Oficinas sostenibles, una apuesta que se fortalece

empresas
  • El Centro Empresarial Real de San Isidro es el complejo de oficinas con mayor cantidad de construcciones sostenibles

El sector de oficinas vive una nueva realidad en la que las empresas tienen nuevas necesidades y requerimientos. En ese sentido, es un negocio que debe anticiparse a lo que las empresas exigirán y adelantarse a las tendencias en un entorno cada vez más competitivo. Es por ello, que los complejos de oficinas deben responder a una de las más importantes tendencias en el sector privado: la búsqueda de operaciones cada vez más sostenibles.

El espacio en que una empresa funciona tiene una relación directa con qué tan sostenible es su operación. Por ello, cada vez más empresas están requiriendo que estos espacios tengan criterios y acciones de sostenibilidad concretos y medibles. Esta tendencia -que inicialmente lideraron empresas con matriz extranjera- involucra cada vez más a empresas locales, que de manera creciente miden el impacto de sus operaciones.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Vea también: El retail tradicional español se reinventa

«Esta es una tendencia que seguirá en el largo plazo y eso es muy positivo para nuestras ciudades. Por ello, desde hace años realizamos inversiones adicionales para que nuestros complejos de oficinas tengan criterios de sostenibilidad. Esto por ejemplo ha resultado en que el Centro Empresarial Real de San Isidro es el espacio con mayor concentración de certificaciones LEED. Que un edificio cumpla con los criterios LEED requiere de una inversión adicional, pero es una inversión con retorno positivo”, señaló Gary Moncada, Gerente Comercial de Centenario Oficinas.

En efecto, el Centro Empresaria Real de San Isidro cuenta con 6 edificios certificados LEED, tanto Silver como Gold, emitidos por el US Green Building Council (USGBC), siendo el único complejo de oficinas del país en contar con esa cantidad de certificaciones. Estas certificaciones evalúan aspectos como la sostenibilidad en los materiales de construcción, la innovación en el diseño para priorizar recursos ecoeficientes, la eficiencia energética, la calidad del aire interior, el uso responsable del agua, entre otros altos estándares.

Los criterios de sostenibilidad en el sector inmobiliario impactan en los resultados de todas las organizaciones que operan allí. Pero adicionalmente, tienen también un impacto inmediato en la calidad de vida de las personas que utilizan esos espacios. El desarrollo de lugares como las áreas verdes, por ejemplo, apuntan al bienestar de las personas y a la habitabilidad de los espacios comunes.

«Al proporcionar ambientes de trabajo con entornos agradables y respetuosos con el medioambiente, el bienestar de las personas se ve positivamente impactado. Esto mejora la propuesta de valor hacia sus trabajadores y está probado que tiene un efecto en la atracción y retención de talento”, menciona Moncada. “Además de reducir el impacto ambiental, para nosotros es clave que las organizaciones perciban este efecto positivo de corto plazo”.

Esta tendencia hacia la sostenibilidad del sector es un aporte a la creación de espacios de trabajo cómodos y respetuosos con el medio ambiente. Además de ello es una contribución relevante a la mejora de la calidad de vida en las ciudades.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉