RetailJobs: cómo recuperarse cuando un nuevo trabajo resulta ser una desilusión

 

Transición y adaptación: cómo recuperarse cuando un nuevo trabajo resulta ser una desilusión

Muchas personas caen en depresión y cuestionan su vocación si el cambio no es lo que esperaban. Capacidad de adaptación y optimismo son la clave

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Cuando una persona cambia de trabajo es posible que se encuentre ante una situación distinta a sus expectativas.

Si esto ocurre, debe evitar caer en el inmovilismo, tener una actitud positiva, y buscar la alternativa que le devuelva la ilusión.

La transición a un nuevo puesto, en general, no es fácil ya que se deben aprender a desarrollar nuevas tareas y ejecutarlas de un modo diferente.

También es menester conocer a los nuevos compañeros y superiores, asumir los valores corporativos de la compañía a la que se ingresó, entre otras cuestiones.

LEA TAMBIÉN: RetailJobs: El desafío de la transformación digital reconfigura el perfil profesional de RRHH

En ocasiones, habrá ciertos aspectos que no resultan como se esperaba. En estos casos, las personas tienen dos opciones: aceptar la situación, evitando caer en la frustración y con la capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias, o hablar directamente con nuestros responsables o compañeros.

Algunos no son capaces de afrontar de manera optimista este desafío laboral, y pueden llegar a caer en depresión, cuestionándose incluso su profesión.

La capacidad de adaptación juega aquí un papel fundamental para afrontar los cambios. Es por ello que, al mudar de trabajo, se debe adoptar este reto como una cuestión positiva que ayudará a crecer y mejorar profesionalmente. Pero todo esto lleva tiempo.

Si bien las competencias necesarias para superar posibles desilusiones laborales no se aprenden en ninguna escuela, tener la capacidad de salir fortalecido de situaciones negativas (resiliencia), y saber controlar la frustración son habilidades que se pueden adquirir.

La comunidad laboral Trabajando.com – Universia recogió algunas de las claves para tener motivación laboral cuando los cambios no resultan como se esperaban.

1.-Si tras un tiempo no se consigue la adaptación y esto empieza a ser un problema, sera necesario mantener una conversación con un superior para exponer la situación, y ver en qué áreas se podría mejorar. Analizar los pro y los contra de permanecer en esa compañía.

2.-Con cada nueva experiencia vital siempre se aprenden nuevas lecciones. Analizar los errores dell pasado en procesos de selección o a lo largo de la trayectoria profesional, será de gran ayuda para no repetirlos.

3.-Las personas desempleadas deben mantener una rutina similar a la que se lleva con un trabajo. Realizar una búsqueda estratégica de empleo, mejorar su formación, y ampliar su red de contactos le ayudarán a mantener una actitud positiva.

4.-Si todo falla, acudir a la red de contactos para comunicar que está en búsqueda de nuevas oportunidades laborales.

Javier Caparrós, director general de Trabajando.com y HR-Consulting, opinó acerca de cuál es la mejor mentalidad con la cual encarar una desilusión laboral.

«Debemos tratar de buscar soluciones factibles para darle la vuelta: hablar con los compañeros o superiores para exponer las causas de la desilusión puede ser un buen punto de partida. Muchas veces no se expresan las preocupaciones por miedo, y ahí está el principal error», comentó.

Fuente: iProfesional

 

Please enter your comment!
Please enter your name here