Crecimiento del pre-loved fashion retail

Por qué cada vez más personas compra ropa usada

  • Las ventas de ropa de segunda mano superarán por 44 mil millones de dólares al fast fashion en 2030.
  • La conciencia ambiental, necesidad de realizar compras inteligentes y la digitalización del mercado son algunos de los factores que han cambiado la forma en que las nuevas generaciones consumen moda.

La compra-venta de ropa de segunda mano ha estado presente en México por décadas. Aunque antes se consideraba una práctica propia de las familias de bajos recursos económicos, hoy en día se ha convertido en una tendencia que superará en valor al fast fashion para 2030 según el estudio Second-Hand e-commerce de Statista.

De acuerdo con el portal de estadística, el valor del mercado de las prendas de segunda mano alcanzará los 84 mil millones de dólares para el inicio de la siguiente década, mientras que el fast fashion registrará ventas por solo 40 mil millones de dólares. Pero, ¿qué ha originado la revolución sobre la forma en que consumimos la moda? A continuación explicamos algunos de los factores que juegan un papel clave en el cambio de preferencias de compra de los consumidores.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Conciencia ambiental 

El cuidado del medio ambiente se ha convertido en una prioridad para las generaciones de consumidores más jóvenes. Cada vez hay mayor conciencia sobre el impacto negativo que tiene el actual sistema de la Industria de la moda en nuestro planeta, pues se estima que más de la mitad de la producción de la moda rápida se desecha en menos de un año según el reporte A New Textiles Economy: Redesigning Fashion’s Future.

Los millennials y zentenialls comprenden que es necesario cambiar la manera en que las prendas son producidas, vendidas y usadas a través de un nuevo modelo de economía circular. Por esta razón, ambos grupos han demostrado mayor disposición por comprar prendas de segunda-mano pues, de acuerdo a  Statista, más del 77% de los jóvenes tiene interés en este mercado en comparación con generaciones mayores como los boomers, de los cuales solo el 58% apuesta por esta alternativa que permite aprovechar el ciclo de vida completo de la ropa.

Compras Inteligentes 

Si bien la sensibilidad frente a los problemas ambientales ha cambiado con las nuevas generaciones, la sensibilidad al precio se mantiene, posicionando la asequibilidad y la extensa oferta de productos como los dos principales motivadores para la compra de artículos de segunda mano. Los nuevos consumidores buscan precios menores sin dejar de lado la calidad, para lo cual el mercado de prendas de segunda mano es una excelente opción, en donde se pueden encontrar artículos que cumplen con estas características, pasando por básicos hasta marcas de lujo.

Digitalización del mercado 

La tecnología digital tiene el poder de revolucionar el mercado de la ropa usada, pues facilita la conexión entre vendedores y compradores creando un entorno controlado para garantizar transacciones seguras. El mismo reporte que habla de los desechos generados por el fast fashion indica que el comercio electrónico de segunda mano crece a un ritmo cuatro veces mayor que el comercio tradicional con una tasa anual de 35% y 8% respectivamente.

En este contexto, han surgido plataformas como GoTrendier que actualmente cuenta con una comunidad de más de 6 millones de usuarias y  que, en sus cinco años de operación en México, ha logrado darle una segunda oportunidad de vida a más de 3 millones de prendas. Este negocio basado en un modelo de economía circular ha permitido el ahorro de 20 billones de litros de agua, además de evitar la emisión de 17 millones de kilos de dióxido de carbono y el desecho de 300 mil kilos de basura.

Sin duda, este tipo de marketplaces han llegado para cambiar la práctica tradicional de adquirir bienes de segunda mano en el comercio informal, como en tianguis y bazares, fomentando que cada vez más personas opten por comprar ropa usada.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉