Cosmética sólida, más natural y sin residuos

Dove Men+Care lanza #CelebrateBlackDads
  • Distintas líneas de productos de limpieza y cuidado personal son diseñadas desde un enfoque sostenible y ecológico

Cada vez más personas están transitando al consumo de productos responsables con el medio ambiente, entre ellos los productos de cuidado e higiene personal.

Es ahí donde entra la cosmética sólida (CS), que es una opción más saludable tanto para la salud como para el medio ambiente.

“Este tipo de productos no sólo son una moda, sino un estilo de vida responsable contigo mismo y con el planeta”, dijo a El Sol de México Nancy Smith, fundadora de Nantural, empresa dedicada a la comercialización de cosmética sólida sustentable.

Esta tendencia gana cada día más adeptos porque es la versión beauty de la creciente conciencia ecológica.

Pero, ¿qué es lo que hace diferentes a este tipo de productos? ¿realmente son menos dañinos que los de algunas otras marcas?

La cosmética sólida es una manera innovadora de cuidar el medio ambiente y la salud propia. Se trata de productos que son elaborados de manera artesanal, es decir, con prácticas sostenibles y naturales para su elaboración.

Además se emplean ingredientes naturales con la intención de volver al uso de productos libres de sustancias dañinas para el cuerpo y así procurar la salud de los consumidores.

Cosmética sustentable

Se le llama belleza sustentable a los productos cosméticos que fueron diseñados desde un enfoque sostenible y ecológico, que van desde sus componentes hasta su empaque.

“Las rutinas de belleza o de higiene personal no están peleadas con el cuidado del medio ambiente y lo que buscamos es que los usuarios usen productos sustentables e innovadores”, cuenta a El Sol de México Clarissa Sánchez de Lush, una de las empresas pioneras en el mundo en cosmética sólida sustentable.

Estos productos rinden más del doble, generan cero residuos, utilizan ingredientes naturales y son respetuosos tanto con el medio ambiente como con la salud humana.

Uno de sus mayores atractivos radica en la duración de estos productos. Mientras que un shampoo líquido puede rendir un mes y medio, los shampoos sólidos llegan a durar hasta tres meses.

Esto supone una reducción en el consumo de productos que se hace de manera gradual en los hogares y por supuesto, un ahorro inminente para sus consumidores.

Otra de los elementos que caracteriza a la CS es que apuesta por componentes naturales que no sólo son menos dañinos con el medio ambiente, también algunos de ellos tienen propiedades que cuidan la salud y la piel de quienes los usan.

Además, es una cosmética exenta de ingredientes de origen animal por lo que es apta para personas veganas, lo que la convierte no sólo en una cosmética responsable ambientalmente, sino también socialmente.

Su formulación suele incluir aceites vegetales, mantecas y aceites esenciales como el aceite de oliva virgen, manteca de Karité, aceite de coco y manteca de cacao.

Otra de las características de estos productos es que tienen un olor agradable para los consumidores gracias a la naturaleza de sus ingredientes, los cuales pueden incluir manzanilla, lavanda o algunas frutas como mango o fresa.

“La sustentabilidad de un producto nace desde los ingredientes, los cuales no sólo tienen que ser frescos y naturales, sino también que durante su producción propicien los entornos regenerativos”, añadió Clarissa Sánchez.

Otro de los elementos que se deben tomar en cuenta para determinar si un producto o empresa es sustentable, es el sello Cruelty Free (libre de crueldad).

El sello garantiza que ningún animal fue utilizado para la prueba de dichos productos, ya que el testeo en animales no sólo es un acto de crueldad, también es una práctica que atenta contra la naturaleza y la biodiversidad.

Otra ventaja que tiene la CS es que sus productos son concentrados y libres de envases, lo que los hace prácticos en cuanto a peso y tamaño.

Además, con ellos los usuarios no tendrán problemas para llevarlos de viaje, ya que aparte de su tamaño, no infringen las reglas de los aeropuertos.

Es decir; al presentarse en formato sólido, no están sujetos a las normativas de líquidos de las compañías aéreas, lo que garantiza que tanto el pasajero como los productos llegarán juntos a su destino.

“Otro aspecto que indica si los productos son sustentables o no es la transparencia. La transparencia de una marca con sus productos es un indicador de que son una empresa sustentable y no sólo dicen serlo”, puntualizó Clarissa Sánchez.

Hay que recordar que el llamarse sustentable, responde a una cadena de valor completa, la cual estos productos siguen al pie de la letra.

Disminuye la contaminación por plásticos

Los productos de higiene personal son considerados de un solo uso y utilizan envases con diferentes plásticos, los cuales no pueden ser reciclados juntos.

Dichos envases tampoco pueden ser reutilizados en casa ya que contenían sustancias con muchos químicos NO naturales, por lo que su reutilización podría ocasionar daños a la salud.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esto genera un problema mundial de contaminación por plásticos, ya que dichos envases pueden tardar hasta mil años en degradarse y mientras tanto se acumulan en vertederos de basura e incluso en océanos.

Sin embargo, la cosmética sólida ofrece un proceso de producción más sustentable en el que reduce al máximo el uso de estos materiales.

Gracias a la naturaleza de sus ingredientes, los productos de la CS pueden ser comercializados sin empaque.

Y aunque algunos de ellos sí lo tienen, se trata de empaques hechos de materiales reciclados, compostables y biodegradables, lo que supone una reducción acelerada de plásticos de un sólo uso.

Cómo usarlos

Después de adquirir productos sólidos una de las interrogantes puede ser ¿y ahora cómo los uso? Sin embargo, la CS tiene un método de aplicación muy sencillo.

Hay que resaltar que todas las pastillas sólidas requieren agua para ser activadas, a excepción de las de crema hidratante.

Esta sólo se tiene que frotar con la piel de manera suave para que el producto comience a actuar sobre la zona expuesta. La cantidad de producto a aplicar dependerá de cada usuario.

Uno de los productos más populares de la CS es el shampoo, el cual tiene un método de aplicación muy sencillo.

Basta con frotar la barra en el cabello o las manos mojadas y mediante un masaje ligero el producto comenzará a extenderse por toda la cabeza en forma de espuma.

Por su parte, el acondicionador no se aplica frotando el cabello o las manos, basta con tomar parte del producto con los dedos dentro de la ducha y usarlo como un acondicionador convencional.

“Muchos de los usuarios han referido que su piel o cabello están más y mejor hidratados con productos sólidos naturales que con los convencionales gracias a que están libres de químicos dañinos”, comentó Nancy Smith.

¿Cómo identificarlos?

Existen varios puntos que pueden ayudar a los compradores a diferenciar los productos de CS sustentables de los que no lo son.

El primero son las etiquetas. Es recomendable leer las etiquetas e identificar qué productos utilizan ingredientes naturales.

“Es importante identificar la cantidad de ingredientes que tiene el producto; mientras menos ingredientes tenga es mucho más natural”, dijo Nancy Smith.

También se puede identificar si los productos tienen el sello de ser libres de crueldad animal y si son parte del movimiento Clean Beauty, el cual es conformado por productos 100 por ciento libres de ingredientes perjudiciales para la salud.

Otro de los elementos importantes es que sus envases (si es que los tienen), sean reciclados, biodegradables o compostables. Se debe tener especial atención en este punto, ya que si un producto tiene un envase que no cumpla con dicha características, está rompiendo la cadena de sustentabilidad.

“Hoy en día la sustentabilidad no es negociable, es un aspecto que de cajón tienen que tener todas las empresas y este tipo de productos cumplen con ella”, dijo finalmente Clarissa Sánchez.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉