Expertos detallan tres grandes tendencias en marcas de lujo para este año

Dior se alía a Technogym
  • La reventa de lujo crecerá en 2023 a medida que más marcas tomen el control de sus mercados de segunda mano.
  • El 1% seguirá comprando artículos de lujo, pero es posible que otras clases retrocedan.
  • Se espera que el mercado de lujo personal crezca entre 3 % y 8 % durante el próximo año, según Bain & Company.

Según publica businessinsider.mx El año pasado, aproximadamente la mitad de todos los adultos entre 18 y 29 años vivían en la casa familiar, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos. Esto impulsó un auge en las compras de marcas de lujo.

Este año, sin los cheques de estímulo por la pandemia de covid-19, y en medio de una posible recesión económica, habrá un cambio en quién compra marcas de lujo, según Oliver Chen, director de lujo del banco de inversión Cowen.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

«Ese consumidor de ingresos medios está bajo mucha más presión», dijo, «hay menos dólares para todos los artículos discrecionales».

Pese a esto, se proyecta que el mercado de lujo personal crezca entre 3% y 8% en el transcurso de 2023, según Bain & Co.

Durante tiempos de estrés financiero, Chen sugirió que los clientes que continúan comprando lujo, como los ultra ricos, gravitarán hacia los principales diseñadores como Chanel, Dior y Louis Vuitton en lugar de los diseñadores más pequeños.

«Es solo la intensificación de lo más grande mejorando aún más», dijo Chen.

Insider conversó con cuatro expertos, desde excomerciantes hasta analistas minoristas, para comprender cómo cambiará el mercado retail de lujo en 2023.

Estas son las 3 tendencias de marcas de lujo principales que esperan ver:

1. La reventa de marcas de lujo será más grande que nunca

La reventa de lujo ha caído durante mucho tiempo bajo el dominio de las boutiques vintage, las tiendas de segunda mano y, más recientemente, los mercados en línea como The RealReal y Vestiaire Collective.

El próximo año, los expertos esperan ver más marcas de lujo tomando el control de sus propios mercados de segunda mano.

Rolex, por ejemplo, ya lanzó un programa de segunda mano ​​certificados para sus relojes a principios de diciembre de 2022.

Olivia Steele, CEO de una empresa de ventas virtuales llamada Conversation Couture, vinculó el interés en la reventa a un enfoque cada vez mayor en la sostenibilidad entre las marcas de lujo.

Dos expertos pronosticaron que en los próximos años, las boutiques de diseñadores contarán con su propia sección de reventa.

2. Los clientes quieren volver a lo básico

Durante 2022, la moda de lujo giró en torno a los «zoom tops», los volantes y los diseños exagerados, dijo Brooke Cundiff, excompradora de Saks Fifth Avenue y cofundadora de la plataforma de comercio electrónico Cortina.

Cundiff sostuvo que los clientes se cansaron de entrar a una tienda departamental de lujo y ver artículos extravagantes, como una sudadera, por 1,000 dólares.

La salida de Alessandro Michele de Gucci en noviembre fue evidencia de eso, dijo Cundiff. En sus siete años como director creativo de la marca, Michele se había hecho un nombre a través de diseños maximalistas.

Ahora, los clientes, incluso los de más alto nivel, buscan piezas más simples y personalizadas que puedan usar repetidamente.

3. El lujo de nivel medio podría verse afectado

Tres expertos señalaron que los diseñadores en el extremo superior del espectro de precios seguirán viendo una fuerte demanda, especialmente del famoso 1% –los más ricos del mundo–.

Estas son marcas como Hermes, conocida por sus bolsos Birkin, que varían en precio desde decenas de miles hasta cientos de miles de dólares. O Chanel, donde productos se venden al por menor por más de 1,000 dólares

Pero el «cliente de lujo aspirante» que pudo haber usado sus ingresos para comprar un par de zapatos de 500 dólares de un diseñador de precio medio podría retroceder, señalaron dos expertos.

Es probable que los accesorios funcionen mejor que los artículos listos para usar, como la ropa, en un entorno de recesión debido a su longevidad, dijo Cundiff.