Chevrolet Traverse RS 2023: más potente

Según publica el portal informador.mx

Una semana con este modelo y confirmamos de nuevo que Einstein tenía la razón: todo es relativo


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Chevrolet Traverse RS. Este modelo ofrece velocidad y seguridad, pues cuenta con siete bolsas de aire.

Cuando nos toca ver un Chevrolet Traverse en México, la sensación que nos queda es la de una inmensa camioneta, que parece aún mayor según el auto en el que viajemos. Pero luego de una semana con una de ellas en Estados Unidos, la dejamos con la impresión de que es del tamaño exacto.

De hecho en Texas, la Chevrolet Traverse bien podría reclamar el derecho de ser considerada compacta, tal es la cantidad de pickups de tamaño completo que vemos en las calles de todas las ciudades de ese estado. Exageraciones aparte, convivir con ella en su tierra nos hizo entender mejor el éxito de las SUV de tres filas, incluso cuando la gran mayoría solo usa la primera.

  • El amor por los autos estadounidenses

Es que el usarla para dos o cuatro pasajeros, tienes un área se carga imbatible y en el caso de la Traverse, aún con adultos en la tercera fila -que sí caben sin mayor problema- hay buen espacio para equipaje. Debajo del piso plano de la cajuela hay un enorme compartimiento que nos permite guardar, por ejemplo, todas las bolsas del supermercado fuera de la vista de los amantes de lo ajeno. Si en Texas eso es importante, en México lo es aún más.

Los interiores de la Traverse son amplios con asientos de piel y ajuste eléctrico.

Potencia y equipo

La versión RS que conducimos no está disponible en México, lo que es una pena, ya que sus rines de 20 pulgadas la hacen ver mejor que los de 18 que nos toca en la LT, además de ser AWD. También cuesta menos, ya que se vende por 46 mil dólares lo que, aún con los impuestos que hay que poner, es más barato que 1.097 millones con que se vende en México.

Mecánicamente es igual y eso está bien. El motor V6 de 3.6 litros con 266 libras-pie de torque y 310 caballos de fuerza es tan impetuoso, que el control de tracción no logra evitar que las llantas delanteras (o las cuatro, en el caso de la RS) patinen. Cuando tienes que acelerar a 110 km/h para entrar a una avenida varias veces por día, lo agradeces. Y para su tamaño y peso, un consumo de 6.8 km/litro nos pareció excelente.

Con la seguridad de las asistencias de conducción, siete bolsas de aire, el confort de doble quemacocos, asientos de piel con ajuste eléctrico, CarPlay y Android Auto inalámbricos, más un montón de espacio y lugar para guardar objetos, la Chevrolet Traverse ayudó y mucho a que una semana en Estados Unidos fuera muy placentera. Y sí, es grande en México, pero perfecta en Estados Unidos, porque todo, claro, es relativo.