Honda no dejará el motor de combustión hasta 2040

Honda cumple con su plan

La hoja de ruta trazada por Honda de cara al futuro pasa por tres nuevos modelos electrificados para 2023, investigar en diversos campos y el fin de sus ventas de combustión a nivel mundial en 2040.

Con la presentación del nuevo Honda Civic e:HEV, undécima generación de su modelo compacto que llegará a Europa con una mecánica exclusivamente híbrida, la firma japonesa completa su compromiso de electrificar todos sus principales modelos en nuestro continente para finales de 2022. Sin embargo, los planes de electrificación de Honda no se quedarán en eso, y de hecho van mucho más allá, incluso fuera del propio planeta… Y es que acaban de poner en marcha una investigación, en colaboración con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, de cara a emplear la tecnología de pila de combustible de la compañía para suministrar sistemas de supervivencia en futuros emplazamientos lunares.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Honda no dejará el motor de combustión

Pero volviendo a La Tierra, la firma nipona ha aprovechado la presentación del nuevo Civic híbrido para anunciar cómo será la expansión de su gama de productos electrificados en el año 2023, lo que supondrá la creación de su gama más amplia para Europa desde hace años. Entre las nuevas incorporaciones se incluyen un SUV del segmento B completamente eléctrico que ha sido presentado en forma de prototipo y bajo el nombre e:Ny1. A este se unen también un SUV full hybrid para el segmento C y el nuevo CR-V, que estará disponible por vez primera en Europa en dos variantes híbridas: una de tipo autorrecargable HEV, como la actual, y otra con una mecánica PHEV, es decir, híbrida enchufable.

El vehículo eléctrico e:Ny1 empezará a comercializarse en 2023, y estará en el centro de la futura gama de productos Honda. Este SUV urbano ofrecerá una combinación de dinámica, tecnología y diseño, según los responsables de la marca, dirigiéndose a familias que busquen dar el paso a su primer vehículo eléctrico. El vicepresidente de Honda Motor Europe, Tom Gardner, declaraba sobre este plan a corto plazo: »Cumplir con nuestro objetivo de electrificación supone un hito para Honda en Europa. No obstante, no nos vamos a dormir en los laureles; y los nuevos modelos que introduciremos en 2023 marcan la senda para la próxima generación de automóviles de Honda».

La electrificación y su ecosistema

Pero no solo se centran en la electrificación de los vehículos, también lo hacen en su unidad de negocio de gestión energética. En su ambición por crear una sociedad sostenible sin impacto medioambiental alguno, la compañía seguirá conectando productos de movilidad eléctricos con servicios energéticos, contribuyendo así a incrementar el uso de cargadores domésticos para los vehículos eléctricos, las soluciones de carga urbanas y los servicios energéticos comerciales.

Por ejemplo, en Suiza han suministrado 50 vehículos eléctricos Honda e, así como 35 unidades de su estación de carga Honda Power Manager al operador de uso compartido de vehículos Mobility, como parte del consorcio V2X Suisse. Estos coches formarán parte de una flota de vehículos de ‘carsharing’, en un ensayo pionero donde la función de carga bidireccional del Honda e se empleará para devolver la electricidad a la red cuando no se estén utilizando los coches.

También tienen otros proyectos abiertos en otros frentes, como el nuevo servicio de carga inteligente e:Progress, que ya se introdujo con éxito en el mercado británico y que permite a los propietarios de vehículos eléctricos reducir el coste derivado del uso, al tiempo que maximiza la cantidad de energía procedente de fuentes renovables. En Alemania, Honda y la empresa energética Vattenfall han iniciado la venta de su primer cargador inteligente para eléctricos con conexión: el Honda Power Charger S+ (4G). Este servicio supone un elemento importante para el objetivo de Honda de crear una sociedad sostenible sin impacto medioambiental; al conectar productos de movilidad eléctricos y servicios energéticos, al tiempo que se amplía el uso de la energía renovable.

Planes a futuro

En cuanto a planes de futuro algo más distantes, la siguiente fase del proceso de electrificación de Honda pasa por una estrategia con múltiples alternativas para materializar su compromiso con la neutralidad de carbono en todos sus productos y actividades corporativas de cara a 2050. Se realizará una gran inversión en diversas tecnologías sin emisiones, como las baterías de estado sólido, los sistemas intercambiables, los combustibles neutros en emisiones o las pilas de hidrógeno. Una parte esencial de esta estrategia pasa por que en sus principales mercados, entre los que se incluye Europa, se incremente la proporción de ventas de unidades eléctricas o de pila de combustible (FCV) al 40% para 2030 y al 80% para 2035. Además, para el año 2040 la compañía pondrá fin a la venta de automóviles con motor de combustión interna a nivel mundial.

Los planes de Honda son de lo más ambiciosos, pues el fabricante quiere seguir ampliando horizontes hacia nuevas áreas, en línea con su largo historial de creación de tecnologías y productos únicos y avanzados. En el campo de la aviación, por ejemplo, a partir de las tecnologías y los conocimientos adquiridos con el HondaJet, la Fórmula 1 o la electrificación, se acometerá el desarrollo de una aeronave eléctrica con despegue y aterrizaje verticales (eVTOL) para el transporte interurbano. En el campo de la robótica, a finales de 2024 un robot accionado con inteligencia artificial, el Honda Avatar Robot, constituirá el siguiente paso tras Asimo, con vistas a un uso práctico en la década de 2030.

Fuente: elconfidencial.com