Bancos con más mujeres en consejos de administración cometen menos fraudes

Mujeres ejecutivas
  • Con las mujeres al frente, los bancos se ahorraron 6,43 millones al año en multas
  • La ética, factor por el que las mujeres podrían gestionar mejor los riesgos

Las entidades bancarias que cuentan con mayor representación femenina en sus consejos de administración presentan menos casos de fraudes, multas o mala conducta, según un estudio realizado por investigadores de la Cass Business School de la City University of London.

Los investigadores establecieron que en los bancos con mayor representación de mujeres en sus consejos existe menor riesgo de casos con malas prácticas o delitos como blanqueo de capitales, manipulaciones del mercado, prácticas de venta engañosas o deshonestas, fraude fiscal y contable y discriminación laboral.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este sentido, descubrieron que, desde la crisis económica de 2008, los grandes bancos europeos con mayor número de directoras se enfrentaron a multas más bajas y menos frecuentes por mala conducta, ahorrándoles a estas instituciones una media de 6,43 millones de euros al año, explica la profesora Barbara Casu en una entrevista para la revista Harvard Business Review.

En dicho estudio, se analizaron factores como el número de multas recibidas, el tamaño de la junta, el mandato y edad del director y director general, la rotación del director ejecutivo, el tamaño del banco o el rendimiento de los bancos sobre el capital y la volatilidad de los rendimientos de las acciones.

Casu señala que, desde 2008 a 2018, el gobierno de Estados Unidos impuso a bancos europeos alrededor de 500.000 millones de dólares en multas, unos 410.000 millones de euros. «Descubrimos que se necesitan al menos tres mujeres para cambiar la dinámica, y el efecto es aún mayor cuando hay directoras y mujeres en puestos ejecutivos en los bancos. Creemos que la diversidad de género en ambas áreas es fundamental», añade.

La ética como aspecto fundamental

Para Casu, el resultado del estudio no debe entenderse como que las mujeres son mejores que los hombres, pero que sí que pueden ser más éticas. «Las mujeres aportan un conjunto de habilidades diferentes y contribuyen a una mejor supervisión y gestión de los riesgos», detalló.

Revela que las mujeres pueden ser más éticas, ya que tienden a ser educadas desde la infancia «para que sean más afectuosas, complacientes y agradables, mientras que los hombres a menudo son recompensados ??por ser agresivos y ambiciosos, y buscar ganancias personales».

La gestión de las mujeres en las crisis

Tal y como establece la consultora del desarrollo de liderazgo, Zenger Folkman, las mujeres son mejores líderes, especialmente en una crisis como por ejemplo la del coronavirus. En ella, la mayoría de los países liderados por mujeres presentaban tasas de mortalidad más bajas que las de los países por los hombres.

Según los análisis realizados por esta consultora durante el pandemia, las mujeres superaron a los hombres en una mayoría de competencias de liderazgo, como en la toma de decisiones y riesgos, resolución y análisis de problemas, innovación, construcción de relaciones, honestidad, ambición y motivación, entre otras.

Aumento de las mujeres en empresas públicas españolas

El 37% de miembros de los Consejos de Administración de las empresas públicas estatales son mujeres, según datos de un estudio realizado por el Instituto de las Mujeres referido a 2020.

El trabajo ha analizado la presencia femenina en los Consejos de Administración de 51 entidades del sector público empresarial del Estado, en los años 2015, 2017 y 2020. En este último año se sitúa en el 37 % (222 mujeres de un total de 595 miembros), produciéndose un incremento con respecto a 2015 (31 %) de seis puntos porcentuales. En cuanto a las presidencias, en 2020 solo 11 empresas contaban con mujeres al frente de sus consejos de administración (el 22 %).

De continuar con la progresión de los últimos cinco años, en 2023 se alcanzaría una participación equilibrada en los consejos de administración de las empresas públicas estatales, cumpliendo el objetivo de la Comisión Europea en su Estrategia 2020-2025, por el que ninguno de los sexos debería tener una representación inferior al 40% ni superior al 60%.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉