Industria creció 6 veces en el PIB en la última década, pero falta más previsión en Paraguay

negocios

Según publica el portal Lanacion.com.py hoy, como cada 8 de setiembre, se conmemora a nivel local el Día de la Industria Nacional, considerado como uno de los motores de la economía paraguaya y de cuyo crecimiento se viene hablando bastante en los últimos años, pero la interrogante es cuánto aporta realmente el sector al desarrollo del país.

Para entenderlo, La Nación realizó estas consultas al ministro de Industria y Comercio, Luis Castiglioni, quien aseveró que “la industria paraguaya ha logrado una evolución importante, al punto de convertirse actualmente en el motor del crecimiento económico”. Además, remarcó que en los últimos 10 años logró un verdadero récord en la participación del producto interno bruto (PIB).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esto teniendo en cuenta que si se toma el 2002, antes de que Paraguay iniciara las reformas económicas, se observa que el PIB industrial era US$ 1.168 millones, mientras que en el 2021 la producción llegó a US$ 7.764 millones. Esto nos conduce a un crecimiento exponencial de 564% de la industria en la participación del PIB, que actualmente se sitúa en US$ 41.935 millones.

“Un verdadero récord, pues ese valor es el más alto de la historia industrial del Paraguay”, subrayó el titular del MIC. Ya ha hablado de segmentos dentro de la industria, el secundario, que incluye a los sectores de la manufactura, de la construcción, de la energía y agua, que representan actualmente el 34% del PIB, pero si solo se considera la producción industrial o lo que sería la manufactura en sí, este representa cerca del 20% del PIB total, según las declaraciones del ministro.

Hay que mencionar que la pandemia afectó la tendencia de crecimiento del país, pero la industria supo sostenerse y reponerse con niveles récord en exportación de bienes manufacturados, llegando a los US$ 1.287 millones de dólares en el 2021, 34% más que en el 2020, y un PIB industrial que creció 6,5%, aunque se puede argumentar un “efecto rebote”, Castiglioni aseguró que forma parte de la tendencia de crecimiento industrial de la última década.

El rubro industrial representa actualmente el 55% de las exportaciones de bienes, concentrándose principalmente en los no tradicionales como autopartes, manufactura de aluminio, productos de plástico, las confecciones y tejidos, productos farmacéuticos y la producción de herbicidas. Para este año se espera batir nuevamente récord, pues el MIC estima que las exportaciones industriales crecerían 18% y superarían los US$ 1.500 millones de exportación.

Sectores pujantes

En cuanto a los sectores más pujantes de la industria, Castiglioni destacó a confecciones y tejidos, autopartes, plásticos, químicos y farmacéuticos, metalmecánica, alimentos y manufacturas de aluminio, pertenecientes al régimen de la maquila, aunque él no lo haya mencionado. En tanto que el agroindustrial, que también forma parte, resaltó a la industria cárnica y a la producción de aceite vegetal, entre otros.

Pero Paraguay puede generar grandes avances en la industria automotriz, aseguró el ministro, pues se exporta al Mercosur y a Estados Unidos autopartes por valor de US$ 300 millones, mientras que en la producción nacional ocupa a unas 5.000 personas y cubre el 95% de la demanda nacional.

Castiglioni mencionó que los desafíos de la industria están relacionados con la necesidad de financiamiento, pues se expande a un ritmo importante, lo cual genera una gran demanda de recursos para apalancar los grandes proyectos industriales, donde justamente el Estado puede desempeñar un rol importante. Asimismo, sostuvo que la rentabilidad económica de la inversión no debe ser el único objetivo empresarial, ya que si se quiere exportar a países de ingresos altos, se tendrá que disponer de una matriz energética con energía limpia y comportamientos alineados con los objetivos de desarrollo del milenio.