Sólo el 9% de las fibras en el sector textil son recicladas

TRABAJADOR-TEXTIL

La sostenibilidad se estanca

En 2021, la producción anual de fibras ascendió a 113 millones de toneladas, según datos de Textil Exchange. Del total de la producción, sólo el 8,9% son recicladas, frente al 8,5% de 2021. Además, menos del 1% proceden de tejidos preconsumo o posconsumo.

La producción textil se recupera, pero la sostenibilidad se estanca. En la mayor parte de los objetivos sostenibles de las principales empresas del sector se recogen metas como aumentar la proporción de materiales reciclados, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o utilizar fuentes de energía más sostenible. Sin embargo, en 2021 la producción de fibras recicladas se situó en el 8,9%, apenas medio punto más que en el año anterior.

Después de un breve retroceso debido al coronavirus, la producción de fibras se ha vuelto a disparar en 2021 hasta 113 millones de toneladas, un 3,6% más que en 2020, según el último informe de Textile Exchange. La entidad revela, que para 2030, la producción global de materias primas para la moda ascenderá a 149 millones de toneladas, el récord en la historia y lo que supondría un crecimiento del 31,8% frente a 2021.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin embargo, el ritmo de crecimiento no es igual en las fibras recicladas, que copan apenas el 8,9% del total, apenas un avance frente al 8,4% de 2020. “El aumento de la producción tiene un impacto significativo en las personas y el planeta, por lo que hay que tomar conciencia de la necesidad urgente de un uso más responsable de los recursos”, añade Textile Exchange.

La organización advierte que, de seguir así, el sector no cumplirá el objetivo del Acuerdo de París, que establece como objetivo que el aumento de la temperatura media global no supere los 2 grados centígrados y propone limitar el aumento a 1,5 grados centígrados.

De la cuota del 8,9% de fibras recicladas, además, menos del 1% procede de reciclaje de textiles preconsumo o posconsumo, ya que la mayor parte se realiza a partir del reciclaje de botellas o artículos de plástico PET. El objetivo de Textile Exchange pasa por que se reduzca en un 45% las emisiones de gases de efecto invernadero.

El que sale peor parado es el algodón. En 2021, la cuota de algodón preferente se redujo del 27% al 24% después de años al alza. Textile Exchange apunta a varios factores, como cambios en el programa Better Cotton, que cultiva la mayoría de algodón orgánico en el mundo; las condiciones climatológicas del mercado en la última campaña, o argumentos sociopolíticos.

Ante la reducción de la cuota de algodón preferente, Textile Exchange señala que peligra el objetivo de que el 50% del algodón producido, la segunda mayor materia prima de la industria de la moda, sea sostenible en 2025.

La producción de poliéster, por su parte, se ha incrementado un 7% en la última campaña, hasta 61 millones de toneladas, y representa el 54% de la producción global de fibras. Sin embargo, la cuota de poliéster reciclado apenas se ha incrementado del 14,7% al 14,8% en 2021.

En el caso de la poliamida, apenas el 1,94% es reciclada, debido a la complejidad técnica que conlleva el proceso, mientras que en el caso de las fibras celulósicas apenas llega al 0,5%. Por su parte, las fibras animales tampoco cuentan con un alto porcentaje de reciclado, pero sí de certificaciones. La lana producida de forma sostenible asciende al 3% del total, mientras que en el caso del mohair llega al 20% y al 17,4% en cashmere.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉