Millones de familias peruanas se quedaron sin panetón

Panetone

Indecopi retiró del mercado millones de panetones de Tottus y Plaza Vea por 12 días. Ayer, la entidad tuvo que retroceder

Indecopi ordenó, a pocos días de Navidad, el retiro del mercado de millones de panetones con precios accesibles para la mayoría, lo que significó una reducción importante de este tipo de oferta para millones de familias. Los panetones de Tottus y Plaza Vea los compran las familias de menos recursos. ¡Qué abusivos!

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El 10 de diciembre la Comisión de Protección al Consumidor emitió una medida cautelar que retiraba de circulación a nivel nacional cuatro millones de panetones de Tottus en su presentación de 900 gramos, cuyo precio es de S/10 por unidad, un monto atractivo para muchas de familias. Pero no fue el único producto afectado.

La entidad también dispuso el retiro del panetón con pasas y frutas confitadas de la marca Bell’s, de Plaza Vea, que pertenece a Supermercados Peruanos.

El argumento de Indecopi se sostuvo en que ambos panetones tienen más grasas trans de lo permitido por la norma. El artículo 6 de esta dice que solo la Autoridad de Salud otorgará autorización a los productos que no superen el límite de contenido de grasas trans, que es de 2 gramos por cada 100 de panetón. ¿Cómo Indecopi determinó tal infracción? No está nada claro.

Según la entidad, los resultados arrojaron la presencia de ácidos grasos trans en una cantidad mayor a 2 gramos por cada 100. Sin embargo, tanto Tottus como Supermercados Peruanos afirman con documentos que sus productos cumplen los requisitos; por lo tanto apelaron.

En un comunicado, Tottus indicó que recurrió a un análisis del laboratorio Pacific Control SAC ‚que tiene certificación del Instituto Nacional de la Calidad. Este determinó que los índices de grasas trans eran inferiores a 0.01 gramos por cada 100 gramos, parámetros que están dentro de lo exigido.

Respuesta legal

“Hemos presentado un pedido inmediato y urgente para que se levante o se modifique la medida cautelar porque la única prueba que Indecopi realiza se da con base en una sola muestra de un lote, que, para el día 11 de diciembre ya estaba vencido (y la empresa había sido notificada un día antes). Es decir, hoy no existe una prueba vigente de que nuestros productos tengan grasas trans. Por el contrario, hemos presentado una reciente prueba que acredita que no tiene grasas trans”, sostuvo el representante legal de Tottus Piero Stucchi.

Otro detalle que deja dudas es la demora del ente regulador para hacer las notificaciones.

“El 7 de octubre de este año Indecopi supuestamente recibió la prueba donde indica que un lote sobrepasa la norma de grasas trans. Ha pasado más de dos meses, ¿por qué recién el 10 de diciembre nos notifican que hay que suspender la comercialización del panetón? Más de dos meses es muchísimo tiempo”, añade el abogado de Tottus.

Por su parte, Supermercados Peruanos explicó a Perú21 que tiene 17 análisis del producto en tres laboratorios independientes acreditados por Inacal .

“Supermercados Peruanos S.A. ha presentado una apelación y esperamos que la Sala de Indecopi resuelva mañana (hoy) 22 de diciembre en el mismo sentido (que en el caso de Tottus) y permita la venta del panetón Bell’s, habiendo presentado más de una decena de pruebas técnicas de diversos laboratorios independientes que indican que el panetón Bell’s cumple totalmente la normativa de grasas trans”, comentó la empresa a este medio.

Preocupación sectorial

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) también se ha mostrado preocupada, calificando la medida como desproporcionada. Alex Daly, presidente del Comité de Alimentos de la SNI, afirmó a Perú21 que no ponen en entredicho la función del Indecopi de fiscalizar la libre competencia y la protección al consumidor.

“Lo que ha ocurrido acá es que al iniciar un procedimiento para investigar si determinados productos exceden las grasas trans, (el procedimiento) se ha hecho con base en una prueba de un laboratorio, y considerando una sola medida cautelar. Nos ha parecido una medida apresurada, desproporcionada, y técnicamente cuestionable”, asevera.

En la SNI no se han quedado de brazos cruzados y ha solicitado una reunión con el presidente de Indecopi, Julián Palacín. “El panetón es un producto estacional de Navidad y Año Nuevo, por eso esta decisión (del Indecopi) ocasiona un daño económico a las empresas involucradas, pero también un daño reputacional”, explica.

Hasta el momento Indecopi ha analizado 45 productos del mercado y cuatro de ellos han sido retirados de circulación, pero ya ha tenido que retroceder en el caso de Tottus.

Ayer, martes 21, se conoció a través de un comunicado que Indecopi levantó la medida porque se equivocó, aunque no reconoció públicamente su error.

La entidad ordenó que los panetones de Tottus regresaran a la venta tras 12 días fuera de circulación, durante los cuales millones de familias peruanas de pocos recursos vieron reducida su capacidad de elegir panetones a un precio accesible.

Ahora falta saber si también el Indecopi se rectificará sobre los productos Bell’s. No obstante, el daño ya está hecho. Y los consumidores fueron los que perdieron. ¿Quién se hace responsable?

Tenga en cuenta

-La mayoría de peruanos compra panetones en bodegas y supermercados. De acuerdo a la consultora Kantar, los supermercados son el segundo canal de venta con un 32% de participación, siendo superados ligeramente por las bodegas con un 32.1%.

-El 80% de las ventas anuales se concentran en los últimos 4 meses del año. El panetón es uno de los productos más vendidos en Navidad.

-Una parte significativa del consumo de panetones proviene del nivel socioeconómico C.

-Según Kantar, este sector consume el 40% de los panetones en el Perú.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉