Dominicanos ampliaron el uso de sistemas digitales bancarios

Mujer con una tarjeta sentada frente a una laptop

El año pasado hizo que muchas entidades de intermediación financiera (EIF) diversificaran la forma en la que sus usuarios pudieran realizar transacciones de todo tipo en medio de la pandemia por Covid-19, aunque el proceso se aceleró, muchos han quedado con estas nuevas medidas y muchos no piensan volver a cómo se realizaba anteriormente.

Según el Ranking de Digitalización de la Banca Dominicana 2021 presentado por la Superintendencia de Bancos, la utilización de aplicaciones de banca personal cuenta con gran aprobación por los usuarios, el 82% afirmó que es fácil de usar, mientras que el 90% confía en los niveles de seguridad. Esto va en concordancia a las medidas sanitarias impuestas de disminuir el aforo en lugares cerrados, como bancos, ya que buscan hacer acciones para evitar que las personas lleguen a los centros financieros.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Aumentó en un 35% el uso de aplicaciones móviles, teleservicio en un 31% y la banca en línea 25% con respecto a años anteriores. De esto, se ha dicho que el 33% de las transacciones es de pagos digitales, distribuyéndose de la siguiente manera: facturas y servicios 13%, pago a otra entidad 10% y pagos a la misma entidad 10%.

Servicios novedosos a la vanguardia de la tecnología

La billetera electrónica es un software que permite almacenar dinero electrónico para realizar operaciones de comercio en línea, estas funcionan como un sustituto de tarjetas de crédito y débito para realizar transacciones. Esta ha sido una medida utilizada por varias personas que no están bancarizadas. Este ha sido una novedad para el estudio que presentó la institución.

Además, el estudio dio a conocer que las operaciones a través de dispositivos móviles continúan en aumento, siendo una opción rápida y ágil, en especial, entre las personas jóvenes.

La innovación ha sido un factor importante para mantenerse en la mente de los usuarios, ya que, según el estudio, una gran parte de la población busca las mejores opciones y no tiene problema en cambiarse de institución bancaria por una que llene las necesidades requeridas, lo que permite establecer que cada vez más, será un reto mayor mantener los cambios en medida de las demandas.

Este estudio tiene como finalidad conocer la situación de los canales alternos que posee las entidades de intermediación financiera y sus funcionalidades, además de usabilidad y preferencias de los usuarios de los canales alternativos que permita realizar un diagnóstico que permita mejorar la atención, medidas de seguridad y fomentar algunas iniciativas que ayuden a establecer cómo se comporta el mercado y la bancarización en el país.