El mercado laboral paraguayo es desfavorable

mercado laboral

Los números sobre el empleo en el primer trimestre del 2022 muestran a una economía que no arranca, señalaron expertos, ya que el mercado laboral cuenta con medio millón de personas en situación desfavorable.

Los indicadores del mercado laboral paraguayo señalan vulnerabilidades. Así la tasa combinada de subocupación y desocupación se incrementó a 14,8% al cierre de marzo, abarcando a 500.177 personas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Si bien la tasa es interanualmente 2,6 puntos porcentuales menor y el valor absoluto inferior a la de trimestres vinculados a la época de pandemia, la misma supera a la registrada en los últimos trimestres previos donde inició la reapertura gradual de la economía.

“Este retroceso se debe a las condiciones complejas de coyuntura macroeconómica a nivel mundial y local que han colocado a varias personas en riesgo de vulnerabilidad. Además, el incremento de la inflación habría incidido negativamente en los costos de contratación, por lo que las empresas se vieron obligadas a ajustar a la baja su fuerza laboral”, explicaron desde la consultora Mentu.

Con mayores tasas de subocupación y desocupación, el consumo de las personas en dicha situación será limitado, lo que dificultaría la recuperación económica en los próximos meses, agrega la consultora, en su análisis sobre el empleo.

Desocupación

Por otro lado, los recientes datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que el nivel de desocupación en la actualidad está alcanzando el 8,5%, cuando antes de la pandemia se tenía un 6,5%.

Sobre ese punto, el titular del INE, Iván Ojeda, afirmó sobre la situación laboral y señaló que se observa, de acuerdo a las mediciones, una reduc­ción de la actividad econó­mica y que mayormente esta desocupación está afectando a los hombres.

Ojeda desglosó el informe del mercado labo­ral del primer trimestre del 2022, basado en la Encuesta Permanente de Hogares, que se dio a conocer hace unas semanas. Explicó que la reduc­ción de la actividad econó­mica tiene que ver con la tasa de ocupados, que tuvo una disminución de 150.000 personas, en términos abso­lutos, que afecta en mayor medida a los varones y por primera vez se ve mayor empleo de las mujeres.