Te dejo un millón de motivos para pasarte a la moda sostenible

moda sostenible

Moda sostenible, Por si no bastaran todas las razones que respaldan la producción ‘eco’, te descubrimos un buen puñado de firmas que terminarán de convencerte. Seguro que no necesitas más ropa, pero te recomendamos apostar por prendas tan ‘cool’ como ecológicas en tus próximas compras del otoño.

“¿Cuántos de vosotros sabéis quién ha hecho vuestra ropa?”, preguntaba Heather Knight a los asistentes de la VI Jornada de Moda Sostenible celebrada en el Museo del Traje. “Quizá la etiqueta diga ‘made in Bangladesh’ o ‘made in China’, pero no te cuenta la historia completa. Solo indica dónde se cosió, no dónde se cultivó y tiñó el algodón, ni mucho menos quién la hizo, cuánto gana esa persona o cómo es su vida”, continúa. Ella es la directora de branding, diseño y comunicación de Fashion Revolution, un movimiento global que exige más transparencia, ecología y ética en la industria de la moda. Sostenibilidad, en definitiva. ¿Su estrategia? Trasladar a las marcas la pregunta que Knight acaba de plantear a la audiencia: “¿Quién hizo mi ropa?”.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según Knight, “la sociedad consume un 400% más de ropa y tarda en desecharla la mitad de tiempo que hace 20 años”. De modo que la máxima leninista “si no eres parte de la solución, eres parte del problema” también atañe a los consumidores de moda. Así lo entiende Fashion Revolution, creado a raíz del colapso de la fábrica de Rana Plaza, que provocó la muerte de 1.138 personas en 2013.

Gema Gómez conoce bien todas las facetas de esta industria. Desde hace más de diez años se halla al frente de Slow Fashion Next, un grupo de profesionales expertos en Moda, Sostenibilidad, Emprendimiento y Negocio, aunque antes desarrolló parte de su dilatada trayectoria como diseñadora en dos grandes cadenas textiles españolas.

“Fue entonces, en los viajes a Asia, cuando descubrí el otro lado de la profesión que tanto amaba. Hasta el punto de que al regreso de estos viajes me resultaba imposible mandar a producir tales cantidades de prendas, sabiendo que los químicos iban a parar directamente a los ríos y que a menudo las trabajadoras eran niñas menores de once años”, recuerda.

Comerse la ropa

Por desgracia, la industria de la moda recuerda cada vez más a la alimenticia, cuyos productos se compran y venden como bienes caducos de un solo uso. ¿Te habías parado a considerar que tanto la ropa como los alimentos pueden ser orgánicos o fast? El caso de Primark resulta revelador. Se trata de la primera cadena de moda en España en número de compradores, y pertenece a Associated British Food, una multinacional británica del sector alimenticio que aplica el mismo modelo de negocio a todas sus empresas.

Hablando de alimentos, Gema Gómez señala que “las tendencias ‘se han comido’ al producto. Creo que nos han alejado de nosotras mismas y que las mujeres de hoy en día no visten mejor que nuestras abuelas, por ejemplo, que tenían muchas menos prendas pero que les sentaban como un guante”. En sus armarios abundaban las piezas confeccionadas a medida, con tejidos de una calidad superior a los empleados en la actualidad. ¡La moda de los años 60 era mucho más sostenible! Pero aún hay esperanza: “Creo que los consumidores son más conscientes. En el vestir, en el comer, en el estilo de vida en general, pero no solo en eso. Se ha discutido sobre algunos temas: ¿por qué no sobre moda?”, dijo Stella McCartney a la edición italiana de Marie Claire temporadas atrás.

En resumen, una nueva generación de consumidores exige un valor añadido a la calidad y autenticidad: la sostenibilidad. De ahí que, según Gema Gómez, aunque solo sea por “esta nueva tendencia de bienestar” que nos lleva a beber zumos detox y practicar yoga o mindfulness, nos acabaremos pasando a la slow fashion.

Despacito y con naturalidad

Pero no nos confundamos. La slow fashion no es la solución a la fast fashion. Como explica la periodista Brenda Chávez “la slow fashion es la respuesta a la fast fashion y sus impactos, pero la solución para acabar con los aspectos nocivos de la fast fashion es que las empresas que la practican asuman sus responsabilidades sociales (que paguen sueldos dignos, respeten los derechos laborales, etc.) y medioambientales (que no contaminen el suelo, el agua, etc., que reduzcan los residuos textiles que crean, que no usen sustancias tóxicas en su fabricación, etc.)”.

En este sentido, firmas de todo el mundo, como la española Ecoalf, la británica Mara Hoffman o la inspiradora Stella McCartney actúan de manera ejemplar. Cada una de ellas pioneras en su mercado apostaron por una producción más consciente, con una ética que proyecta el bienestar social, pero también ecológico de nuestro planeta. Donde cada vez se apuesta más por materiales reciclados o materias primas modulables, libres de químicos y procesos industriales.

Según un informe publicado por la Global Fashion Agenda y The Boston Consulting Group, para el año 2030 el consumo de ropa aumentará un 63%, a 102 millones de toneladas. ¿La buena noticia? Si la industria de la moda mejora su actuación medioambiental y social, no solo aumentará sus perspectivas comerciales, sino que para 2030 también sumará hasta 160.000 millones de euros anuales a la economía mundial.

Eco-lujo y ¿eco fast-fashion?

DKNY, Bottega Veneta, Balenciaga, Gucci… La conexión entre ética y estética está de moda y cada vez más firmas de alta gama insisten en ella. Stella McCartney ha sido pionera en subir moda sostenible a las pasarelas más prestigiosas. Nada en sus colecciones es de origen animal. Incluso la seda que utiliza es extraída de los gusanos mediante un innovador proceso que evita cocerlos vivos. “Cuando empecé a trabajar, se me dijo que nunca tendría éxito, sobre todo en accesorios. Ha sido durísimo, pero es un desafío que me da fuerzas para avanzar y definir la contemporaneidad de mi firma”, confiesa.

Aunque, como advertimos, McCartney no está sola. Otra británica, Mara Hoffman, comparte sus ideales, así como Ralph Lauren o algunas de las grandes firmas de alta joyería. Y por si fuera poco, el conglomerado de lujo Kering promueve desde 2012 un programa de Responsabilidad Corporativa que está rompiendo prejuicios sobre el atractivo de la moda sostenible.

Vea también: ¿Cómo debo vestirte según mi tipo de cuerpo?

“Es cierto que hace unos años todo lo sostenible era ‘eco-feo’. Parecía que implicaba dejar de lado la parte estética, pero es obvio que no solo en moda, sino en muchos ámbitos. Por fortuna, lo sostenible ya está triunfando en diseño”, explica Sandra Pina, directora de Sustainable Brands España y socia de la consultora en materia de sostenibilidad Somos Quiero.

Así se aprecia en los favorecedores vaqueros de Human I+D, los jerséis de Laios o la joyería artesanal de Cala Jewels. Pero también en las colecciones Conscious y Conscious Exclusive, de H&M, Join Life, de Zara, o Mango Committed… Las líneas sostenibles son tan punteras en diseño como el resto de la fast fashion. Claro que hay que tener en cuenta hasta qué punto son sinceras estas teorías sostenibles.

Desde Marie Claire lo tenemos claro: ser sostenible está a la orden del día y es momento de empezar a transformar nuestra conciencia hacia estos valores. ¿No sabes cómo? Quizás, algunas de estas 15 firmas de moda sostenibles, te ayuden a iniciarte en el mundo de la moda consciente. Prometemos, no te arrepentirás.

1. HUMAN + ID
HUMAN + ID es una nueva marca de vaqueros con producción propia y centrada en los pilares de la sostenibilidad, la calidad y el Slow Fashion. El universo del tejido denim sustenta la identidad de HUMAN + ID, pretendiendo incluir a cualquier tipo de mujer a través de la variedad de sus diseños y estilos, ajustándose perfectamente a cualquier tipo de cuerpo.

Todo ello bajo los principios de la economía circular, la producción reducida para definirse como una marca que apuesta por el Slow Fashion y la fabricación responsable con el medio ambiente a través del “residuo cero”, el packaging sostenible y el uso de materiales procedentes de recursos renovables o reciclables, destacando el algodón o la fibra de cáñamo.

2. &Me Unlimited
Nacida en 2019, &Me Unlimited es una firma de moda “made in spain” que busca hacer del sector de la moda algo “diferente”. ¿Cómo? A través de procesos de producción y manufactura más conscientes y sostenibles. Y es que, todos los productos de &Me Unlimited se elaboran a través de procesos artesanales de confección, asegurando la calidad tanto de los procesos de producción como del resultado final.

Además, la firma está en constante renovación, buscando nuevas alternativas que les permitan optimizar lo tradicional, con el propósito de minimizar el impacto de la moda en el medio ambiente y lograr el balance perfecto entre fibras recicladas y de certificación sostenible.

3. Mara Hoffman
Esta diseñadora británica cree firmemente en las prácticas conscientes, que constituyen la base fundamental de su empresa. Mara Hoffman solo utiliza materiales ecológicos y sostenibles, y produce de forma responsable.

4. Cala Jewels
Con una técnica artesanal que prescinde de moldes y ceras, las joyas de Cala Jewels son creadas a mano utilizando hojas naturales, que son cuidadosamente modeladas para dar forma a las piezas deseadas. Este enfoque artesanal asegura que cada diseño sea único y exclusivo.

Al utilizar hojas naturales en lugar de materiales sintéticos o minerales, Cala Jewels también pone su granito de arena para la reducción de la huella ecológica. Las hojas son elementos naturales y renovables, y su uso en la fabricación de joyas evita la extracción de recursos adicionales de la tierra.

5. Ecoalf
Dado que consumimos cinco veces más recursos de los que el planeta puede generar de forma natural, los diseños de Ecoalf están elaborados completamente con materiales reciclados procedentes de los fondos marinos. La marca verde española más internacional se ha ganado el favor de celebridades como Gwyneth Paltrow, Karolina Kurkova o Will Smith.

6. Maison Gracen
Maison Gracen nace de la necesidad y el deseo de rendir homenaje a la artesanía, la sostenibilidad y al slow fashion. Con una mirada romántica y un cuidado por los pequeños detalles, esta firma de accesorios produce gorros y otros accesorios tejidos a mano, utilizando siempre productos de máxima calidad como el mohair y la alpaca en invierno o el algodón para el verano.

7. Stella McCartney
No podemos hablar de moda sostenible sin mencionarla a ella, Stella McCartney. La hija de Paul fue pionera en el sector del lujo en aunar moda y sostenibilidad, creando colecciones eternas con un valor eco. Entre los valores más populares de la marca destaca la negativa del uso del cuero, así como cualquier otro material que impliquen crueldad animal.

8. Veja
Una referencia del sector deportivo, sus modelos de deportivas ecológicas, con materiales sostenible y de comercio justo, son una tendencia en auge en las calles de todo el mundo. Además, son un básico que jamás pasará de moda.

9. Reformation
“Ir desnudas es la primera opción más sostenible. La segunda es Reformation”, dice su lema. A partir de tejidos ecológicos y prendas vintage, aplicando a su vez un método de producción justo, Reformation multiplica el estilo en sus diseños y minimiza los daños ambientales.

10. talk under light
La filosofía de talk under light se basa en el minimalismo, la naturalidad, la comodidad y la funcionalidad. La marca promueve una belleza imperfecta y se esfuerza por crear lencería que realmente respira con tu cuerpo, conectándote con tu propia esencia y con el entorno que te rodea. Todo ello sumado al valor de la firma por la sostenibilidad, apostando por el algodón orgánico como el tejido primario de cada pieza, así como por el uso de tintes naturales libres de tóxicos, evitando cualquier impacto negativo en el medio ambiente.

11. SKFK
SKFK cree con convicción que la moda puede ser una fuerza positiva para el cambio. A través de sus prácticas comerciales responsables, aspira a inspirar tanto a la industria como a los consumidores a unirse al movimiento hacia un futuro más sostenible. Desde sus estampados únicos hasta su elección de fibras ecológicas, SKFK demuestra que la moda puede ser un vehículo para la expresión creativa y la acción consciente.

12. LØCI
El objetivo de LØCI es dejar una huella positiva en el planeta y se esfuerza cada día por llegar a él, empleando para la producción de su calzado, materiales 100% naturales y reciclados. Por ello, incluye plástico reciclado de los océanos, corcho, caucho y bambú natural, nailon sostenible y latón reciclado.

Además, el 10% de los beneficios de cada par vendido online se destina a la protección del medio ambiente, colaborando con asociaciones comprometidas con las especies vulnerables y sus hábitats destruidos por la continua recolección de recursos naturales.

13. Blue Banana
Blue Banana nace en 2016 en España con la misión de inspirar a las nuevas generaciones, animándolas a hacer de su vida una aventura. Sus colecciones son desenfadadas, minimalistas y se caracterizan por su compromiso constante con el medio ambiente, ya que todas las prendas de Blue Banana están hechas de algodón 100 % orgánico, poliéster reciclado y otros materiales innovadores que implican un menor impacto medioambiental.

14. IAIOS
La española Gemma Barbany, miembro de la cuarta generación de una familia dedicada a la industria textil, es el alma de IAIOS, una firma consciente basada en una producción lenta, con jerséis reciclados en pequeñas empresas locales.

15. The New Society
The New Society nace en España, en el año 2018, como un proyecto personal de Estefanía Grandio por el deseo de acompañar la transformación de nuestra sociedad -cada vez más consciente- con la belleza de la estética atemporal. ¿El resultado? Una marca sostenible con un lenguaje estético fuerte, en constante búsqueda de la belleza, transmitiendo emoción en cada colección con un elemento fuertemente conceptual.

Puedes leer la nota de la fuente aquí

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉