VIPS aprovecha los ERTE y mantiene dentro al 10% de la plantilla

Logo vips en un ventanal de vidrio

El grupo mexicano Alsea, gestor en España de franquicias Starbucks, Burger King y Domino’s Pizza, no pudo reincorporar a pleno rendimiento a sus 22.000 trabajadores en España hasta el mes de junio.

Aunque el proceso de vacunación avanza, la incidencia acumulada se contiene y las restricciones a la movilidad son mucho más permisivas que en 2020, los grandes grupos de restauración no han dado el carpetazo final a la pandemia del coronavirus. Alsea, el operador de restaurantes líder en América Latina y dueño en España de la cadena VIPS desde hace tres años, todavía no ha logrado reincorporar al 100% de sus empleados a la plantilla. Como la mayoría de sus rivales, el grupo mexicano ha aprovechado el escudo laboral de los ERTE para mantener a buena parte de sus trabajadores bajo este mecanismo, con el objetivo de reincorporarlos en el futuro y evitar su despido.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

De acuerdo a los datos hasta el final del mes de junio, el dueño de VIPS ha reducido el número de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en España, sin poder desafectar a toda la plantilla. En el primer trimestre del año, la cifra de personas afectadas era de entre el 20 y el 30% del grupo, lo que equivale a aproximadamente más de 5.000 trabajadores; al inicio del verano el número se rebajaba hasta los 2.000 empleados. Fuentes del sindicato Fetico consultadas por La Información avanzan que durante el mes de julio se siguió desafectando a más personal.

No cabe duda de que mientras algunas grandes firmas han logrado sacar a todos sus trabajadores del ERTE en España -la aerolínea Ryanair, la cadena de coches rent a car Sixt o Primark, el gigante de la moda fast fashion, son algunas de las empresas que lo han anunciado- la pandemia sigue haciendo estragos en la restauración, que es más susceptible a las restricciones en horarios y aforos. De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, todavía hay 128.000 empleados de los servicios de comidas y bebidas en ERTE.

Alsea, que también gestiona en España franquicias de Domino’s Pizza, Burger King, Ginos y Starbucks, ha aprovechado el mecanismo de los ERTE desde que arrancó la pandemia. En el mercado nacional, la crisis sanitaria ha llevado al Gobierno, los sindicatos y la patronal empresarial a pactar distintas prórrogas para utilizar esta medida de gracia como dique de contención para la destrucción de empleo. La última extensión del plazo se alcanzó en el mes de mayo, cuando además se acordaron exoneraciones mayores para los casos de los trabajadores que se reincorporen a la actividad. En el caso de organizaciones como grupo VIPS, estas ayudas serían del 85% en los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

La decisión responde a la necesidad de asistir a aquellas empresas que todavía registran niveles de actividad inferiores a las que anotaban antes de la crisis sanitaria. Alsea, al menos, ha mejorado sus números respecto a los del pasado 2020. Aunque las cifras de España no se desglosan en detalle, sí lo hace los de la división Europa, donde nuestro país es el que tiene más peso. Los ingresos de esta división presentaron un enorme incremento en ventas de (+159,7%), llegando a 4,280 millones de pesos (179 millones de euros al cambio actual) en comparación con el segundo trimestre de 2020.

España, segundo país en medio de la reestructuración

Por número de establecimientos, no se observan cambios significativos en el perímetro. España cuenta con 1.046 establecimientos, siendo la segunda plaza de todo el grupo internacional. Solo le supera México, con 2.169 establecimientos, y está muy por encima de países como Francia (194), Colombia (189), Países Bajos (89), Bélgica (32), Portugal (23), Uruguay (9) o Luxemburgo (4).

Todo ello pese a la reestructuración de su red de establecimientos. Con motivo de la pandemia, el grupo cerró 28 restaurantes en el país al cierre de 2020. Su decisión pasaba también por desmantelar por definitiva la cadena de comida asiática Wagamama, que había tenido resultados muy pobres en el mercado nacional y que se incorporó como franquicia por los antiguos propietarios de Vips, la familia Arango y el fondo de capital riesgo ProA Capital.

Un poco antes, en enero de 2020, el grupo había decidido cerrar La Vaca Argentina, la enseña especializada en carnes y que arrastraba pérdidas en los últimos ocho ejercicios. Alsea, sin embargo, había intentado relanzar la compañía con un rebranding y un lavado de cara, aunque sin efectos a la vista de los resultados. El grupo siempre ha respondido sobre los distintos cierres que las decisiones se debían «un ejercicio de racionalización del portafolio» para «priorizar e impulsar el desarrollo de las principales marcas”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉