A subasta un McLaren P1 GTR Lanzante homologado para circular por carretera

Según publica el portal periodismodelmotor.com

Hasta el 1 de diciembre, la web Collecting Cars subasta un McLaren P1 GTR Lanzante homologado para circular por carretera. Es una oportunidad única para hacerse con un auténtico coche de carreras para conducirlo, tanto en circuito como en la calle.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Se trata de un McLaren P1 GTR de 2016 modificado por el especialista Lanzante. Monta un sistema de propulsión híbrido formado por un V8 biturbo de 3.8 litros y un motor eléctrico que produce 1.000 CV, lo que significa una mejora de potencia con respecto al P1 convencional. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos y la velocidad máxima está limitada a 350 km/h.

A subasta un McLaren P1 GTR Lanzante homologado para circular por carretera

Estamos ante uno de los 58 GTR construidos, concebido como modelo de pista para aprovechar las capacidades del McLaren P1 y celebrar los 20 años de la victoria de McLaren en las 24 Horas de Le Mans de 1995. Concretamente, es una de las pocas unidades modificadas por Lanzante en Reino Unido.

Esta versión es más potente y ligera que el coche de serie (50 kg menos de peso) y luce un kit aerodinámico que incluye elementos como el alerón trasero fijo con DRS fabricado en fibra de carbono, un sistema “push to pass” al estilo ERS, un splitter delantero, canards de fibra de carbono, profundos faldones laterales y un esculpido difusor trasero. También cuenta con suspensiones de competición, llantas de aleación de 19 pulgadas con bloqueo central, unos espejos retrovisores montados en el pilar A, escape de titanio.

En el interior, encontramos dos asientos deportivos fabricados con material ligero y tapizados en Alcantara negro, equipados con arneses de competición de cuatro puntos firmados por Sabelt, un volante de competición de fibra de carbono y un cuadro de instrumentos digital. En la consola central, hay un botón de emergencia y un interruptor de sistema de extinción de incendios.

Acabado en blanco con la librea McLaren P1 GTR en negro y algunos patrocinadores, el coche se entrega con una funda, un cargador de baterías, un libro de mantenimiento y toda la documentación. En el momento de escribir este artículo, la última puja alcanza los dos millones de euros.