Claves para instalar placas solares para el aire acondicionado en la vivienda

  • Hay dos formas: aire acondicionado solar híbrido o por absorción
  • Pueden suponer un ahorro de entre 80% y 90% de la energía consumida

La subida del precio de la luz y el aumento de consumo eléctrico que se produce en los meses de verano llevan a buscar alternativas para ahorrar en la factura de electricidad. La instalación de aire acondicionado solar es una alternativa que crece con fuerza. Los expertos de Gana Energía analizan las ventajas y desventajas para valorar la inversión en esta alternativa sostenible de climatización.

Además de las ventajas a nivel medioambiental, utilizar la energía solar para el funcionamiento del aire acondicionado ayuda a ahorrar en la factura de la luz. Y es que, al no usar la corriente eléctrica, se reduce el coste del recibo. Las diferencias entre un aire acondicionado solar y uno convencional son su fuente de energía y el proceso de enfriar el aire.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Las placas solares para aire acondicionado suelen ser fotovoltaicas y se instalan en la parte del edificio en la que puedan recibir la mayor cantidad de rayos de sol posible. «Mediante una sencilla instalación, los paneles se conectan al aire acondicionado. Además, suele coincidir que las horas en las que más se utiliza la refrigeración son las horas de mayor radiación solar», apunta los expertos de Gana Energía. La instalación adecuada para cada vivienda se determina en función de las características del aparato de refrigeración: el tipo de placas, las frigorías, la potencia, el presupuesto, etc.

La compañía eléctrica explica que hay dos formas para hacer funcionar un aire acondicionado con energía solar. Una de ellas es el aire acondicionado solar híbrido, que utiliza tecnología fotovoltaica unido a la corriente eléctrica. En las horas de sol hace uso de la energía solar para recargar baterías y cuando no hay usaría la red eléctrica.

La otra forma se basa en la absorción, que funciona a través de un líquido refrigerante. En este caso, la energía solar se usa para la evaporación del líquido refrigerante que enfría el aire. «Si bien su consumo es mucho bajo también lo es su rendimiento y aún tiene que desarrollarse más para que pueda ser rentable», señalan los expertos de Gana Energía.

¿Es rentable?

En este contexto la gran pregunta es si son realmente rentables las placas solares para el aire acondicionado. El coste de los paneles solares, las baterías y el inversor pueden superar los 3.000 euros, a lo que hay que sumar el precio del aparato de aire acondicionado y la instalación correspondiente. De este modo, el precio total ronda los 5.000 euros, aunque depende del tipo de inmueble.

Las placas fotovoltaicas pueden suponer un ahorro de entre un 80% y un 90% de la energía consumida en el aire acondicionado

Sin embargo, aunque la inversión inicial es elevada, las placas solares fotovoltaicas pueden suponer un ahorro de entre un 80% y un 90% de la energía consumida en el aire acondicionado, según señalan los expertos de la compañía.

Además, existe la posibilidad de vender la energía generada que no se ha llegado a consumir, lo que permite al usuario de placas solares obtener una mayor rentabilidad y aumentar el ahorro en la factura de la luz. Algunas compañías como Gana Energía compran los excedentes de autoconsumo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉