Lexus responde a críticas: volante yugo promete maniobras más sencillas y rápidas

Volante yugo

Algunas marcas de coches están, casi literalmente, reinventando la rueda. Lexus es una de ellas porque se encuentra entre los fabricantes que han apostado por el famoso (y polémico) volante yugo para su SUV eléctrico: el Lexus RZ 450e. La marca japonesa cree que, como toda innovación, esta futurista rareza terminará siendo aceptada hasta convertirse en algo común. Algo que ha explicado en un vídeo, donde no sólo explica su funcionamiento: también sus bondades.

Volante yugo

La tecnología empleada recibe, en Europa, el nombre de One Motion Grip mientras que en Estados Unidos se denominará Steer-By-Wire. La clave reside en la dirección: este sistema elimina cualquier conexión física entre las ruedas delanteras y el volante creando algo parecido a una ‘dirección virtual’ que permite modificar el radio de giro respecto al de las ruedas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los responsables del Lexus RZ 450e han explicado que la razón del volante yugo reside en una de las principales características de los coches eléctricos: su inmediata entrega de potencia. Querían asociar esto a un sistema de dirección que coincidiera con esa respuesta y la única manera real de lograrlo era con la tecnología One Motion Grip. Al mismo tiempo, este tipo de volantes sirve de anticipo para los que equiparán algunos vehículos autónomos que prometen plegarse cuando no estén en uso.

Beneficios en el mundo real

Conocido (y comentado) el concepto, Lexus ha lanzado un vídeo a través de su canal en Reino Unido para explicar las diferencias entre una dirección tradicional y la suya que, como decíamos antes, prescinde de cualquier conexión física con las ruedas. De esta manera, el Lexus RZ 450e elegirá una relación optimizada en función de la velocidad: algo que, según la marca, tendrá una colección de beneficios en el mundo real.

Lexus ha querido defender su yugo mostrando las ventajas que tiene conducir un volante al que, físicamente, le falta la parte de arriba y que sólo gira 150 grados: nada de las tradicionales dos vueltas y medias para ir de tope a tope. Esta característica permitirá llegar al final del recorrido más rápidamente y facilitar las maniobras a baja velocidad porque, en teoría, el conductor no tendrá que cruzar los brazos.

Esto se traduce, al mismo tiempo, en estabilidad y confort cuando se alcanza mayor velocidad en autovías y autopistas. Ofrece, también, reacciones más rápidas cuando se trata de corregir la dirección o de colocar el vehículo en trazados más revirados. Y, por último, esta configuración también permite visualizar mejor el cuadro de instrumentos.

El futuro

Aunque el Lexus RZ 450e saldrá a la venta en noviembre, el volante yugo tardará algo más en estar disponible y cuando llegue ese momento, quien opte por él no se encontrará con una curva de aprendizaje sencilla. Es demasiado pronto para saber si este sistema tendrá una adopción masiva y es difícil comprobar si será tan efectivo como la marca asegura que es, pero hay algo innegable: nos guste más o menos, formará parte del futuro del motor.

Fuente: diariomotor.com