Calcetines deportivos, lo importante de usar los adecuados

Facturación de la industria deportiva

Sudadera, camiseta, mallas, deportivas y… ¿Listos para hacer ejercicio? Espera, hay un elemento que quizás no hayas tenido en cuenta y que también es importante a la hora de poner en marcha cualquier actividad física: los calcetines deportivos. No, no valen cualquiera. El deporte, imprescindible para la salud, debe realizarse con el material adecuado.

“Dentro del equipamiento deportivo, los calcetines son los grandes olvidados. Nos gastamos mucho dinero en zapatillas de último modelo, pero no nos preocupamos de complementarlas con unos calcetines específicos que puedan ayudar a reducir roces, heridas y otras molestias en nuestros pies durante la actividad física”, afirma Francisco Javier Rubio Pérez, médico en la Unidad de Medicina del Deporte en el Hospital Universitario Sant Joan de Reus y miembro de la Junta de Gobierno de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El experto detalla que el pie sufre cargas de alto impacto en la mayoría de actividades. Esta parte del cuerpo posee abundantes terminaciones nerviosas y, ya sean buenas o malas las sensaciones, son transmitidas al cerebro. Por tanto, es necesario elegir un calzado y unos calcetines que minimicen las cargas y eviten las lesiones.

Esta idea la comparte también Javier Alfaro, director técnico de Podoactiva y experto en podología deportiva: “Escoger bien unos calcetines es casi tan importante como elegir bien unas zapatillas, pues son los que están en contacto directo con nuestros pies y nos defienden del roce y la fricción del calzado”.

Precisamente, este es el principal objetivo de los calcetines: proteger el pie de la zapatilla a través del control de la humedad, la amortiguación y la disipación de la fricción.

¿Cuántos tipos de calcetines deportivos hay?

Ha quedado claro la importancia de tener unos buenos calcetines para hacer deporte, pero ¿cuáles elegir? La diversidad de modelos, con el desconocimiento de sus ventajas y desventajas, puede suponer un problema. “Las innovaciones se centran en aspectos como el control de la humedad, la mejora de la circulación sanguínea, la disminución del roce o el mantenimiento de una buena temperatura. Cuanto más largo sea el entrenamiento y más veces se repita por semana, más importancia gana la elección del calcetín”, destaca Rubio.

Los tipos de calcetines son muy variados, “tantos como casi deportes”, asegura Alfaro. Según la actividad física, los expertos consultados por CuídatePlus aconsejan decantarnos por uno u otro tipo de esta prenda:

Para las actividades ocasionales y de baja intensidad, los calcetines suelen ser de algodón y apenas aportan elementos técnicos.

Para correr, en cambio, los calcetines de algodón no serían recomendables, ya que el pie estaría muy húmedo y no se trata de un tejido que favorezca la transpiración. Por este motivo, “para el running recomendamos calcetines técnicos, sin costuras, con tejidos elásticos más resistentes y fabricados para el pie izquierdo y el pie derecho”, apunta el director técnico de Podoactiva.

Con el senderismo o el montañismo, habría que prestar atención a la temperatura. Así, se debe buscar una prenda que proteja del frío y mantenga el calor o que sea fresca. Alfaro resalta que “la transpiración siempre será un factor fundamental para evitar un sudor excesivo que nos pueda provocar hongos u otras afecciones”.

Para el ciclismo, serán necesarios unos calcetines técnicos.

El fútbol requerirá de medias ajustadas, que estabilicen, eviten lesiones y permitan un buen ajuste de las espinilleras.

En otros deportes como el baloncesto, el patinaje o el esquí, los calcetines tendrán unas características específicas, “donde será esencial valorar el nivel de adherencia, dependiendo de la disciplina, y estarán fabricados de una manera diferente. Por ello, ante cualquier duda, lo ideal es preguntar a un experto como un podólogo deportivo”, expone Alfaro.

¿Cuál es el mejor material para los calcetines?

El material con el que esté fabricado el calcetín es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. En este sentido, usar un calcetín de algodón es un error muy común. “El algodón absorbe la humedad, con lo que aumenta el riesgo de infecciones y pierde estabilidad, causando rozaduras por estar el pie continuamente deslizándose dentro del calcetín”, resalta Rubio, quien declara que, además, el algodón hace que se desfigure la forma de esta prenda con el uso, por lo que acaba perdiendo su capacidad de ajuste.

Respecto a los calcetines técnicos, la mayoría de ellos están fabricados con materiales sintéticos como nylon, licra, coolmax y poliéster. El miembro de la SEMED recomienda que tengan elastano entre sus fibras para dar un mayor ajuste, así como polimicidas que retrasen la aparición de ampollas.

“Los tejidos sintéticos evacúan de manera más eficaz el sudor, permitiendo que el pie transpire y se mantenga fresco, y se adecúan al pie a la perfección, disminuyendo la posibilidad de rozaduras”, sostiene el experto.

Alfaro añade que, para el sudor, se recomienda a los deportistas, ya sean amateur o profesionales, el uso de talco específico para pies: “El calcetín es muy importante, pero con el talco se evita también el exceso de sudoración, el mal olor y la proliferación de hongos y bacterias”.

Consecuencias de usar calcetines deportivos de mala calidad

Como ya se ha mencionado, tal y como ocurre con el calzado, no elegir unos calcetines deportivos idóneos puede derivar en lesiones como la aparición de ampollas y rozaduras. “Las ampollas son el resultado de la humedad y del calor dentro de la zapatilla, así como de la movilidad del calcetín en el interior del calzado, que facilita la fricción del pie en cada zancada”, explica Rubio.

Asimismo, Alfaro advierte que si los calcetines no favorecen el retorno circulatorio, puede provocar que se hinchen los pies debido a una costura que apriete demasiado.

La estación del año, otro factor a tener en cuenta

Dependiendo de la época del año, tendremos que usar unos calcetines deportivos u otros. Rubio afirma que “deben ser termorreguladores y proporcionar frescor o calor en función del uso y condiciones. Si el clima es frío, hay que buscar calcetines gruesos y largos, de materiales que mantengan una buena temperatura en nuestros pies”.

Por el contrario, expresa que, en verano estas prendas tienen que ser finas y lo más cortas posibles, con tejidos que permitan una buena transpiración y que favorezcan la ventilación.

Hoy en día, el deportista puede encontrar una variedad de tejidos que pueden ser perfectos dependiendo del tiempo que haga:

  • Coolmax, que suele utilizarse en climas cálidos.
  • Thermolite, un tejido para climas más fríos o para la montaña.
  • Cupron, indicado para casos de sudoración excesiva y mal olor de pies.
  • Clevertex o Dry-tex Confort, que mantiene la zona interna seca.

¿La forma del pie influye?

Los pies no son simétricos e iguales. De la misma forma que existe una zapatilla para cada pie, sucede lo mismo con los calcetines. Al respecto, Rubio detalla que “son muchas marcas las que comercializan desde hace tiempo calcetines diferenciados entre izquierdo y derecho. Esto permite una adaptación al corte anatómico del pie y su curva natural, por lo que se puede mejorar el rendimiento y evitar la aparición de queratosis, ampollas y uñas negras”.

Los calcetines de trail running y ultra trail de montaña suelen estar diseñados para la larga distancia que se debe recorrer y para los constantes cambios de ritmo, pendientes, impactos, caídas y fricciones que sufre el pie.

Fuente: cuidateplus.marca.com