Aptos: Toma de decisiones de precios rentables utilizando la elasticidad precio de la demanda

Mujer toma dos potes de agua de 5 litros en un supermercado merchandising

Cómo determinar la elasticidad de precio de la demanda de sus productos y qué tácticas de precios puede utilizar para una base sólida

La tercera ley del movimiento de Newton establece que para cada acción hay una reacción igual y opuesta. Aunque esta ley se refiere a los objetos en movimiento, el mismo principio se puede aplicar a la fijación de precios. Cuando una acción eleva los precios, suele haber una reacción opuesta y las ventas bajan. Por el contrario, cuando los precios bajan, puede generar un aumento de las ventas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Este es uno de los conceptos más básicos en precios minoristas y ha ayudado a los comerciantes a equilibrar las ventas y los objetivos de margen desde los primeros mercados en la historia de la humanidad. Ahora, donde la tercera ley de Newton no se aplica a los precios es la palabra igual. Los cambios en el precio no necesariamente tendrán la misma reacción en las ventas. Lo que determina ese nivel de reacción se llama elasticidad.

¿Qué es la elasticidad?

La elasticidad precio de la demanda se utiliza para medir la relación entre precio y demanda, y cómo los cambios en uno afectarán al otro. Todos los productos tendrán diferentes respuestas en la demanda de los consumidores a los cambios de precios. Por lo tanto, es fundamental comprender esas diferencias al tomar decisiones importantes sobre precios. Cuando se utiliza bien, la elasticidad del precio puede generar un valor enorme para los minoristas.

Si un producto es elástico, eso significa que los cambios en el precio tendrán un mayor impacto en la demanda. Por lo general, los productos con múltiples sustitutos y baja lealtad a la marca tendrán una alta elasticidad. Por ejemplo, papel higiénico en la tienda de comestibles, donde los compradores pueden comparar fácilmente los precios de varias marcas.

Sin embargo, si un producto es inelástico, los cambios de precios tendrán un impacto relativamente bajo en la demanda. Tomemos, por ejemplo, un analgésico en una tienda de conveniencia. Si alguien se detiene en una estación de servicio para encontrar alivio para un dolor de cabeza, no va a negarse a un aumento de $ 0.10 y conducir hasta la siguiente tienda.

Calcular la elasticidad de la demanda

La fórmula básica de la elasticidad de precio es:

e_{(p)}=\frac{dQ/Q}{dP/P}

Técnicamente, esta fórmula producirá una elasticidad negativa, o coeficiente de elasticidad, debido a la relación opuesta entre precio y demanda. Sin embargo, para que sea un concepto más fácil de entender y usar, convierta los cálculos a un valor positivo y siga estas pautas: Los productos con una elasticidad mayor que 1 son elásticos y los productos con una elasticidad menor que 1 son inelásticos.

Esto puede parecer sencillo, pero la realidad es que los verdaderos cálculos de elasticidad son mucho más sofisticados y no producen resultados lineales. Hay otras consideraciones y factores en juego que afectan la elasticidad precio de la demanda. Cosas como vehículos promocionales, estacionalidad, respaldo de celebridades y límites estrictos a la demanda, llevan la elasticidad de cálculo más allá de una simple fórmula. Aquí es donde Revionics puede ayudar al aprovechar la inteligencia artificial para remodelar las elasticidades a medida que cambia la demanda.

Uso de la elasticidad para las decisiones de precios

Conocer la elasticidad de sus productos es clave para determinar cómo reaccionarán los clientes a los cambios de precios. Equipado con esa información, hay dos movimientos estratégicos de precios que puede realizar para aumentar las ganancias.

Para productos elásticos, reduzca los precios para generar más volumen de ventas. Esto también mejorará su percepción de precios en el mercado.

Con productos inelásticos, aumente sus precios para generar márgenes más altos con un impacto limitado en las unidades vendidas.

Tener éxito con la elasticidad de precio de la demanda

Ser capaz de calcular de manera efectiva millones de valores de elasticidad y adaptarlos dinámicamente a medida que cambia la demanda es imposible sin la ayuda de una plataforma de precios de IA. Sin embargo, con la solución de precios de IA adecuada, los minoristas pueden garantizar una mayor generación de valor, mejores capacidades de pronóstico y la capacidad de aprovechar potentes optimizaciones científicas. En Revionics, podemos ayudarlo a encontrar el equilibrio correcto entre aumentos y disminuciones de precios para maximizar los resultados y alcanzar los objetivos comerciales clave.

Contáctanos aquí para que uno de nuestros expertos evalúe su estrategia de precios y conocer cómo podría aumentar sus márgenes.