Farmacias y boticas iniciaron operaciones sin fiscalización durante la pandemia

trabajadores de Salcobrand
  • Decana del Colegio Químico Farmacéutico de esta región indicó, además, que el gran déficit de profesionales en este rubro por poca demanda de egresados de universidades pone en riesgo salud.

Según publica larepublica.pe  Decenas de farmacias y boticas iniciaron operaciones en La Libertad durante la pandemia de la COVID-19 sin fiscalización por parte de Minsa, mediante la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), según la decana del Colegio Químico Farmacéutico en esta región, Judith González Moreno. Esto ha significado que muchos de los locales no cuenten con profesionales ni con infraestructura idónea.

“Con la pandemia, por la emergencia sanitaria, se abrieron establecimientos farmacéuticos sin la verificación previa y de manera automática, sin presentación de expedientes respectivos. Eso ha hecho que aparezcan muchos locales que no reúnan las condiciones mínimas de almacenamiento de los fármacos y no cuenten con un químico farmacéutico para la atención. Esto es una infracción a la norma y amerita un cierre temporal del local”, explicó González a La República.

“Lamentablemente, muchas veces no se contrata a este tipo de profesionales y los locales de venta de medicinas atienden contraviniendo la norma. Eso implica atentar contra la salud de los ciudadanos, porque los químicos farmacéuticos somos los que aseguramos y garantizamos la calidad del medicamento”, agregó la decana.

Déficit de profesionales

González Moreno manifestó que hay un déficit de estos profesionales en las farmacias y boticas de la región. Por nueva normativa, las farmacias están obligadas a contar con estos especialistas, en cambio, las boticas operan sin ellos y son impulsadas por emprendedores.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

“En La Libertad hay déficit en los más de 2.000 establecimientos farmacéuticos, que al funcionar por más de ocho horas necesitaría a dos de estos profesionales. Actualmente, en nuestro colegio tenemos agremiados a 2.500 personas. Esto se debe también a la poca demanda de egresados en esta profesión de las universidades”, explicó.

Finalmente, se refirió al rol del profesional en farmacia. “El químico farmacéutico no prescribe, nosotros realizamos el acto de dispensación y la orientación de cómo debe tomarlo. Nosotros podemos dar alternativas que puede existir otro producto más económico y de acuerdo al alcance del paciente”, detalló.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉