Padre e hijo comparten una pasión unica por un Porsche del año 1985

Según publica el portal lun.com

Padre e hijo comparten una pasión unica por un Porsche del año 1985. Protagonistas del 1er Encuentro de Propietarios de Porsche Clásicos que se celebrará este fin de semana.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En todo este tiempo el auto no ha dado problemas, solo las mantenciones preventivas.

El Vehículo ha estado en familia por mas de dos décadas, Ricardo Eger (el padre) se enamoró del modelo cuando lo vió en una portada de una revista.

Alexander Eger tiene 25 años, es estudiante de medicina y está en su último año de internado en el hospital Padre Hurtado. Para el Próximo año tiene que escoger especialidad y le encantaría quedar en radiología, la misma carrera que eligió Ricardo, (su padre 62). Pero la Medicina no es la única pasión que comparte Alexander con su papá: a ambos también los une el amor por los autos y especialmente por un Porsche 911 Carrera 3.2,  del año 1985, Vehículo que ha estado por más de 20 años en su familia.

«Antes lo cuidaba mi papá, pero desde el 2015 esa responsabilidad es mía», comenta Alexander Eger.

Portada de Revista…

«La primera vez que mi papá vió un Porsche estaba en el colegio, en la década de los 70. Iba pasando por fuera de un quiosco y en la portada de una revista vió el auto. En esos años la marca no llegaba al país, no se veian en las calles, pero a él se le quedó grabada en la mente y se transformó en su sueño tener uno de esos modelos», cuenta Alexander.

Recién lo logró en marzo de 1998. «Después de 12 años de trabajo», añade.

Según el jóven, el vehículo costó 30.000 dólares en la época ($ 24.531.300) y era el más barato que encontró su papá a la venta en el pais.

«Fueron unidades que entraron a través del programa de retornados que gestionó el gobierno para el regreso de los exiliados, y que les permitió traerse con ellos sus autos», relata.

El modelo es un Porsche 911 Carrera 3.2 del año 1985 y tenía 25.000 millas de uso (40.230 km). Su primer propietario lo trajo desde California y estaba con todas sus piezas originales. «El auto nunca ha dado problemas. Ahora tiene 66.000 (106.217 km) y jamás le hemos hecho una reparación, sólo las típicas mantenciones preventivas», detalla.

Alexander tenía meses de vida cuando eso pasó, por lo que el vehículo ha estado en su vida desde siempre. «Tengo muchos recuerdos haciendo viajes en el auto. Antes lo cuidaba mi papá, pero desde el 2015 esa responsabilidad es mía. Yo lo enciendo una vez a la semana para que no tenga problemas de batería, le compro algunos repuestos y lo mantengo anadando», dice.

Eso también les permitió generar un vínculo en común. «Nos la pasamos hablando de autos. Tratamos de salir juntos los fines de semana a pasear en el Porsche y compartimos noticias sobre cosas tuerca», añade.

Este fin de semana Alexander Eger participará del 1er Encuentro de Porsche Clásicos, organizado por Porsche Club Andino con los Porsche 356, 912, 911 modelos emblematicos de la marca que tendrán como destino una coleccion privada de autos clásicos en San Felipe. Al evento también se sumó el Club de Automoviles Antiguos de Chile.

«En total son 45 vehículos que participarán del encuentro que nace de la idea de potenciar los Porsche Clásicos del País. El más antiguo de ellos es un Porsche 356 pre A Cabriolet del año 54», cuenta Cristián Esteva, organizador del evento director de la rama clásica.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉