Nissan recupera la marca deportiva de los años 60

Recupera la marca deportiva

El fabricante japonés recupera la marca deportiva de los años 60. La marca va a seguir apostando por su división deportiva con sus futuros modelos eléctricos.

Nissan es una de las marcas que, como bien saben los que están siempre muy atentos a las novedades del fabricante japonés, más está apostando por la electrificación. Si bien es cierto que como buena marca generalista que es los japoneses siguen teniendo aún muchos más modelos con motores de combustión que con motores eléctricos en su catálogo, también lo es que Nissan mira al futuro de una forma evidente.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Recupera la marca deportiva

Es más, uno de los modelos en los que más esperanzas tienen puestas en la marca japonesa es en el nuevo Ariya, su primer SUV cien por cien eléctrico. Y ha sido a través de una entrevista en un medio inglés a raíz de la llegada de este modelo cuando el máximo responsable de la división europea de Nissan, Guillaume Cartier, ha soltado una bomba que ha dejado a muchos con la boca abierta.

Y esa no es otra que en Nissan ya tienen en mente recuperar su sub marca NISMO, una sub marca que nació en los años 60 en Japón por parte de un grupo de ingenieros que quisieron diseñar y fabricar modelos Nissan más deportivos.

Nissan seguirá teniendo su división NISMO, y se centrará en los modelos cien por cien deportivos

No es que sea ningún secreto que uno de los grandes ‘miedos’ de muchos de los amantes de los coches deportivos es que, con la futura implantación de los eléctricos a nivel general en nuestro mercado, los deportivos desaparezcan.

Modelos eléctricos

Sin embargo, es un miedo que poco a poco va desapareciendo. Primero, porque varias marcas premium como son Mercedes, Audi o BMW, entre otras, ya está lanzando modelos eléctricos con sus siglas deportivas y con motores que, por mucho que no hagan el ruido que tantos echan de menos, tienen incluso mejores prestaciones que algunos de los modelos deportivos con motor de combustión.

En el caso de Nissan, Cartier no pudo ser más claro al respecto: “¿Tendremos algunos, digamos, coches con su derivado Nismo? La respuesta es sí”. La idea de la marca no es otra que, como ocurría con los modelos de combustión, facilitarse el trabajo con algunos cambios. En este caso, serán variaciones “relativamente fácil de entender: suspensión y tren motriz específicos”.

Si bien es cierto que en la marca japonesa no han hablado aún de ningún modelo en concreto, el responsable de la marca en Europa ha apuntado sobre el Ariya que “es un desafío porque ya tenemos una gran batería un alto rendimiento. Así que tenemos que ir aún más lejos”. Veremos.

Lo que sí que parece evidente es que, tarde o temprano, y por mucho que a los más puristas de los deportivos con muchos caballos y con muchos decibelios en sus motores, llegará un Nissan con NISMO en su apellido que, desde luego, a nivel de deportividad, no tendrá nada que envidiar a modelos históricos que han salido de las fábricas de la marca japonesa y que ya forman parte de la historia del automovilismo.

Fuente: elnacional.cat