El futuro de la movilidad eléctrica demanda instalaciones adecuadas al aumento de vehículos eléctricos en el mercado

Según publica el portal interempresas

La movilidad eléctrica seguirá aumentando su cuota de mercado y, por tanto, las opciones de carga deben ampliarse


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La movilidad eléctrica es ya una realidad en el sector de la automoción. El mercado de vehículos eléctricos aumentó en 2020 un 39% a nivel mundial, en contraposición a una disminución del 14% que ha sufrido la venta de automóviles de combustión interna. Siguiendo en 2021, solamente ya en Europa se matricularon 1,2 millones de vehículos eléctricos.

Este aumento de la movilidad eléctrica conlleva una mejor gestión y distribución de los puntos de carga de los que se dispone. De hecho, hay que destacar una normativa de 2021 que afecta directamente al sector turístico, ya que, estipula que los edificios no residenciales con un aparcamiento de más de 20 plazas, deberán contar con un punto de carga por cada 40 plazas hasta llegar a las 1.000. A partir de ahí, habrá que disponer un punto de recarga por cada 100 plazas.

Si se aplica esta normativa y el crecimiento de la movilidad eléctrica, se estima que esta demande hasta un 40% más de electricidad, y es importante tener en cuenta diversos factores para poder cubrir correctamente lo que el mercado requiere. Hay que saber gestionar los picos de consumo para no saturar la red eléctrica y poner en peligro los demás usos que se le puedan estar dando en ese momento. Por otro lado, en algunos casos es importante gestionar de forma correcta el sistema de pago que harán servir los usuarios para realizar la carga.

Los cargadores deben poder cumplir con todas las necesidades que demanda la movilidad eléctrica

Escoger el punto de carga adecuado para nuestras instalaciones, es esencial para que las necesidades que demanda la movilidad eléctrica sean cubiertas sin peligro de una mala gestión de la red de suministro. No únicamente hay que contar con un cargador de vehículos eléctricos que sea capaz de ofrecer una solución completa para mantener los costes, sino que también debe proporcionar un suministro de energía sin interrupciones.

Schneider Electric ofrece diversas soluciones de estaciones de carga de vehículos, tal como demanda la actual situación de crecimiento de la movilidad eléctrica. Los puntos de carga de Schneider ofrecen la posibilidad de gestionar el horario y la limitación de carga según se crea conveniente. Las soluciones de carga de movilidad eléctrica de Schneider son escalables, van del cargador hasta la solución completa, pasando por instalaciones que cuentan incluso con placas solares y baterías.

Cabe destacar que, en todas estas opciones de estación de carga para la movilidad eléctrica, el usuario puede gestionarlas de forma fácil gracias a un software. Mediante este software se puede saber a tiempo real que carga se está dando, balancearla para no sobrepasar la energía que se tiene contratada, programar horas y días de uso para los cargadores, e incluso limitar su potencia.

Si las oficinas o instalaciones están cerradas, con la plataforma de software se puede habilitar y deshabilitar la posibilidad de carga sin que haga falta quitar la tensión de la estación de carga. También se puede, por ejemplo, escoger que solo tengan acceso los trabajadores si se quiere.

Además, estos cargadores cuentan con todos los protocolos de comunicación que son habituales en el campo, la movilidad eléctrica, y se pueden integrar a las empresas de servicios de vehículo eléctrico (CPO) o a los sistemas de gestión de reservas (PMS).

El objetivo de la movilidad eléctrica: ser eficiente, resiliente y 100% sostenible

Las estaciones de Schneider tienen por objetivo ser 100% eficientes y aportar al campo de la movilidad eléctrica la resiliencia y sostenibilidad que demandan. Si nos centramos en los cargadores de carga EVlink, incorporan una luz led de 180 grados que dan indicación en tiempo real del estado de carga del vehículo y a eso hay que añadirle que se puede escoger el cargador con diferentes tomas (doméstica, tipo 2 o cable incluido de 5 metros).

Por otro lado, para ahorrar espacio de los puntos de carga, Schneider proporciona un sistema de canalización prefabricada llamada Canalis. En último término, es importante tener en cuenta la seguridad para las estaciones de carga que van a ir en estacionamientos al aire libre, EVlink pro AC es una instalación de pie de Schneider Electric que cuenta con un diseño robusto y antivandálico. Estos cargadores cuentan también con protocolos de comunicación, tanto de Interoperabilidad OCPP como de Modbus, esto hace que su integración a diferentes sistemas de gestión de edificios y asesore microgrids sea más sencillo.