BMW tiene la solución para los interiores 100% digitales: cambiar las pantallas por el metaverso

Según publica el portal motorpasion.com

BMW tiene la solución para los interiores 100% digitales: cambiar las pantallas por el metaverso. BMW tiene la solución para los interiores 100% digitales: cambiar las pantallas por el metaverso. La digitalización es reina en el nuevo concept car de BMW presentado en el CES de Las Vegas. Bautizado BWM i Vision Dee, debe mostrarnos cómo serán los futuros BMW en términos de conectividad y tecnología. El objetivo es disponer de un modelo tan conectado como fácil de usar, algo que se espera de los modelos de la próxima generación.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Casi todos los nuevos modelos parecen tener en común un elemento: una enorme pantalla táctil domina el interior del coche. Eso cuando no son varias pantallas o todo el salpicadero ha sido sustituido por una o varias pantallas.

BMW es uno de los que llena sus coches nuevos de pantallas, basta con ver los nuevos BMW Serie 7 e i7. Pero en futuro, BMW quiere prescindir de las pantallas al uso y centrarse más en lo que se puede decir y ver que en lo que se puede tocar. Dicho de otro modo, adiós a las pantallas táctiles, pues habrá que hablar con el coche.

Presentado el miércoles por la noche en el CES, BMW presentó a «Dee», su asistente de voz personal y el sistema de visualización frontal que tendrá un gran protagonismo en su próxima generación de coches que llegará en 2025, la llamada Neue Klasse.

Experiencia Emocional Digital y realidad mixta

Dee, que significa “Digital Emotional Experience”, o «Experiencia Emocional Digital», combina comandos de voz naturales e información de infoentretenimiento desplegada a lo ancho de todo el parabrisas, en una franja que puede ir de 50 mm hasta 200 mm e incluso cubrir todo el parabrisas, de arriba a abajo y en todo lo ancho.

En lugar de una enorme pantalla táctil en el centro del salpicadero y un cuadro de instrumentos para el conductor encima del volante, Dee lo sustituye todo por pantallas configurables que varían en función de un control deslizante de “realidad mixta” situado en el interior.

¿Hasta qué punto nos parece feo el exterior por el que circulamos? En el centro, el control deslizante de realidad mixta que permite esconderlo por completo.

¿Qué significa eso de “realidad mixta”?  Dee puede sustituir la carretera y los edificios que nos rodean al circular proyectando una alfombra de césped y flores y edificios futuristas que se superponen a la realidad en el parabrisas y las lunas laterales.

También puede mostrar en el parabrisas toda clase de información y entretenimiento. Es más, se puede incluso proyectar en la cara exterior de las lunas un avatar nuestro o al final lo que nos venga en gana sin que nadie vea lo que pueda ocurrir dentro del coche.

Realidad mixta: lo que se ve es real, pero con otra forma. La pista es la calle, mientras que la flora y los edificios futuristas son en realidad los edificios y el mobiliario urbano de una céntrica calle.

Obviamente, en un concept car para el CES, BMW se ha ido a extremos que no veremos en un coche de producción. Y es que la mayoría de esas funciones serían viables únicamente en un coche de conducción de autónoma de nivel 4 o nivel 5. A duras penas la industria está alcanzando el nivel 3. Y con muchas limitaciones.

Lo que BMW nos quiere mostrar con este i Vision Dee es que es posible prescindir de las pantallas táctiles que tanto distraen al conductor y al mismo tiempo ofrecer toda clase de servicios digitales y conectados, llevados al extremo aquí para el show.

Eso sí, casi la única forma de interactuar entonces con el coche es hablándole, usando comandos por voz naturales, algo que será siempre más seguro que tocar una pantalla táctil o incluso un botón.

Toda la dificultad está en conseguir una interacción lo más natural posible. Y que en lugar de decir “BMW, baja la temperatura del climatizador a 21 grados” se pueda decir simplemente “qué calor hace, pon el aire, a 20” y el coche ya ponga el climatizador a 20 grados.

En todo caso, que el inventor del sistema de control multimedia más eficaz de la industria y que muchas marcas han emulado hasta la llega de las pantallas táctiles (sí, hablamos del BMW iDrive), se plantee una nueva forma de interactuar con los sistemas del coche es una aviso a navegantes, el tiempo de las pantallas se acabará.

Un nuevo diseño para una nueva BMW/ BMW tiene la solución para los interiores 100% digitales

El BMW i Vision Dee es también algo más que un asistente por voz. Es también una muestra de que BMW podría redefinir su lenguaje estético, al menos para los futuros modelos de su Neue Klasse.

El nombre escogido para los nuevos BMW no es anodino. Neue Klasse, o Nueva Clase, en alemán, hace referencia a los BMW 1500, 1600 y 1800 de los años 60, considerados entonces como de una nueva clase y que salvaron BMW de la quiebra. Pero también era una referencia a la nueva clase media emergente en los años 60 y a la que se destinaban esos modelos. Y el diseño del i Vision Dee refleja ese pasado de BMW.

El i Vision Dee tiene un diseño realmente minimalista, pero también muy BMW al mismo tiempo que desprende una cierta sensación de potencia, de dinamismo. Es indudablemente BMW porque todos los guiños de la marca están presentes: el doble riñón, el codo Hofmeister y la clásica carrocería de tres volúmenes del BMW 1500.

Pero al mismo tiempo, si no los queremos, pueden desaparecer gracias a la tinta electrónica, la e-ink. El aspecto ultra depurado del i Vision Dee pretende prescindir de elementos innecesarios que añaden complejidad sin valor.

Y es algo que resulta cuánto menos llamativo en una marca que ha hecho de los elementos innecesarios y añadidos su seña de identidad. El éxito de los caros y opcionales paquetes M en todos los modelos de la marca, desde el Serie 1 hasta el X5, son una buena prueba de ello.

El i Vision Dee es en definitiva una muestra más de las intenciones de BMW de reinventarse con esta Neue Klasse del siglo XXI, tal y como lo hizo con la del siglo XX. Una nueva Neue Klasse, valga la redundancia, que será eléctrica e incluso con modelos con pila de combustible de 170 kW de potencia desarrollada con Toyota y depósito plano desarrollado con Bosch. Veremos el primer BMW Neue Klasse de serie a partir de 2025.