Bajo poder adquisitivo y volatilidad del dólar impactaría las ventas del retail en Perú

  • Las ventas del comercio minorista se desacelerarían en segundo semestre del 2022, registrando un crecimiento cercano al 1%, prevé el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Las ventas del sector retail se desacelerarían en el segundo semestre de este año, registrando un crecimiento cercano al 1% debido a la alta base comparativa del mismo período del 2021, estimó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

“Nuestra proyección del 2022 tiene cierto sesgo a la baja, tomando en cuenta factores como el incremento en el precio de bienes de primera necesidad -reduciendo la capacidad de adquisición de productos en otras categorías-, la volatilidad del tipo de cambio -encareciendo productos importados en moneda local-, y el aún elevado costo de transporte -elevando los costos de ventas de las principales empresas del sector-”, explicó Carlos Asmat, economista de Scotiabank.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En ese sentido, la entidad bancaria prevé que para fines del 2022 las ventas del sector retail registrarían un crecimiento nominal de 4%. “Pero esto dependería en mayor medida del precio promedio de los productos, el cual está incluyendo el incremento generalizado de los costos que están asumiendo las empresas -presionando sus márgenes de rentabilidad-, dado que, en términos de volumen comercializado, el nivel que se alcanzaría en el 2022 sería cercano al nivel registrado en el 2021″.

Desempeño

Entre enero y julio del 2022, las ventas del sector retail crecieron 5.1% respecto al mismo periodo del año previo, según estadísticas del Ministerio de la Producción (Produce).

“Esta cifra estuvo algo por debajo de lo que estábamos esperando, principalmente por un menor monto de ventas registrados en los tres principales segmentos del sector retail como son supermercados, tiendas por departamento y homecenters”, señaló Carlos Asmat.

Los resultados por debajo de lo esperado se dan en parte por la menor velocidad de crecimiento registrado entre mayo y julio de este año, dado que el crecimiento promedio anual en estos tres meses fue de alrededor del 1%, contrastando con el crecimiento promedio anual de 9% entre enero y abril de este año respecto al mismo periodo del 2021, según refiere el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Esto último estuvo relacionado a un efecto base, tomando en cuenta que durante el primer bimestre del 2021 se realizaron cuarentenas focalizadas en determinadas zonas del país, las cuales restringieron la movilidad en algunas ciudades y afectaron las ventas presenciales.

De otro lado, si bien el crecimiento acumulado nominal fue de 5.1%, el crecimiento real en los últimos 12 meses terminados en julio estuvo cerca del 0%, según los estimados por Scotiabank.

“Con ello podríamos afirmar que el componente de precios es el que más ha influido en las ventas retail. Este factor está asociado en parte al incremento de los costos operativos que las empresas están asumiendo, dado el incremento en el costo de transporte -debido al mayor precio de los combustibles-, al incremento en el precio de algunos bienes de primera necesidad -debido al mayor costo de fertilizantes-, y a un mayor costo de importación”, dijo Carlos Asmat.

Supermercados

Por segmentos, se ha registrado un menor dinamismo en las ventas de supermercados, tomando en cuenta que el crecimiento anual entre enero y abril de este año fue de 8%, contrastando con el crecimiento anual promedio de 1% entre mayo y julio de este año, de acuerdo a cifras de Produce.

“Ello podría darse en parte debido a un cambio en el mix de categorías de demanda, dado que, si bien se mantiene la demanda por bienes de primera necesidad, hay una menor demanda por la categoría non-food, siendo esta última la que tiene mayor valor unitario de venta”, según Scotiabank.

Homecenters

Asimismo, si bien durante el primer semestre del año, el segmento de mejoramiento del hogar creció 11% respecto al 1S21, en julio se registró una caída en ventas de 7% respecto a julio del año previo.

“Ello podría indicarnos el inicio de una menor propensión a la compra de artículos para decoración, remodelación o implementación de una nueva vivienda, tomando en cuenta que este segmento depende en mayor medida de la importación de productos -registrándose altos niveles de precios de materiales de construcción importados en los últimos meses”, dijo Asmat.

Tiendas por departamento

Finalmente, el segmento de tiendas por departamento pasó de crecer 4% entre enero y abril de este año respecto al mismo periodo del año previo, a tener una caída acumulada cercana al -3% entre enero y julio de este año respecto al mismo periodo del 2021.

En detalle, una menor propensión a la compra de vestimenta y otras categorías de venta, debido al incremento generalizado en productos de primera necesidad, estarían restringiendo las compras en este segmento -menor ingreso disponible para la compra de este tipo de productos-.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉