Aumento del toque de queda seguirá pese a reclamos

Covid 19 Omicron

Efecto. Según gremios empresariales, ampliación del confinamiento obligatorio contraería hasta en 12,5% el PBI de los restaurantes y en 8% la contratación de mano de obra.

Desde la Sociedad de Comercio Exterior (ComexPerú) y la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora) exhortaron al Gobierno a relajar las medidas restrictivas tomadas con la llegada de la tercera ola de la COVID-19, dado que estas dificultarían sus actividades económicas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

No obstante, el titular del Ministerio de Salud (Minsa), Hernando Cevallos, adelantó ayer que el nuevo toque de queda —que corre desde las 11:00 p.m. hasta las 4:00 a.m.— se mantendrá pese a las exigencias empresariales.

“Las medidas de restricción tienen un impacto en la recuperación económica del país, por eso tratamos de ser muy responsables en las decisiones de las medidas restrictivas, pero afectaría mucho más si se dispara el ómicron sin ningún control”, dijo a La República.

Cevallos reiteró que en estos momentos la salud es prioritaria y aseguró que, una vez controlados los contagios, el Gobierno impulsará la reactivación económica.

“En cuanto se detenga el ascenso de la COVID-19, trataremos de que la gente vuelva rápidamente a la normalidad, pero esto es parte de la estrategia para tener un país fuerte económicamente. Sin salud no hay economía”, precisó.

En esa línea, el epidemiólogo César Cárcamo recordó que a finales de 2020 hubo mucha presión por parte de gremios gastronómicos, turísticos y de servicios para reabrir los aforos, lo cual desencadenó en la segunda ola.

A su criterio, es un mal momento para relajar las restricciones, y prevé que la tercera ola durará hasta finales de febrero considerando que esta variante posee una velocidad de contagio mayor y la letalidad se reduce con la vacunación


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉