Porsche presenta “Road-to-X Initiative” servicio integral de mantenimiento

911 GT3 con paquete Touring

Porsche ha presentado un nuevo concepto de servicio dividido en varias etapas al que ha llamado ‘Road-to-X Initiative’ que cubre toda la vida útil, desde el abastecimiento, pasando por la fabricación, la venta, el mantenimiento, la logística y hasta el reciclaje de las baterías.

Como la mayoría de los fabricantes de automóviles, Porsche planea electrificar toda su futura línea de modelos. Si en 2025, la mitad de sus coches estarán electrificados, en 2030 espera que la proporción de sus vehículos con sistemas de propulsión totalmente eléctricos sea superior al 80 %. Para atender los desafíos que presentará manejar y mantener todos estos vehículos, el servicio ‘Road-to-X Initiative’ está dividido en varias etapas que arrancan de hecho con el propio diseño del vehículo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Road-to-X Initiative

Porsche dice que va más allá de las consideraciones tradicionales relacionadas con si un componente es factible o no de producir. Los equipos de desarrollo se aseguran de que la construcción de las baterías sea lo más simple posible, para que faciliten su reparación en los Centros Porsche.

La batería del Taycan, por ejemplo, tiene entre 28 y 33 módulos individuales en función de las diferentes variantes de la gama. Porsche diseñó la carcasa de la batería para que pueda ser diagnosticada y abierta por técnicos de servicio capacitados y permitir el reemplazo de módulos de celdas individuales y de otros componentes. Habilitar estas opciones de reparación también es ventajoso para los clientes desde la perspectiva del precio. En lugar de reemplazar todo el paquete de baterías cuando algo falla, los módulos individuales y otros componentes electrónicos se pueden reparar por separado.

«La capacidad total de la batería está determinada por la peor celda; si una sola celda pierde capacidad, limita la autonomía», explica Christian Brügger, ingeniero de producto en la división Aftersales Electrics de Porsche. «Podemos detectar una celda defectuosa en el taller utilizando el sistema de diagnóstico. Por ejemplo, si los voltajes no coinciden, sabemos qué módulo debe reemplazarse».

Como parte de la estrategia de reciclaje de baterías y del programa de segunda vida de Porsche, si alguno de los módulos de celda defectuosos sigue funcionando, pero ya no es adecuado para alimentar el vehículo, puede usarse para otros fines. Estas baterías se desmontan hasta el nivel del módulo y se instalarán en dispositivos estacionarios de almacenamiento de energía.

Trabajando en colaboración con el Grupo Volkswagen y sus socios, Porsche ha mejorado sus procesos de reciclaje con el objetivo de aumentar la proporción de materias primas recirculadas, reutilizando estos materiales en la producción de nuevas baterías.

Servicio de mantenimiento

La transición de los motores de combustión a los motores eléctricos está cambiando el negocio actual, especialmente en los concesionarios. Por eso, la empresa está preparando a sus distribuidores para este cambio ofreciendo un servicio que aumentará la lealtad de los clientes y la productividad en sus instalaciones.

«Nuestros concesionarios son la cara que presentamos al cliente y los embajadores de primera línea de la marca», asegura Daniel Schukraft, vicepresidente de posventa y atención al cliente de Porsche. «Estamos trabajando intensamente en un plan de acción para nuestra organización de concesionarios para garantizar que esté lo mejor preparada posible para la era de la electromovilidad».

Porsche ha desarrollado un nuevo concepto de servicio para sus modelos totalmente eléctricos que tienen necesidades de servicio y reparaciones muy diferentes a los de los vehículos con motor de combustión. Ya no son aplicables tareas como el cambio de bujías o el aceite. El trabajo de reparación de vehículos eléctricos requiere una capacitación experta de los trabajadores, así como herramientas especiales que los Centros Porsche deben obtener antes de poder ofrecer estos servicios a futuros clientes.

Porsche está estableciendo una red de centros interregionales calificados que se encargarán de las reparaciones de vehículos eléctricos si no hay un centro de servicio de alto voltaje cerca. El Centro Porsche que originalmente acepta el vehículo lo llevará al centro de alta tensión dedicado, donde los especialistas capacitados llevarán a cabo el trabajo antes de que el vehículo sea devuelto al servicio original.

Para los casos en los que, por cualquier razón, no es posible transportar un vehículo a estos centros especializados, el fabricante desplegará otro servicio de reparación llamado ‘flying doctor’ (médico volador). Se trata de un taller móvil, en el que viaja un experto en alto voltaje y las herramientas necesarias para reparar las baterías defectuosas in situ.

Antes, cada centro de servicio de vehículos eléctricos de Porsche recibirá todas las herramientas de alto voltaje y las piezas de repuesto necesarias para completar el trabajo. Porsche ya ha puesto en marcha este sistema para permitir un diagnóstico completo del Taycan. Por ejemplo, los detalles del proceso de lectura se enviaron a los Centros Porsche a principios de marzo. El fabricante también planea ofrecer a sus clientes el uso de una aplicación que permitirá a estos verificar y monitorear el estado de salud de sus vehículos desde un teléfono móvil.

Los 800 voltios del Porsche Taycan presentan sus propios desafíos

El Taycan es el primer vehículo de producción con una arquitectura de sistema de 800 voltios lo que requiere capacitación específica. Entre otras ventajas, este voltaje tan elevado permite aumentar la potencia de recarga de manera que puede recuperar 100 kilómetros en tan solo cinco minutos.

Porsche ha definido tres niveles de calificación para su personal de servicio; electricistas calificados, técnicos de alta tensión y expertos en alta tensión. Los conocimientos necesarios para trabajar en sistemas de alta tensión se impartirán en clases de formación especialmente coordinadas.

Los electricistas titulados tienen una cualificación básica que les permite realizar reparaciones estándar en vehículos de alta tensión, como el cambio de neumáticos, el filtro de aire del habitáculo o las escobillas del limpiaparabrisas. Sin embargo, deben ser informados y supervisados ​​por un técnico de alto voltaje cuando trabajen en un vehículo de alto voltaje como el Taycan.

Los técnicos de alto voltaje estarán capacitados para trabajar en vehículos cuya batería ha sido desconectada. Están familiarizados con la clasificación y el almacenamiento de baterías de litio. Estos técnicos también estarán capacitados para retirar y embalar baterías de alto voltaje clasificadas como en estado ‘Normal’ o ‘Warning (advertencia)’.

Los expertos en alta tensión tienen el más alto nivel de calificación en los Centros Porsche. Son las únicas personas autorizadas a abrir los módulos de batería de alto voltaje que presentan fallos y prepararlos y empaquetarlos para el transporte.

Actualmente, Porsche solo forma a sus expertos de alto voltaje en el centro de formación in situ de Porsche. Sin embargo, a partir de 2022, planea descentralizar la capacitación mediante el establecimiento de ocho nuevas ubicaciones de capacitación en todo el mundo.

El gemelo digital

Para mejorar aún más el servicio Porsche está desarrollando un “gemelo digital” que permitirá a los propietarios del Taycan y de otros modelos olvidarse de los programas de mantenimiento. El coche será capaz de predecir cuándo necesitará del servicio técnico avisando a su propietario para que prevea una visita al taller. Y lo hará en función del estilo de conducción, de manera que se adelantará a las previsibles averías para que estas no lleguen a producirse.

Este concepto implica la incorporación durante su fabricación de sensores en lugares tan profundos como el chasis, que pueden determinar si todo está funcionando normalmente y al mismo tiempo que identifican problemas mecánicos o eléctricos que requieren atención. Según Porsche, la creación de esta copia virtual permite el análisis, la supervisión y el diagnóstico basándose ​​en los datos, sin los desafíos y las limitaciones de las pruebas del mundo real.

El gemelo digital no solo incluye los datos operativos que recopila, sino también los trabajos de mantenimiento planificados y las reparaciones inesperadas. Porsche dice que algunos elementos de este gemelo digital ya existen en las ECU y en las bases de datos mantenidas en los centros de servicio de Porsche.

Además, un beneficio más de este concepto es que los gemelos digitales se pueden conectar en red y el vehículo y sus datos se combinan con un sistema de inteligencia centralizado alimentado por inteligencia artificial que puede determinar si algún vehículo en la red está funcionando fuera de los límites mecánicos o eléctricos.

Fuente: hibridosyelectricos.com