República Dominicana debe prepararse para proteger su economía

Palacio de gobierno de República Dominicana, economía dominicana

Juan José Arteaga y Luis Manuel Piantini consideran que las autoridades deben estar alerta

República Dominicana es objeto de una campaña de descrédito armada en escenarios internacionales, cuyos promotores esperan que el país se haga cargo, por completo, de la crisis que padece Haití, profundizada tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2020.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así lo entienden el consultor empresarial y asesor de Estado, Juan José Arteaga, y el exrepresentante dominicano ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), Luis Manuel Piantini, quienes advierten que el objetivo principal es afectar el desempeño económico del país.

Las consideraciones de Arteaga y Piantini se producen a propósito de que 15 congresistas de Estados Unidos, según informan diversos medios de comunicación, pidieron al gobierno del presidente Joe Biden investigar las acusaciones de “trabajo forzoso” en la producción de caña de azúcar en República Dominicana para el consumo estadounidense.

Los legisladores, miembros del Subcomité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, recuerdan que existe un tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta). El texto va dirigido a la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai; al titular del Departamento de Trabajo, Marty Walsh, y al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Arteaga apeló al reconocimiento del gobierno de Estados Unidos a los esfuerzos de República Dominicana por lograr la solidaridad internacional con Haití. “Ahora es que el gobierno estadounidense debe demostrar que son amigos verdaderos y no simples aliados cuando es conveniencia. Este país ha llevado a cabo una verdadera democracia que ellos han celebrado recientemente con la alianza de Costa Rica y Panamá, que ellos han puesto como ejemplo para que otros se incorporen. Nuestro país es ejemplo en estos momentos que está combatiendo el narcotráfico y la corrupción y no hay duda que ellos han cooperado con esos dos temas”, sostuvo el asesor empresarial.

De su lado, Piantini recuerda que recientemente advirtió que desde Washington se venía armando una campaña sucia contra la industria azucarera dominicana. El objetivo, dice, es afectar la economía. “Alerté a las autoridades con tiempo. Nos quieren despojar de la cuota azucarera y de los beneficios del tratado y afectando las inversiones americanas en el país”, señaló el también economista y exvicegobernador del Banco Central.

Respecto a Haití, por entender que hay una relación directa con el tema y lo que buscan los legisladores de Estados Unidos, Arteaga destaca los esfuerzos que ha hecho el presidente Luis Abinader en la región al solicitar ayuda de países amigos, como Panamá y Costa Rica, para buscarle una solución a la crisis haitiana.

“Querer ahora tratar el tema azucarero no es justo, castigar a un amigo que lo están ayudando a recuperar la confianza que perdieron en tiempos difíciles como actuales, es que se conocen los verdaderos amigos. El mundo está en medio de una pandemia y la secuela que está dejando debemos combatirla todos unidos y no castigando a los aliados”, afirmó.

Naciones Unidas, en su sede local, reconoció recientemente la voluntad y acciones del gobierno dominicano en sus esfuerzos para movilizar y solicitar el apoyo de la comunidad internacional a las autoridades y al pueblo haitiano, en la búsqueda de soluciones sostenibles y de una respuesta a la crisis en su dimensión humanitaria, de seguridad y de desarrollo.