Orange sella con sindicatos ERE para 400 personas en España

Publicidad Orange
  • Son 80 menos de los previstos por la empresa en mayo
  • La mitad de los despidos voluntarios serán como máximo en forma de prejubilaciones

El preacuerdo alcanzado esta madrugada entre la dirección de Orange y los sindicatos para el ERE en España se ha cerrado en 400 despidos voluntarios. La mitad, como máximo, se realizarán en forma de prejubilaciones y por una indemnización de hasta 62 días por año trabajado en función del nivel salarial, según fuentes de UGT.

Las secciones sindicales han aceptado así la última oferta presentada por Orange tras una reunión que comenzó este lunes hacia las 12:25 horas del mediodía y ha concluido en la madrugada del martes hacia las una de la mañana, con algunos recesos intermedios. Según los sindicatos, el acuerdo queda a expensas del refrendo de la plantilla.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La oferta de la empresa de telefonía móvil ha pasado por rebajar el ERE a 400 personas -85 menos de las planteadas inicialmente en mayo- con posibilidad de salidas de todos los lugares, salvo de aquellos que sean estratégicos para la compañía.

Las condiciones del ERE

La modalidad del ERE es voluntaria, pero con posibilidad de veto a o diferimiento de las salidas por necesidades de producción. El período de adscripción será hasta el 31 de julio y la indemnización fijada oscila entre los 57 días y 62 días por año trabajado en función del salario percibido, 50.000 euros para el primer caso, y 27.000 para el último.

Entre otros puntos, se ha fijado un tope indemnizatorio de 42 mensualidades para salarios fijos brutos superiores a 50.000 euros. En cuanto a las prejubilaciones, se incrementa el número máximo de posibles acogidos a 200 y la adscripción se abre para la plantilla que cumple 54 años hasta del 31 de diciembre de 2022. En caso de que no se alcanzara el número podrán adscribirse hasta cumplir ese tope personas que los cumplan antes del 31 de 2023.

El preacuerdo pasa también por las garantías a los empleados que se quedan en la empresa, a los que se ofrece las mismas que las que se firmaron en 2016. Así, Orange se compromete a no ejecutar un nuevo ERE en el plazo de dos años, ni a abordar durante un año procesos colectivos de externalización con destrucción directa de empleo o de movilidad geográfica forzosa.

Desde UGT, consideran que este preacuerdo es un «éxito de la negociación colectiva» y un triunfo de la voluntad de una plantilla que ha estado al lado de sus representantes en todo el proceso. También ha reconocido la «flexibilidad» de la dirección.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉