El avance de los vehículos eléctricos en Brasil

Auto eléctrico enel en chile proyecta

Según publica América Retail & Malls El avance de los vehículos eléctricos en Brasil desafía el liderazgo automotriz de México, Brasil está emergiendo como un actor prominente en el panorama regional de vehículos eléctricos, capturando una atención significativa de inversionistas y estableciendo un ritmo acelerado en la transición hacia la electromovilidad en América Latina. Este fenómeno desafía la posición tradicional de México como líder en la producción automotriz en la región y da forma a una competencia renovada entre estas dos economías clave.

En un momento en que México ha sido durante mucho tiempo un epicentro de producción automotriz, con una cadena de valor altamente integrada y una fuerte orientación hacia la exportación a Estados Unidos, Brasil está demostrando su capacidad para atraer inversiones en el sector emergente de vehículos eléctricos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Vea: América Latina lidera en centros comerciales

Empresas como BYD, Great Wall Motor y General Motors han anunciado inversiones significativas en Brasil para establecer plantas de fabricación de vehículos eléctricos, aprovechando no solo su mano de obra calificada y su infraestructura industrial, sino también su mercado interno en crecimiento.

Brasil, el octavo productor mundial de automóviles, está compitiendo de cerca con México, que ocupa el séptimo lugar en la producción global de vehículos

Aunque México ha sido un punto de referencia en la industria automotriz de la región, Brasil ha diversificado sus relaciones comerciales y se ha convertido en un socio estratégico para China, lo que ha aumentado su atractivo como destino de inversiones en vehículos eléctricos.

Una de las razones de esta tendencia es la política de estímulos de Estados Unidos a los autos fabricados localmente, que beneficia principalmente a los modelos eléctricos producidos en México y Canadá. Esta situación hace que Brasil sea un destino más atractivo para producir vehículos eléctricos para los mercados sudamericanos.

Además, las políticas gubernamentales favorables y los estímulos para la producción local están fortaleciendo aún más el atractivo de Brasil para los fabricantes de automóviles que buscan expandir su presencia en el mercado de vehículos eléctricos en América Latina.

Great Wall Motor adquirió una fábrica de Daimler hace dos años y se comprometió a realizar inversiones hasta 2032. Por su parte, BYD anunció una inversión de más de 620 millones de dólares para establecer una planta de fabricación de vehículos eléctricos en julio de 2023, marcando su primera incursión fuera de Asia.

En enero pasado, General Motors reveló su plan de inversión de 1,400 millones de dólares en Brasil hasta 2028, con el objetivo de impulsar la movilidad sostenible. Aunque no proporcionó una fecha exacta para el inicio de la producción de vehículos eléctricos o híbridos, indicó que esto dependerá de la evolución del mercado local.

En términos de mercado interno, Brasil ha superado a México en ventas de vehículos, registrando más de dos millones de unidades vendidas al año, en comparación con el rango de 1.3 a 1.4 millones de unidades anuales en México.

En el ámbito de las inversiones orientadas hacia la sostenibilidad, Brasil también supera a México. Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), Brasil se posiciona por delante de México en términos de inversiones en energías limpias y vehículos eléctricos.

La creciente presencia de Brasil en la industria de vehículos eléctricos representa un cambio significativo en el panorama automotriz de América Latina y plantea desafíos y oportunidades tanto para Brasil como para México en su búsqueda de liderazgo en esta importante área de la economía global. Según publica Expansión

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉