C&A y Recover firman acuerdo por cuatro años para continuar la senda de producción sostenible

Logo de la marca de moda C&A

La industria textil es una de las más contaminantes en todo el mundo. Desde hace unos años, se han llevado a cabo diferentes iniciativas para disminuir los efectos negativos para el medioambiente que la producción de ropa provocaba y así, crear un mercado sostenible. En su inicio, todas eran propuestas de futuro que no se llevaban a cabo finalmente. Pero, gracias a la acción de empresas como Recover, productora mundial de fibra de algodón reciclado y mezclas de fibra de algodón de alta calidad y bajo impacto, el impulso ha sido enorme.

Esta empresa, con más de 70 años de historia en la industria textil, ha firmado un acuerdo a largo plazo con la marca holandesa C&A. Este pretende incluir el algodón reciclado de alta calidad como material protagonista de la ropa para el día a día. Así, esta estrategia tiene como objetivo trasladar el mercado de la ropa sostenible a todos los públicos. Hasta ahora, muchas eran las marcas que elaboraban sus prendas de forma responsable. Sin embargo, las características de la producción de esta iniciativa incitaban a vender los artículos a un precio elevado.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Ahora, con esta asociación se espera que el público pueda comprar ropa sostenible a un precio asequible. Estas prendas llegarán a las tiendas en abril, presentadas en la colección de primera hecha con esta fibra de la mano de la gama ‘Clockhouse’. Esta es la línea de ropa joven de C&A, que ofrece artículos como sudaderas, chaquetas, vestidos, pantalones denim y todo tipo de diseños de corte athleisure.

Por si fuera poco, este apoyo no sólo se traducirá en la aportación del material, sino que la empresa española brindará soporte técnico para ayudar a los hilanderos y tejedores a optimizar los hilos y las telas. «Siguiendo con nuestra filosofía de trabajar todos a una, estamos encantados de poder brindar la experiencia y el soporte técnico de Recover a nuestra asociación con C&A, a través de la integración de nuestras fibras dentro de su cadena de suministros», ha declarado Alejandro Raña, director de desarrollo de negocios de Recover, en un comunicado. «Al combinar un compromiso a largo plazo con unos altos volúmenes de producción estamos asegurándonos el poder ejercer un impacto real y duradero dentro de la industria».

El compromiso de C&A

La firma del acuerdo por parte de la empresa holandesa se enmarca dentro de su plan estratégico ‘Global Sustainability Strategy 2028‘. De esta manera, la marca pretende desmacarse del modelo tradicional lineal de producción para pasar a la estrategia circular, mucho más sostenible. Esta noticia llega tras la apertura reciente de una fábrica para la innovación en textiles en la ciudad alemana de Mönchengladbach. El edificio incorpora las últimas tecnologías en materia de producción y desarrollo textil sostenible de la multinacional.

C&A demuestra ser una marca de ropa involucrada con la acción contra el cambio climático, poniendo en marcha iniciativas que se espera que otros grandes grupos repitan. «La moda más sostenible no debe ser un producto de nicho. Nuestra colaboración con Recover es un hito en nuestro camino hacia un futuro más sostenible caracterizado por moda de calidad disponible a precios asequibles», expresó Aleix Busquets Gonzalez, director global de sostenibilidad de C&A, en el comunicado.

Con más de 1400 tiendas en 18 países europeos y más de 25.000 empleados, la apuesta de una empresa de este calibre por la moda sostenible es un hecho relevante. Ya en diciembre del pasado año, C&A participaba en el último proyecto ‘Full Circle Textiles – Poliéster’. Iniciado por Fashion for Good, una plataforma global para la innovación en textiles con sede en Ámsterdam, el proyecto tiene como objetivo validar y escalar tecnologías prometedoras en el reciclaje químico de poliéster. Este material representa el 52 % del mercado mundial de fibras. Como fibra sintética derivada del petróleo, el poliéster no se descompone naturalmente en el medioambiente. Por ello, el reciclaje químico es una solución clave que promete abordar el desafío de los desechos textiles de este componente.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉