Coches eléctricos de Ford bajan de precio en China

Según publica el portal elpaisfinanciero.com

La legendaria empresa automotriz norteamericana está decidida a no dejar que Tesla aumente la ya abismal ventaja en el mercado de vehículos eléctricos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

  • La gigante automotriz, Ford, quiere evitar que Tesla le saque mayor ventaja en el mercado de vehículos eléctricos de China.
  • La empresa habría recortado los precios de sus modelos más populares de coches movidos con energía.
  • La decisión se da como respuesta a una medida idéntica de Tesla, la cual fue recientemente adoptada.

Los coches eléctricos de Ford ahora son más baratos en el mercado de China, donde la empresa busca ponerse a tono con la competencia. El comercio de estos carros es dominado por Tesla y otras empresas locales que llevan años compitiendo por acomodarse entre una creciente demanda.

China es uno de los países más desarrollados en términos de transición al transporte terrestre sustentable.

El mercado de vehículos de la nación asiática es el más grande de todo el mundo y en el área de eléctricos también es el principal. Las condiciones que ofrecen las autoridades, como incentivos a los consumidores y ventajas a las empresas del sector, lo convierten en un sitio ideal. Asimismo, en términos de infraestructura de recarga de carros es, de lejos, el lugar más avanzado de todo el planeta.

Las autoridades de esa nación esperan que en la próxima década todas las ventas de coches nuevos sean de función sustentable. Eso quiere decir que año tras año el crecimiento de la demanda será olímpico y a las autoridades les urge contar con suficiente oferta de diversas empresas.

Conquistar ese mercado será clave para que Tesla se consolide permanentemente como la campeona del sector. Tanto a Ford como a otras empresas rivales también les serviría para destronar a la compañía del polémico Elon Musk.

El contexto detrás del recorte de precio de los coches eléctricos de Ford

Hasta el momento, la competencia entre las dos empresas se centra en los carros SUV. Precisamente, es de estos coches eléctricos que tanto Ford como Tesla han bajado el costo de venta. Los nuevos precios de los autos de las empresas tuvieron lugar en octubre y eso demuestra que comienzan a darse los primeros pasos para abaratar los costos. Eso último es un requisito indispensable a la hora de masificar el comercio de estos vehículos.

Sin embargo, no se debe esperar carros ahorradores baratos en el corto plazo por múltiples factores que golpean esa industria. Entre ellos se cuenta la situación macroeconómica con las medidas de los bancos centrales subiendo las tasas de interés. Se espera que la agresividad en las políticas monetarias pueda forzar a una recesión en varias economías, lo que mutilaría la capacidad de compra de las personas. Este miércoles, la Reserva Federal de EE.UU. anunció un nuevo aumento de 75 puntos básicos a la tasa. 

Por otro lado, se cuenta la escasez de chips semiconductores, lo cual viene afectando de una manera cruel a las automotrices. Recientemente, la gigante japonesa, Toyota, reportó una caída del 25% de sus ganancias durante el segundo trimestre fiscal de 2022. Esta empresa es una de las que anunció el incremento de precio de sus coches tradicionales, así como un recorte de producción para el próximo año fiscal que cierra en marzo de 2023.

Es en medio de un complejo escenario que Ford ha decidido rebajar el precio de sus coches eléctricos en el mercado chino. Es probable que la medida pueda tener algunas consecuencias en cuanto a la producción. No obstante, la empresa la habría juzgado necesaria para evitar que su rival de mercado saque una mayor ventaja de la que ya tiene. De este modo, el duelo de Elon Musk contra Jim Farley parece que pasará a otro nivel en lo sucesivo.

La magnitud de la competencia se expresa incluso en la compra de Twitter por parte de Musk. Algunas empresas, entre ellas Ford, reaccionaron con recelo al hecho de tener que pagar por publicidades en la plataforma. GM fue más directa y anunció la paralización de los anuncios en la plataforma del pajarito hasta tanto “no se defina el rumbo de la plataforma con los nuevos propietarios”.

Tesla es la principal fabricante y comercializadora de carros eléctricos del mundo y tiene un puesto de poder en el mercado chino. Recientemente, anunció el recorte de precios de algunos de sus vehículos en ese país y con ello se unió a la batalla de reducción para atraer a mayor cantidad de compradores.

¿Cuál será el precio de los coches eléctricos de Ford?

La sorpresiva decisión de bajar el precio de los vehículos movidos con electricidad se centra en diferentes versiones del Mustang Mach-E. Como ya se destacó, la política de reducción del valor de venta aplica solamente para China. En ese sentido, se trata de cuatro versiones del mencionado coche, las cuales podrán ser adquiridas por un precio considerablemente menor.

La empresa realizó el anuncio del nuevo proceder en su cuenta en la popular plataforma WeChat. Debe resaltarse que estos vehículos se producen en el país asiático desde octubre de 2021. Entretanto, la reducción de los precios iría desde el 5% hasta el 9%. Este porcentaje brindaría posibilidades a la compañía de alcanzar una mayor tracción en ese mercado y generaría la reputación entre los usuarios para cuando llegue el momento de lanzar otros modelos.

Hasta entonces, los precios iniciales de los carros se cotizaban de la siguiente manera: el RWD de gama estándar contaba con un precio de ¥275,900 mil yuanes, lo que equivale a $37,911 dólares estadounidenses. En lo que respecta al GT First Edition, su precio era de ¥389,900 yuanes o $53,576 dólares. Las versiones más económicas que ofrece la empresa ahora gozarán de un subsidio de ¥11,088 yuanes.

Con este escenario en perspectiva, los precios de las cuatro versiones quedan dispuestos al público así:

  1. El RWD de gama estándar, ahora tiene un precio de ¥249,900 yuanes ($34,339 dólares) lo que representa una reducción de –9,4%.
  2. Seguidamente, el RWD de alta gama experimenta una reducción hasta los ¥288,900 yuanes ($39,698 dólares). Esto equivale a un -9%.
  3. En lo que respecta al RWD Premium, su precio será un -5,4% con respecto al precio inicial. Ahora, tendrá un valor de compra de ¥349,900 yuanes o $48,080 dólares.
  4. Finalmente, el GT tendrá un valor de ¥369,900 yuanes o $50,828 dólares, lo que equivale a una baja del –5,1%.

Con esto Ford busca la manera más atractiva para ganar un espacio entre el público mediante la disminución del valor de sus coches eléctricos. Curiosamente, la medida de recorte sucede a un aumento de precios del Mustang Match-E de entre ¥7,000 y ¥22,500 yuanes aplicada el pasado mes de mayo, la cual se sujetaba a los problemas de suministro por lo que atraviesa la compañía.

Cuatro variantes del Mustang Mach-E fueron seleccionadas por Ford para la reducción de entre 5% y 9% del precio de venta. Este paso de la empresa de Detroit busca evitar que Tesla le saque más ventaja en el altamente demandante mercado de China.

Una clara respuesta a Tesla

Aunque la empresa no ofreció detalles de las razones que la llevaron a degradar los precios, el motivo parece evidente. Se trata de evitar que Tesla saque más ventaja en ese mercado. En consecuencia, en el mensaje en WeChat, la empresa anima a los usuarios a comprar las versiones más económicas, las cuales se encuentran para disposición inmediata. Además, esta información podría ser sugerente de un desequilibrio entre la producción y la demanda para Ford.

“Las principales empresas del sector de autos eléctricos pelean por la supremacía en el hambriento mercado de China”

De cualquier manera, la medida se anuncia pocos días después de que Tesla hiciera lo propio en ese mismo mercado. En ese sentido, la compañía de Elon Musk apuntó hacia una reducción de entre el 5% y el 9%. Es de tener en cuenta que la más valorada de las automotrices comercializa tres versiones del Model Y en China. De tal modo, el Model Y RWD se vende por un precio de ¥288,900 yuanes ($39,698 dólares) desde el pasado 24 de octubre.

La guerra de recortes de precios parece tener la intención de dominar ese poderoso mercado. No es exagerado suponer que quien domine el mercado de ventas de china no tendrá rivales en el mundo a la hora de comercializar coches movidos con electricidad. De allí que estas no sean las únicas compañías que están ofreciendo descuentos considerables a los compradores de autos sustentables. La semana pasada, la compañía Aito, respaldada por Huawei, hizo lo propio con los precios de algunos de sus modelos.

La baja de precio de Aito se corresponde a los coches utilitarios deportivos totalmente eléctricos, el M7 y el M5. Esta compañía local habría sido la primera en reacciona a la guerra de preciso iniciada por Elon Musk. Por otro lado, algunas empresas locales de renombre son hasta ahora las perdedoras del reciente movimiento y de las medidas de pandemia. Se destacan NIO, Li Auto y Xpeng, las cuales sufrieron agudas caídas en sus ventas durante el mes de octubre, según reporta South China Morning Post.

De todo esto se puede decir que Ford está poniéndose a tono con sus rivales de ventas de coches eléctricos. Con ello busca ser competitiva a pesar de las pérdidas que pueda ocasionar un abaratamiento. Por otra parte, se destaca que estas medidas devuelven el valor de los vehículos de ambas empresas estadounidenses a un punto cercano a los precios de marzo.

Queda por verse si estas empresas serán capaces de mantener una aguda competencia de caída de precios teniendo en cuenta los costos. No se debe perder de vista que el precio del litio, principal materia para las baterías, se ha triplicado debido a la histórica crecida de la demanda durante los últimos años. 

El mercado de materias primas comienza a enfriarse

Un aspecto importante detrás de la medida es que los precios de las materias primas para la producción de carros eléctricos han retrocedido de manera aguda. Aunque se mantienen todavía en una franja considerablemente alta, los expertos consideran que el mercado ya habría alcanzado la cima y ahora comenzará la tendencia de estabilización hacia abajo. Eso aplicaría, según Elon Musk y otros expertos, a materias como litio, acero y aluminio.

Al otro extremo, en Estados Unidos, la situación es diametralmente distinta. En ese país, los fabricantes de carros sustentables no han tenido similar amabilidad con los consumidores. Luego de varias alzas de precio seguidas, se esperaba algún gesto de relajar los precios, pero eso no ha sucedido hasta ahora. Con esto, el traslado de los costos de producción continúa enteramente sobre los compradores, a pesar de la supuesta “marcada tendencia” de retroceso del mercado de materias primeras o primas.

Por otra parte, en Estados Unidos, la capacidad de compra de los ciudadanos se vería afectada en mayor medida que en China. Las razones de esto, es que la inflación en el país norteamericano es kilométrica en comparación con la que sufre Pekín. La amistad con Rusia ha permitido que la nación asiática pueda tener cierto alivio en su economía. Esto afecta directamente las perspectivas del poder de compra de los ciudadanos, algo que en EE.UU. pende de un hilo ante la muy probable situación de recesión. El propio presidente de la Fed, Jerome Powell, confesó recientemente de que la posibilidad de un “aterrizaje suave” se está haciendo cada vez más cuesta arriba.

A pesar de este complejo entramado que apunta hacia una caída del poder adquisitivo en EE.UU., Ford continúa intransigente con los precios de los coches eléctricos. Como muestra, se destaca que la F-150 Lightning, la versión eléctrica de la legendaria camioneta pick-up F-150, experimentó un nuevo incremento de su precio en octubre.

La situación de las materias primas podría empeorar y el mercado de semiconductores continúa dando bandazos. Esto último podría sugerir que los recortes de precio en China obedecen a una medida de emergencia en un mercado particular y no tienen nada que ver con una tendencia sólida.

El estado general de la empresa Ford

Mientras la compañía de Detroit parece debatirse con los desafíos del mercado eléctrico, su estado general continúa generando preocupaciones para la directiva. Los problemas en la cadena de suministro se mantienen como un pesado yunque en los hombros de la empresa. Según datos de la propia compañía, en octubre, las ventas sufrieron un nuevo porrazo y cayeron en un -10%.  Este desplome de las ventas sería el segundo en dos meses seguidos de retrocesos interanuales.

Según el portal CNBC, las ventas de Ford en octubre estuvieron muy por debajo del promedio del mercado. La razón de esto es que la empresa enfrentaba problemas únicos en relación con la cadena de suministro. Uno de ellos tuvo que ver incluso con los logos azules ovalados que identifican la marca. Tal como reportó EL PAÍS FINANCIERO, la automotriz habría paralizado la entrega de miles de coches por no tener logos y placas. De igual modo, según datos recopilados por este medio, Ford sufre el retraso de entre 40 mil a 45 mil coches debido a los problemas de suministro de piezas esenciales.

Para finales de septiembre, la empresa sufrió la mayor venta masiva de acciones en 11 años.

En lo que respecta a los datos de octubre, la compañía anunció ventas totales de 158,327 coches. Se trata de una caída considerable en comparación con los 176,000 carros vendidos durante el mismo mes del año pasado. Se destaca que las ventas de coches eléctricos de Ford siguen representando una cifra minúscula en comparación con sus ventas generales. Pero lo más preocupante para la compañía, es que se trataría del segundo mes de caídas interanuales.

En medio de la actual limitación de la oferta y de una demanda creciente, la empresa lamenta que las ventas disminuyan. Eso sugiere que la propia compañía está fallando a la hora de captar a su público consumidor. En lo que respecta a la industria en general, las ventas aumentaron un 9,1% en comparación con el año anterior a casi 1,2 millones de carros, informó CNBC.

La legendaria compañía automotriz enfrenta serios problemas en el mercado debido a la caída de las ventas durante dos meses seguidos. Los problemas en la cadena de suministro están limitando la capacidad de la empresa para mantenerse en números verdes en medio de las actuales condiciones.

La demanda de coches Ford “sigue siendo alta”

A pesar de los datos que sugieren problemas de ventas por dos meses seguidos, la empresa se mantiene optimista. En ese sentido, el jefe de ventas de Ford, Andrew Frick, considera que, a pesar de los factores como las subidas de tasas, la inflación y los temores generalizados de recesión, la demanda sigue alta. Según la empresa, los clientes mantienen un alto entusiasmo por los coches a pesar de las condiciones macroeconómicas que golpean los presupuestos de las familias.

Según cifras de la empresa, los pedidos de automóviles de modelo 2023 acumularon los 255,000. Asimismo, la mitad de ello habría sido solicitada por compradores minoristas. En lo que respecta a las camionetas insignia de la Serie F, las ventas cayeron en más de 17% en comparación con octubre de 2021. Esto último tuvo un impacto directo en la caída del 13% de las ventas en lo que va de año.

Paralelamente, la empresa vendió unos 11,196 ejemplares de su modelo F-150 Lightning faltando dos meses para finalizar el 2022. La caída de las ventas durante los dos últimos meses, luego de experimentar altas salidas en julio y agosto, podría tener un vínculo directo con las subidas de los precios. Como ya se destacó, los descuentos solamente se aplican para cuatro variantes de carros movidos a electricidad en China. Mientras tanto, en Estados Unidos, las compañías en general mantienen una despiadada política de aumento de precios.

En lo que concierne a las ventas de coches eléctricos de Ford, las mismas totalizaron unos 47,500 ejemplares hasta el mes de octubre. Esto equivale apenas al 3% de las ventas generales de la automotriz en el mismo plazo. Se destaca que la mayoría de las ventas de esos tipos de carros corresponden a los SUV Mustang Mach-E, los mismos que ahora bajan de precio en China. En comparación con el año pasado, las ventas de esos crossovers subieron un 44% o 31,000 unidades.

Las ventas generales de Ford en lo que va de 2022, en las que se incluyen sus modelos de lujo Lincoln, llegaron a 1,54 millones de carros. Esto representa un -2,2% en comparación a las ventas del año pasado hasta esta fecha.

La situación negativa que experimenta Ford se expresan en la caída de las ventas durante dos meses seguidos y la reducción de las ganancias en el tercer trimestre de 2022. En el segmento de coches eléctricos, las ventas han aumentado considerablemente, pero ese mercado apenas ocupa el 3% de las ventas totales.

Las pérdidas se acumulan y pesan en la bolsa

A diferencia de otras fabricantes de carros, Ford presenta sus informes trimestrales y también mensuales al público. El resto de la competencia lo hace solamente en la primera de estas modalidades. En todo caso, el informe de octubre de Ford llega apenas una semana después del reporte de ingresos del tercer trimestre del año, el cual tampoco fue del todo positivo para la empresa.

Durante ese tramo de tres meses, que terminó en septiembre, la firma acumuló pérdidas netas de $827 millones de dólares. Dos de los factores que pegaron fuerte a Ford en ese período fueron los ya acostumbrados problemas en la cadena de suministro y los costos asociados al cierre de su unidad de automóviles autónomos Argo AI.

Cabe destacar que la compañía actualizó su guía de pronósticos de ganancias para el año completo. Se trata de ganancias previas a los impuestos e intereses de $11,5 mil millones de dólares. Este sería, según CNBC, el extremo más bajo de las ganancias que se pronosticaron anteriormente. Estas noticias negativas no podrían tener un efecto distinto al negativo en las acciones en la bolsa de valores.

La baja de los costos de los coches eléctricos en China podría mejorar las ventas en ese mercado, pero no sería suficiente. De allí que las acciones continúen mostrando una tendencia negativa que refleja la inmediata preocupación de los inversores. Según datos de Yahoo Finance, las acciones de Ford perdieron un 2,54% durante la jornada de este miércoles. El precio de cotización es de $13,06 dólares por acción.

Para tener una idea clara de la caída, se destaca que en enero las acciones alcanzaron el precio unitario de $25,87 dólares.