Sucesiones en Louis Vuitton y en Inditex

De acuerdo al portal de noticias economiadigital.es

Sucesiones en Louis Vuitton y en Inditex: las tres grandes diferencias

El próximo mes de abril habrá un aniversario especial en Arteixo. Se cumple un año del ascenso a la presidencia de Inditex de la benjamina del fundador. Marta Ortega Pérez, que acaba de cumplir 39 años, es actualmente presidenta no ejecutiva del grupo, aunque con roles en determinados ámbitos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Inditex es una de las empresas de mayor valor bursátil de España. En Francia, otro grupo de moda, LVMH, es el de mayor capitalización de la bolsa. Y también está en pleno proceso de sucesión.

Una de las hijas del magnate francés Bernard Arnault, Delphine, acaba de ser nombrada consejera delegada de Christian Dior, la icónica marca de moda y uno de los buques insignia del emporio del lujo de su padre, LVMH. La empresa explica que Delphine Arnault, que ha sido desde 2013 directora general adjunta de Louis Vuitton, reemplazará al frente de Christian Dior Couture a Pietro Beccari, que por su parte se convierte en el ‘número uno’ de Louis Vuitton.

Puestos ejecutivos en LVMH
Delphine Arnault ya era una de las grandes ejecutivas del grupo, con máximas competencias en una de las principales marcas. Antes, había estado doce años en Christian Dior. Y lleva otros diez en Louis Vuitton. Esta trayectoria contrasta con la de Marta Ortega en Inditex, muy vinculada a Zara Woman tras haber pasado por otros departamentos, pero sin sobresalir en cuanto a responsabilidades ejecutivas en estos años. Siempre cerca del producto, suelen señalar desde Arteixo.

Hay otra diferencia que provoca en cierta medida que ambas herederas tengan trayectorias bien distintas. Y es la edad. El patriarca de los Arnault señala que el nombramiento de su hija, que tiene 47 años, «marca la continuidad de un recorrido de excelencia en la moda y la marroquinería, primero en Christian Dior durante doce años y luego en Louis Vuitton estos últimos años donde era la ‘número dos’, encargada de todos los productos».

«Bajo su dirección», añade, «ha progresado considerablemente el deseo por los productos, lo que ha permitido a la marca ir de récord en récord. Su mirada profesional y su experiencia incomparable serán bazas decisivas para continuar el desarrollo de Christian Dior».

Hermanos en la gestión
Los cinco hijos de Bernard Arnault trabajan en LVMH que es, con gran diferencia, la empresa de mayor capitalización de las que cotizan en la Bolsa de París. Esta es otra diferencia con Inditex. Solo Marta está vinculada directamente en la gestión y representación de Inditex.

Sandra Ortega, su hermanastra, que es la segunda accionista del grupo, no pisa Arteixo. Su madre ya fallecida, Rosalía Mera, abandonó el consejo de administración en junio de 2004. El marido de Sandra sí trabaja en Inditex, muy vinculado a áreas de innovación y sostenibilidad. Por tanto, edad, trayectoria profesional y vínculos familiares en la gestión, las tres grandes diferencias entre Marta Ortega y Delphine Arnault en Inditex y en LVMH.