Audi en México se perfila para ampliar su planta al doble y producir autos eléctricos

911 GT3 con paquete Touring

Según publica el portal forbes


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La fabricante de autos de lujo y deportivos Audi tiene listo el terreno para duplicar el tamaño de su planta en San José Chiapa, Puebla.

Tarek Mashhour, presidente ejecutivo de la planta Audi México, aseguró en conferencia que la decisión está por tomarse al cierre de este año o a principios del 2023, y que lo que se defina dependerá de la estrategia que Grupo Volkswagen, del cual son filial.

Así, la ampliación de las instalaciones en Puebla, podría destinarse a la producción de unidades eléctricas, toda vez que a partir del 2033, las plantas de Audi en todo el mundo producirán únicamente coches eléctricos.

En un recorrido para representantes de medios de comunicación, realizado por algunas partes de las instalaciones de la planta poblana, se pudo apreciar el gran espacio disponible para la ampliación de las instalaciones de Audi.

De acuerdo con Josán Berganza, encargado de experiencias Audi en San José Chiapa, la planta ya construida y en donde actualmente se fabrica el Q5 para México y el mundo, ocupa 200 hectáreas, así como 60 más para proveedurías, por lo que en el terreno de 460 hectáreas, quedan 200 a la espera de ser activadas.

El terreno está listo, comentó Berganza. En caso de que Grupo Volkswagen decida poner otra línea de armado en Puebla, se tienen las condiciones para hacer las conexiones necesarias y activar el espacio, dijo en referencia a las instalaciones de recursos como energía y agua.

Actualmente en las instalaciones de Audi laboran más de 5 mil colaboradores, mientras Mashhour descarta que tuvieran algún problema para sumar personal en cuanto se decida duplicar el tamaño de la planta.

La planta de Audi México en Puebla arrancó operaciones el 30 de septiembre de 2016, y ha alcanzado la producción de 800,000 unidades del modelo Q5, las cuales son vendidas en todo el mundo, a excepción de China y la India.

Las instalaciones mexicanas están alineadas con la iniciativa global de Audi de utilizar tecnologías para fabricar autos con un consumo reducido de agua, gas y electricidad.

En la planta de San José Chiapa más del 90% de los residuos son reciclados, evitando el uso de rellenos sanitarios o vertederos.