Ecoalf, nuevo diseño y un paso más hacia las cero emisiones

Coincidiendo con las próximas celebraciones por el Día de la Tierra de este año de 2022, que tendrán lugar este viernes 22 de abril, la firma española de moda sostenible Ecoalf, una de las principales marcas que han contribuido a la incorporación de la sostenibilidad como un principio fundamental de la nueva industria de la moda, anuncia el lanzamiento de sus nuevas zapatillas Prince Knit. Un nuevo modelo que no dudan en presentar como las zapatillas con la huella de carbono más baja de la industria.

Sumando su desarrollo al de conjuntos de soluciones y medidas que ya forman parte del modelo de negocio basado en la sostenibilidad de Ecoalf, y con las que han logrado con la confección de su colección de esta temporada Primavera/Verano de 2022 ahorrar más 9,8 mil millones de litros de agua, reducir 1.200 toneladas de emisiones de CO2 y reciclado más de 4 millones de botellas de plástico, la firma de moda española presenta ahora este nuevo modelo de zapatillas sostenibles. Un diseño elaborado a partir del autodenominado “hilo de mar” de Ecoalf como principal materia prima, cuyo proceso de fabricación se han encargado de trazar en su totalidad y posteriormente de analizar en detalle, en colaboración con el prestigioso Centro de Innovación y Tecnología especializado en el sector del calzado Inescop. Instituto independiente que es desde el que, siguiendo con las nuevas directrices marcadas por la Unión Europa, se han encargado de certificar el valor de las nuevas Prince Knit de Ecoalf como las zapatillas con la huella de carbono más baja de la industria, con un total de emisiones que equivaldrían a solamente unos 4,85 Kg de CO2. Cifra un -64,34 por ciento inferior a los 13,6 Kg de CO2 de media general que generarían el resto de modelos de zapatillas, siguiendo las estimaciones marcadas por el igualmente prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Trabajamos juntos para crear conciencia del estado de nuestros océanos, inspirar el cambio y ser parte de la solución”, no dudan en remarcar desde Ecoalf a través de un comunicado. Una premisa a la que Miguel Pomares, director del área de calzado de la firma, no duda en añadir el que “este análisis es un gran logro para nosotros” y para “nuestro reto de ser una marca cero emisiones”. Un objetivo sobre el que permanentemente siguen enfocados los equipos tanto directivos como de diseño de Ecoalf, y sobre el que la española logra ahora dar un nuevo significativo paso con el diseño y la comercialización de este nuevo modelo Prince Knit. “Teniendo en cuenta cada componente, hemos sido capaces de reducir la huella de carbono a 4,85 kg”, resume Pomares, pero además “si el cliente decide reciclar sus zapatillas cuando ya no las utilice más”, subraya, “el impacto bajaría a 3,85 kg”, reforzando su posición como la zapatilla “con la huella de carbono más baja de la industria”.

Hechas de “hilo de mar”

Como bien apuntábamos, como principal fibra empleada para la confección de estas nuevas Prince Knit (93 euros), nos encontramos con el “hilo de mar” de Ecoalf, obtenido a partir del reciclaje de botellas de plástico recogidas del fondo de los océanos, a través de la iniciativa sostenible de la fundación Ecoalf “Upcycling the Oceans”. Un proyecto que arrancaba su andadura allá por el año 2015, y con el que la firma de modas y su fundación han logrado, con la colaboración de voluntarios y de más de 3.500 pesadores, recoger más de 1.000 toneladas de basura del fondo del océano.

Es así pues con este hilo de mar con el que la firma de moda ha terminado dando forma a la parte exterior de la zapatilla, mediante el uso de una fibra obtenida a partir de un 60 por ciento de este material, junto a un 40 por ciento restante de poliéster. Tejido al que posteriormente han terminado sumando una plantilla de poliuretano; una suela hecha en un 50 por ciento de Phylon, o goma Eva, reciclado y certificado por el Global Recycling Standard; unas marcas de suelo hechas de termoplástico; unos cordones de poliéster; y una lengüeta superior hecha en un 60 por ciento de hilo de mar y un 40 por ciento poliéster.

Con “estos materiales”, remarcan desde la firma española de moda sostenible, “no sólo” se “reducen las emisiones de CO2, sino que también garantizan transparencia y trazabilidad absoluta” a lo largo de toda la cadena de valor.

Con la huella de carbono más baja de la industria, certificada por Inescop

En cuanto a sus principios como pieza de menor impacto ambiental, desde Inescop se han encargado de analizar las emisiones generadas a lo largo de las diferentes etapas de diseño y fabricación por las que atraviesa cada uno de los pares de estas nuevas zapatillas Prince Knit de Ecoalf, certificando las emisiones generadas o equivalentes de su materia prima (2,17 kg); de su embalaje sostenible (0,24 kg); de los adhesivos empleados para su fabricación (0,22 kg); del transporte de la materia prima de su origen a fábrica (0,02 kg); las de los desechos asociados a su proceso de producción, como palés o papeles (0,05 kg); por los cortes de materiales y la gestión de sus residuos (0,16 kg); las de la energía consumida (0,83 kg); las de su distribución y venta (0,36 kg); y las del final de su vida útil (0,8 kg), estimando el que el 60 por ciento de las zapatillas acaban en vertederos, el 33 por ciento incineradas y el 7 por ciento restante recicladas.

Con estos valores en la mano, desde Ecoalf explican cómo “la evaluación de ‘final de vida’ tuvo uno de los mayores impactos, ya que Inescop estima que el 60 por ciento del calzado y embalaje acaba en vertederos, 33 por ciento incinerados y tan sólo el 7 por ciento reciclados”. “Para combatir este problema”, apuntan, Ecoalf “está trabajando para incluir iniciativas dentro de sus tiendas que faciliten la recogida y reciclaje”, dado que en el caso de ser recicladas, estas mismas zapatillas llegarían a reducir “su huella de carbono a 3,85 kg”. Una nueva medida que se vendría a sumar a la iniciativa de Ecoalf de recurrir, para la venta de este mismo modelo, a un packaging “hecho de cartón 100 por cien reciclado” y “reutilizable y 100 por cien reciclable”, “con una asa hecha de poliéster 100 por cien reciclado” que le permite “eliminar la necesidad de utilizar una bolsa”. Mientras que para su transporte, añaden, como viene siendo habitual “Ecoalf prefiere transportar sus productos en barco en vez de por avión para minimizar las emisiones”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉