nosotros hemos definido una marca 100% eléctrica”, afirmó hablando de Mercedes-EQ, la nueva marca de movilidad eléctrica de Mercedes-Benz.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En el futuro (cercano), toda marca perteneciente al sector del estilo de vida (y lujo) que aspire al éxito –incluso a la propia existencia– deberá ser sostenible o no contará con el apoyo y el compromiso del consumidor, ya que no encontrará sus valores reflejados. Esto implica una transformación de las marcas desde un punto de vista holístico, que redefina su papel en el sector al que pertenecen. Los ponentes coincidieron en la importancia de la sostenibilidad para las nuevas generaciones, afirmando que para la generación Z es algo intrínseco. “Para las futuras generaciones que vienen, la sostenibilidad es algo de máxima importancia. Así pues, van a elegir antes algo que tenga una sostenibilidad en el proceso a algo que no lo tenga. Las empresas se están dando cuenta de esto”, afirmó Quique Dacosta. “Los jóvenes de hoy en día nos piden que lideremos el cambio. Que demos ejemplo en materia social y de sostenibilidad”, continuó Patricia Benito.

En el terreno de la moda, Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, fundadores y directores creativos de Alvarno, destacaron que la industria textil está en el punto de mira de la sostenibilidad debido a sus procesos de producción. “Los consumidores se están dando cuenta de que es mejor tener prendas buenas, atemporales y no comprar tanto de menos calidad”, afirmaron los creativos.

Sí, cada vez hay más empresas que están trabajando en la sostenibilidad día a día y dando pasos de gigante en sus acciones contra la crisis climática. “Antes el lujo era frío, ahora tiene que ser cercano. La forma en la que el lujo se está acercando al consumidor está cambiando para ser mucho más humano y sostenible”, continuó. Es una realidad: la sostenibilidad está a la orden del día y las marcas de lujo se están adaptando a las nuevas necesidades que surgen en este escenario. “Hemos estado viviendo muchos años una transformación digital y ahora estamos inmersos en una transformación sostenible”, aseguró Ana Jaureguizar.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉