Under Armour cierra primer trimestre con pérdidas

Cierra primer trimestre con pérdidas

Under Armour cierra primer trimestre con pérdidas y con un leve crecimiento de las ventas del 3,5%. Para el ejercicio en curso, la empresa prevé un crecimiento de hasta el 7%, con un recorte de hasta 200 puntos básicos en el margen operativo.

Cierra primer trimestre con pérdidas

La empresa ha cerrado un trimestre de transición, ya que ha cambiado la fecha de cierre de su ejercicio del 31 de diciembre al 31 de marzo, por lo que pasará directamente del ejercicio fiscal 2021 (finalizado el pasado diciembre) al ejercicio fiscal 2023 (que terminará en marzo del año que viene).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Para este curso, la compañía prevé que su facturación se incremente entre un 5% y un 7% respecto al periodo comparable (del 1 de abril de 2021 al 31 de marzo de 2022), cuando facturó 5.700 millones de dólares.

Esta previsión tiene en cuenta un crecimiento a un solo dígito en Norteamérica y algo menor en el mercado internacional. La compañía también contempla un impacto negativo de tres puntos porcentuales debido a la decisión de cancelar pedidos afectados por problemas de capacidad, retrasos en las entregas y restricciones en China.

Under Armour prevé que su margen se reduzca entre 150 puntos y 200 puntos básicos

El margen bruto se contraerá entre 150 y 200 puntos básicos en el ejercicio en curso, respecto a una base del 49,6% para el periodo comparable. Under Armour argumenta la previsión por las presiones inflacionarias en el transporte y el producto, un mix de canales “desfavorables” y el efecto divisa. El resultado operativo, por su parte, pasará de 424 millones de dólares a una horquilla de entre 375 millones y 400 millones de dólares.

El grupo da por concluido su plan de reestructuración, puesto en macha en 2020, que ha supuesto un coste extraordinario de 571 millones de dólares, de los cuales 197 millones de dólares fueron gasto en efectivo.

En el periodo de transición, de enero a marzo, Under Armour facturó 1.301 millones de dólares, un 3,5% menos que en el mismo periodo del año anterior, y anotó unas pérdidas de 59,6 millones de dólares, frente al beneficio de 77,7 millones de euros de 2021.

Asia Pacífico fue el mercado que peor evolucionó, con un descenso de las ventas del 13,5%, seguido de Latinoamérica, donde la facturación se contrajo un 5,5%, aunque mejoró su rentabilidad.

La ropa fue la categoría que mejor evolucionó, con un alza del 8,2% entre enero y marzo

En Norteamérica, que copa un 65,6% de la facturación, los ingresos se incrementaron un 4,4%. Europa, su segundo mayor mercado, fue el que más creció, con un alza del 17,6%, hasta 2.280 millones de dólares.

Por categorías, las ventas de accesorios se contrajeron un 17,5%, aunque apenas aportan a la facturación, mientras que las de calzado retrocedieron un 4%. La ropa, la categoría más importante para Under Armour, incrementó sus ventas un 8,2%, hasta 876,6 millones de dólares.

Patrik Frisk, presidente y consejero delegado de Under Armour, se mostró confiado de que “los desafíos en la cadena de suministro y el impacto del Covid-19 en China terminarán normalizándose”.

Fuente: palco23.com