¿Cuánto ha cambiado la estructura productiva en 200 años?

Cajas de uvas y personas con uniformes rojos

El esquema productivo del Perú ha cambiado sustancialmente en los últimos 200 años, o incluso más, ¿cuál era el sustento económico cuando se proclamó la independencia del país? ¿qué ha cambiado desde entonces con la tecnología y el acceso al mercado internacional?

De la papa y el maíz, a la minería y los servicios, pasando por la explotación del oro y la plata; el guano y el salitre; el algodón, el azúcar y el petróleo. No hay duda de que, en 200 años, y quizá más, la estructura productiva del Perú ha cambiado. Ha dejado en el camino algunos productos que en su momento fueron la razón de la bonanza y se ha reinventado. ¿Cómo ha cambiado la economía del país desde aquel 28 de julio de 1821?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Antes de la llegada de los españoles, el territorio peruano se encontraba bajo el dominio inca. Según “La Economía de Perú y los problemas del desarrollo” que publicaron Nicolás Hernán, Ana Laura Adelardi y Claudio Alejandro, las comunas agrícolas tenían cierta autonomía económica y estaban integradas a través y caminos para el traslado de los productos como la papa, y el maíz. Aunque también gozaban de una riqueza minera que es justamente lo que atrajo a los españoles.

Y así fue. La presencia de los españoles trajo una transformación económica que se basó en la explotación del oro y la plata que fue el corazón de la economía del Virreinato, con los centros mineros de Cerro de Pasco, Huancavelica y la importante Potosí (actual Bolivia), pues desde allí provenía el 70% de la explotación de plata.

Sin embargo, ese escenario cambió con la proclamación de la Independencia en 1821 que pone fin a la dominación europea, aunque los efectos de aquella guerra generaron una depresión económica que duraría casi un cuarto de siglo. Carlos Parodi, profesor de Economía de la Universidad del Pacífico lo explica de esta manera.

“Cuando el Perú recién se independiza, necesitaba inventar un país. Desde ahí comienza un periodo largo en la que pasa los primeros 20 años de su independencia en una situación muy precaria. ¿Qué cosa producía? La economía peruana estaba basada durante gran parte del siglo XIX en la minería y agricultura, esos sectores fueron los más determinantes”

El «Boom del guano» y algo más

En los primeros 30 años de vida independiente del Perú, aparecen dos fertilizantes que eran útiles para los cultivos en Europa: El guano y el salitre. “Pero cuando se acaba el guano, la alternativa del Perú era el salitre que estaba en Arica y parte de la Guerra del Pacífico fue básicamente por el salitre”, dice Parodi.

Tras ese enfrentamiento contra Chile, la economía peruana quedó debilitada. Para tener una idea, se estima que, a raíz de esa guerra, la economía cayó 25%Al país le tomó 20 años salir de aquel hoyo. Esto hizo que aparezcan otras estrellas como el azúcar y el algodón, comenta Carlos Contreras, profesor del Departamento de Economía de la PUCP.

“Los sectores estrellas eran las exportaciones agrícolas, el azúcar y el algodón, entre ambos representaban más de la mitad de las exportaciones. Luego estaban los productos mineros como el cobre, la plata y el petróleo que eran muy importantes. Las lanas y el caucho más bien estaban de caída, lo cual era lamentable porque la lana dinamizaba mucho la economía de Cusco, Puno, Arequipa y el caucho de la amazonia”, señaló Contreras.

El azúcar y el algodón empleaban mano de obra. Y allí surge un detalle: Con la llegada de los españoles y el sometimiento de los pueblos originarios, “la densidad demográfica tardó cuatro siglos en recuperar sus niveles: no fue sino hasta los primeros años del siglo XX que la población alcanzó el nivel que había tenido antes de la conquista”.

En ese lapso, la política estatal estuvo “fuertemente enfocada en los programas de promoción de la inmigración europea y asiática”. De manera paralela, aparecen en otras regiones la industria textil, con la moda occidental, de la mano de los migrantes japoneses y libaneses. También los artículos de cuero, muebles, aceite, fideos, señala Contreras.

El siglo XX y las crisis económicas

En 1921 aparecen con fuerza la exportación del cobre y el petróleo. Incluso este último pasó de no aparecer en la lista de exportaciones a representar el 30% de las mismas, ganando terreno a la producción de azúcar.

Lo que no se puede negar es que en este siglo hubo varias crisis que el Perú tuvo que sortear. La “Gran Depresión de 1929” que surge en Estados Unidos golpeó a la economía peruana que cayó 11% debido a la dependencia con el mercado estadounidense.

Con la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) pasó algo similar, con la diferencia que las exportaciones no se vinieron abajo, sino que subieron de precio, “pero el Perú no lo aprovechó porque había un acuerdo con USA. En todo caso las exportaciones mejoran, aunque no tanto si hubiéramos aprovechado los buenos precios, como lo hizo Argentina”, argumenta Contreras.

Carlos Parodi explica que en 1983 la economía peruana cae 10% debido al peor Fenómeno de El Niño que hubo y vuelve a caer en 1989 con el primer gobierno de Alan García que significó otro golpe.

Imagen
El desarrollo del PBI | Fuente: Sacada de la publicación: «La economía de Perú y los problemas del desarrollo»

Hoy la economía peruana tiene otra distribución, la agricultura, aunque sigue teniendo un rol importante, ha dado paso al sector de servicios como las empresas, la banca y el comercio, así como al sector minero, explica el economista Jorge Gonzales Izquierdo.

“Hoy día, si tu agrupas bajo el concepto de servicios, como el sector financiero y seguros, te representa el 50% del PBI peruano. Individualmente, ¿quién pesa más? En primer lugar, la manufactura representa el 16.5% del PBI peruano. En segundo lugar, la minería con hidrocarburos (14.3%). En tercer lugar, el sector comercio (10%)

Desde el año 2000, el Perú tuvo “la segunda mayor tasa de crecimiento de américa latina, indican los especialistas”. Sin embargo, la pandemia causada por la COVID -19 ha vuelto a abrir brechas que estaban cerrándose como la pobreza. De allí lo importante de mirar otros sectores económicos en los que el país pueda apoyarse e impulsar el desarrollo de manera inteligente. Carlos Parodi lo resume así. “Recordemos algo: El Perú es un país rico en metales, pero los países no son ricos por lo que tienen, sino por la forma en la usan lo que tienen”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉