China continúa siendo un problema para la moda deportiva

China continúa siendo un problema

China continúa siendo un problema para la moda deportiva. Tras casi un año de boicots, disrupciones en la cadena y, ahora, nuevos confinamientos, el deporte agudiza su caída en el gigante asiático, con nuevos descensos a doble dígito en abril.

Según datos de Credit Suisse, las ventas de Nike a través de Tmall se redujeron un 37% en el cuarto mes del año frente a abril de 2020. En términos interanuales, en cambio, el gigante de Oregón incrementó sus ventas a través de la plataforma en abril, con una subida del 52%.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

China continúa siendo un problema

Peor es la situación de los otros dos gigantes de la moda deportiva. Adidas recortó sus ventas un 50% en Tmall en abril respecto al mismo mes de un año atrás. Comparado con abril de 2020, la caída alcanza el 90%.

Por su parte, las ventas de Puma a través de la plataforma china registraron una caída interanual del 54% en abril, mientras que respecto al mismo mes de 2020 el retroceso es del 59%. “Esto sugiere que Tmall les da muy pocas facilidades a las marcas occidentales”, señala Credit Suisse en su informe.

Adidas recortó sus ventas a través de Tmall un 50% en abril

La información también sugiere, según Credit Suisse, que “Tmall tiene un rendimiento significativamente inferior a otros canales y que las ventas online no se ven beneficiadas por los bloqueos, el cierre de tiendas ni la caída del tráfico”. “Hay muy pocos signos de mejora de apetito por las marcas occidentales en el país”, resume la entidad.

Las ventas de Nike en China registraron una caída interanual del 11% en el tercer trimestre de ejercicio (que finaliza el 28 de febrero). El único segmento donde el grupo elevó sus ventas en el país fue el de equipamiento, con una subida del 1%. La facturación de calzado y la de prendas en el país cayó un 9% y un 15%, respectivamente.

Adidas, por su parte, desplomó sus ventas en el país un 35% en el primer trimestre de ejercicio (cerrado el 31 de marzo). Por su parte, Puma, que no desglosa las ventas por países, redujo su facturación un 17% en la región de Asia Pacífico durante el primer trimestre (también cerrado el 31 de marzo). La compañía concretó que la caída de la facturación en la región se debe a las restricciones en China.

Fuente: palco23.com