Costa del Sol alista inversiones en sedes de Cajamarca, Trujillo y Cusco

costa del sol

Gestión conversó con el CEO de la cadena de hoteles Costa del SolMario Mustafá, quien hizo un balance de la firma durante el año pasado y los planes para el 2023.

El turismo ha sido una de las actividades económicas más golpeadas en el Perú, inicialmente por el COVID-19 y, posteriormente, por la crisis política-social que ultimamente ha derivado en bloqueos y medidas de protesta en diferentes partes del país. Ante ello, Gestión conversó con el CEO de la cadena de hoteles Costa del SolMario Mustafá, quien hizo un balance de la firma durante el año pasado y los planes para el 2023.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

¿Costa del Sol ya recuperó los niveles de facturación del 2019?

Con bastante esfuerzo se ha logrado recuperar los resultados del 2019, lo cual significa un gran logro, pero a la vez dos años de pérdidas en que no hubo crecimiento. Hemos llegado escasamente al 100% del nivel prepandemia, con una venta de S/ 123 millones que fue muy similar a la del 2019.

¿Hasta cuánto llegó a caer la ocupabilidad en los hoteles de la cadena?

Hubo momentos en el que estuvimos por debajo del 20%. Luego, poco a poco, se fue recuperando. También porque decidimos atender a todos los migrantes que venían de regreso y tenían que hacer la cuarentena. Así, también algunas sedes las habilitamos como “hoteles COVID” para atender a pacientes que fueron positivos. Tuvimos que usar todas las estrategias para continuar laborando en esa situación tan difícil.

¿Cuáles son las ciudades en la que la cadena se ha recuperado más rápidamente?

Nos conviene que Costa del Sol tiene un combinado entre turismo receptivo, turismo comercial y turismo nacional; entonces, fue más fácil recuperarse en la parte del norte, donde la gente iba buscando aire y sol, eso nos ayudó. Los lugares más difíciles de recuperación son aquellos importantes en turismo receptivo; por ejemplo, Cusco, Arequipa y Lima.

Este año ha sido particularmente difícil para Cusco, ¿cuál es el balance de la firma en la zona?

Para los empresarios es muy complejo y realmente necesitamos el apoyo del Gobierno. Es inconcebible lo que ocurre en Cusco, en el que hay un desgobierno. A esta plaza nos ha llegado la mitad de turistas que se había planificado. Hemos tratado de impulsar el turismo nacional y toda la parte de negocios, pero aún así la infraestructura del Cusco es muy grande, es para recibir al mundo y realmente cuando suceden estas protestas, no solo se daña la semana de huelga o el día que no se operó, se dañan las ventas futuras.

¿Cuánto es el cálculo de la pérdida en Cusco?

Las pérdidas por las últimas huelgas son más de 400 habitaciones reservadas para turismo receptivo canceladas por los días de protestas y por los siguientes meses. Y eso solamente en Cusco, no estoy contabilizando las cancelaciones en Lima y Arequipa, que es un poco más difícil cuantificar. Sin embargo, será una cifra muy similar a esta, pues los pasajeros que vienen a Cusco normalmente le dedican tres o cuatro días a Lima y hacen una vuelta vía Arequipa en dos o tres días. De este modo, cuando hemos perdido estas reservas han sido en tres o dos unidades de la cadena; si juntáramos creo que pasamos las 800 habitaciones.

¿Estas cifras son solo por la última paralización de diciembre?

Así es, solamente en diciembre. Cusco es un destino para fin de año, pero luego de estos hechos, la gente ya no quiso arriesgarse, incluso el turismo nacional optó por destinos más seguros.

Vea también: Los 10 mejores restaurantes para comer carnes y parrillas en Lima

¿A qué nivel de ocupación se encuentra la firma en el Cusco?

En estos días está en un 36% aproximadamente cuando normalmente esta es una temporada alta, donde mucha gente tiene planeado ir a pasar su fin de año al ‘ombligo del mundo’. Normalmente teníamos una ocupación de 100% desde Navidad hasta año nuevo.

¿Aumentó la permanencia de los huéspedes en los hoteles de la cadena?

Se pensó que la pernoctación por habitación iba a ser un poco más alta, pero está estable con el 2019 en 1.8 días promedio para el turismo receptivo y nacional.

¿Qué turismo es el que representa mayores ingresos?

Ahora los peruanos representan un 55% y los extranjeros 45%; antes con una mayor venta de pasajeros, el turismo receptivo era el 57% contra el nacional 43%.

¿La cadena Costa del Sol también redujo sus tarifas?

Tuvimos que apelar a diferentes estrategias, una de ellas fue la del precio. Las otras estrategias se orientaron a vender más comida al público local. Tenemos los restaurantes Paprika a nivel nacional.

¿En cuánto se disminuyó la tarifa?

Hubo momentos en que se redujo hasta en un 40%.

¿Ya se logró la tarifa habitual?

Hemos tratado de atender a más huéspedes, teniendo una tarifa mejor. Pero es importante hacer frente luego a las inversiones y difícilmente con una tarifa baja se pueden realizar. Por eso es importante recuperar la tarifa y en el 2023 esperamos lograrlo.

¿Cuál es el precio promedio de una habitación en Costa del Sol?

Depende de los hoteles, porque los hay de 4 y 5 estrellas y dependiendo también de qué localidad. Los precios pueden variar entre US$ 55 y US$ 180.

¿Cuál es la ocupabilidad promedio actual de los hoteles Costa del Sol en el país?

Debemos estar en un promedio de 60% a 65%, dependiendo de los hoteles. No cuento las sedes que tienen mucho turismo receptivo porque esas deben estar unos 8 o 10 puntos abajo. En el 2019 el promedio era de alrededor del 75% u 80%.

Inversiones para el 2023

¿Qué inversiones se vienen este año para la cadena?

Tenemos inversiones importantes, pues algunos capex no se han ejecutado. Pero poco a poco tenemos que ir recuperándonos. Son inversiones de más de US$ 2 millones que están en marcha. Además, el año pasado abrimos nuestro nuevo sky rooftop Saria, en el último piso de nuestro hotel de la avenida Salaverry (Lima).

¿Qué considera esta inversión de US$2 millones?

Hay una remodelación completa del hotel de Cajamarca, implementaciones en el hotel del aeropuerto Jorge Chávez. Cusco tiene una inversión importante también. Y en Trujillo estamos por abrir un nuevo centro de convenciones que tiene más de 11 salas de conferencias, en la sede del Golf. Los salones ya están construidos, lo que falta es acomodar el resto de la infraestructura que tendrá una entrada independiente hacia el centro de convenciones y servicios de comedor para atender a más de 3, 000 personas. Creemos que en mayo ya debe estar terminando.

¿Hay planes para inversiones en nuevas sedes?

Hay que tener un poco de cuidado. Hemos decidido, por ahora no invertir, en el Perú en el corto plazo, salvo algunas temas puntuales. No es el mejor momento. Estamos esperando un poco el gobierno, que recién ha cambiado. Creo que es un cambio positivo. Estábamos realmente sin rumbo. Sin embargo, es adelantado hablar de inversiones fuertes.

¿Cuál fue la última inversión importante que realizó Costa del Sol en el Perú?

Fue entre el 2018-2019, la compra de los hoteles de Arequipa y de Trujillo, los cuales fueron dos exhoteles de turistas y fueron adquiridos por la cadena.

¿También está en stand by la posibilidad de abrir un segundo centro comercial en el país?

De igual modo. Esperemos un par de meses, que se consolide el gobierno y que vayamos hacia adelante para volver a la marcha. Cadenas como Costa del Sol crecíamos en un 20% por año, cuando había estabilidad. Nos gustaría volver a ese ritmo de crecimiento, pero con un país tranquilo, donde se pueda planificar una inversión a futuro, como para los próximos 20 años que es como invertimos los hoteleros.

HOJA DE VIDA

Nombre: Mario Mustafá

Profesión: Administrador de empresas por la Universidad de Piura

Otros cargos: Presidente del directorio de Ecosac.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉