Tesla despide a cerca de 200 trabajadores en su equipo de Autopilot

Los accionistas de Tesla aprueban la división de acciones 3 por 1

Tesla despide a cerca de 200 trabajadores en su equipo de Autopilot después de que el fabricante de vehículos eléctricos cerró una planta de California, según personas familiarizadas con el asunto, uno de los recortes más grandes conocidos en medio de una amplia reducción de la fuerza laboral.

Tesla despide a cerca de 200 trabajadores

Los empleados afectados fueron notificados este martes, según las personas, que pidieron no ser identificadas por tratarse de información privada, y fueron unos 200 trabajadores los que fueron despedidos. Muchos miembros del personal eran especialistas en anotación de datos y los roles incluían puestos asalariados y por contrato. La oficina tenía alrededor de 350 empleados, algunos de los cuales fueron transferidos a una instalación cercana.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tesla no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los recortes son parte de un esfuerzo por recortar las filas de empleados asalariados a medida que Tesla se aleja del aumento en la contratación de los últimos años. La empresa, que ahora tiene su sede en Austin, Texas, había crecido a unos 100.000 empleados en todo el mundo tras la construcción de nuevas fábricas en Austin y Berlín.

El director ejecutivo, Elon Musk, tomó a los trabajadores por sorpresa a principios de este mes cuando dijo que los despidos serían necesarios en un entorno económico cada vez más inestable. Aclaró en una entrevista con Bloomberg que alrededor del 10% de los empleados asalariados perderían sus trabajos en los próximos tres meses, aunque la plantilla general podría ser mayor en un año.

Los esfuerzos de reducción de personal del líder del mercado de vehículos eléctricos se han centrado en áreas que crecieron demasiado rápido. Se sabe que algunos trabajadores de recursos humanos e ingenieros de software han sido despedidos y, en algunos casos, los recortes han afectado a los empleados que habían trabajado en la empresa solo por un corto tiempo.

Los afectados por el último movimiento trabajaban en una de las características de mayor perfil de los vehículos Tesla. En anuncios de trabajo, Tesla ha dicho que los datos etiquetados son un “ingrediente crítico para entrenar poderosas redes neuronales profundas, que ayuden a conducir los vehículos Tesla de forma autónoma”. El personal de Buffalo, Nueva York y San Mateo pasó horas etiquetando imágenes para automóviles y el entorno en el que navegan, como letreros de calles y carriles de tráfico.

Fuente: latercera.com