Franquiciados de Telepizza estudian emprender acciones legales por pacto con Pizza Hut

Pizza

Franquiciados de Telepizza estudian emprender acciones legales por considerar que la compañía está incumpliendo los compromisos alcanzados en 2018 en relación con su alianza con Yum Brands, dueña de Pizza Hut, y sentirse perjudicados.

Así lo ha señalado un portavoz de la Asociación de Franquiciados de Telepizza, quien ha revelado que se encuentran «en comunicación» con los directivos de la firma para recibir «explicaciones» sobre su nueva estrategia, mientras analizan recurrir a los tribunales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La empresa ha negado estas acusaciones y ha defendido los beneficios de esta alianza.

La Asociación de Franquiciados denuncia el «incumplimiento» de varios puntos incluidos en una adenda firmada hace tres años por los franquiciados y los responsables de Telepizza, en la cual la empresa adquirió una serie de compromisos tras negociar con este colectivo.

La citada asociación interpuso en 2018 varios recursos -ante los juzgados, las autoridades de Competencia y la Comisión Nacional del Mercado de Valores- dirigidos a paralizar la alianza entre la compañía española y Yum, aunque aceptó retirarlos tras las conversaciones mantenidas.

La operación con Yum permitió al grupo -hoy llamado Food Delivery Brands- duplicar ventas, crecer de 20 a 37 países y aumentar en un 60 % su número de restaurantes, pasando a convertirse en un especialista en gestionar marcas de restauración a cambio de que su enseña Telepizza perdiese peso en su negocio.

En la península ibérica el acuerdo de 2018 recoge expresamente el mantenimiento de la marca Telepizza, aunque al mismo tiempo Food Delivery Brands se responsabiliza de acometer una «expansión estratégica y complementaria» de Pizza Hut en España.

Es precisamente este punto el que más preocupó a los franquiciados de Telepizza, que consideran que se trata de dos marcas que compiten en un mismo mercado.

El acuerdo alcanzado entonces obliga a Food Delivery Brands a «primar» el negocio de Telepizza, a no «confundir» las marcas y utilizar equipos independientes para cada enseña, según los franquiciados.

Sin embargo, la asociación afirma que ya existen casos en los que la compañía propone a franquiciados cambiar un establecimiento Telepizza por un Pizza Hut o incluso exigir la apertura de un Pizza Hut adicional como condición «sine qua non» para renovar la licencia actual con Telepizza.

«Están incumpliendo cada vez más puntos, por eso ya estamos estudiando acciones legales, aunque primero intentaremos llegar a acuerdos», ha detallado el mismo portavoz, tras apuntar que también hay franquiciados a los que proponen reducir la zona de exclusión (es decir, la distancia mínima a la que la compañía se compromete a no colocar otro establecimiento de la cadena).

Fuentes oficiales de Food Delivery Brands han señalado que por el momento no les consta «reclamación alguna» y han negado el incumplimiento de sus términos.

Además, han remarcado que la citada asociación sólo representa los intereses de un 18 % de sus franquiciados en España (unos 120, según sus cálculos) y se han reafirmado en su intención de seguir ofreciendo a sus actuales socios la posibilidad de apostar por desarrollar su negocio con nuevos Pizza Hut.

«La alianza ha añadido valor a los franquiciados, ya que les ofrece poder seguir creciendo a través de una segunda marca complementaria a Telepizza (…) En ningún caso se les obliga ni se les presiona a abrir Pizza Hut ni permite abrir locales en sus áreas de influencia», han garantizado.

Food Delivery Brands anunció esta misma semana la revisión del acuerdo alcanzado con Yum para adaptar (a la baja) sus objetivos debido al impacto de la pandemia, aunque por el momento no ha hecho público el documento.

Además, explicó que Yum ha hecho efectiva la opción de compra que disponía sobre la marca Telepizza para adquirirla por 10,1 millones de euros, aunque el grupo español continúa conservando su «usufructo».

Food Delivery Brands, que celebra junta de accionistas el día 26 de mayo, está controlada accionarialmente por el fondo KKR y en los últimos meses ha acometido numerosos cambios en su equipo directivo, incluyendo las salidas de Manuel Loring, Fernando Frauca, Ignacio González Barrajón o Miguel Justribó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉