Louis Vuitton x Nike, colaboración que promete ser un gran éxito

Louis Vuitton x Nike

Con el próximo lanzamiento de las zapatillas Louis Vuitton x Nike, ambas compañías han creado mucha expectativa. Apenas tres días después de la llegada del nuevo año, los expertos del sector hablan de uno de los mayores lanzamientos de 2022. Al fin y al cabo, aquí se unen dos marcas que cuentan con una enorme base de fans.

Las zapatillas llevan la firma de Virgil Abloh

Las zapatillas Air Force 1 de caña alta y baja han sido creadas conjuntamente: ya se vieron en el verano de 2021 y también desfilaron en la última pasarela del fallecido diseñador Virgil Abloh.En cada modelo especial, Abloh estampó su propia firma: los nombres de las marcas están marcados con comillas y se encuentran, por ejemplo, en la entresuela. El material de la parte superior está grabado con los monogramas típicos de la marca francesa Louis Vuitton. También se pueden encontrar realces aplicados en el lateral.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Louis Vuitton x Nike: entre el juego de colores y la discreción

Se espera que las zapatillas Louis Vuitton x Nike estén disponibles en varios colores. Ya circulan por Instagram algunas fotos de las zapatillas altas en blanco y verde, así como en blanco y negro.

Rumores sobre el precio y la disponibilidad

No hay ninguna declaración oficial sobre cuándo estarán disponibles las zapatillas. Sin embargo, fuentes bien informadas como la cuenta de Instagram @thevuittonclub afirman que los modelos saldrán a la venta en enero de 2022, según las estimaciones actuales probablemente entre mediados y finales de mes.

Pero no sólo el rumoreado precio de 3.000 dólares (el equivalente a 2.650 euros) escandaliza a muchos aficionados a las zapatillas. Según explica la cuenta de Instagram @lvapostle en un comentario al post del Instagrammer @ready2cop, las zapatillas sólo podrían estar disponibles para los clientes habituales de Louis Vuitton si compran en la marca al menos 100.000 dólares (unos 88.000 euros) al año. Esto significa que los amantes de las zapatillas que normalmente no compran en Louis Vuitton saldrían perdiendo.

Fuente: revistagq.com