Especial Tendencias 2022: El consumo físico debe ser un evento significativo para el usuario

El consumo físico es un evento significativo para el usuario, la tendencia clave en 2022 es la incorporación de tecnologías y acciones que mejoren la experiencia en tienda para recuperar el terreno ganado por el e-commerce al inicio de la pandemia. Por Enrique Biel, Head of Retail Asset Management, Temprano Capital.

El futuro del retail es omnicanal y esto, más que una tendencia, es una verdad asumida por todos los actores en el sector retail. Los pure players, tanto digitales como físicos, tendrán muchos más problemas y serán más débiles que aquellos proyectos que sean capaces de aprovechar y combinar las ventajas de lo físico y lo digital. Los portales de comercio electrónico, como actividadinnovador, llevan años de ventaja en exprimir al máximo sus posibilidades, con una gran atención y cuidado al user experience.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En el comercio presencial, la tendencia clave, no solo de 2022 sino de los próximos años, será recuperar terreno, siguiendo los efectos de la pandemia y la tendencia al mayor consumo digital que ya apuntaba antes de 2020. El consumidor irá a la tienda cuando su experiencia de compra física supere a la compra online.

Para ello hay que trabajar en comercios y espacios comerciales mejor diseñados, potenciando el aspecto sensorial (además de lo visual, hay que cuidar también lo auditivo, lo táctil y lo olfativo). Hay que incorporar tecnología digital, por ejemplo, con pantallas al lado de un producto donde consultar sus reviews, la combinación con otros productos, recomendaciones de expertos. Hay que combatir desventajas, como las colas o el excesivo tiempo para pagar gracias a tecnologías cashless, y ofrecer ventajas de personalización gracias a la obtención de información de los consumidores y a su procesamiento con inteligencia artificial.

El consumo físico es un evento significativo para el usuario, esto último, conocer de un modo más profundo a los consumidores, nos permitirá explotar la ventaja competitiva fundamental de los centros comerciales y las tiendas físicas: la posibilidad de convertir un acto de consumo en un evento, en una experiencia significativa. Pero para ello debemos conocer muy bien a los consumidores y alinear la oferta con sus valores, por ejemplo, siendo sostenibles tanto ecológica como socialmente, siendo tan diversos y plurales como nuestro público y, en la medida de lo posible, adelantándonos a sus ventajas y anhelos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉