Panamá: Los tres pilares para mantener el grado de inversión

Ciudad de panamá de noche

La estrategia se sustenta en tres pilares: buen crecimiento económico, aportes del Canal y la venta de terrenos de la Unidad de Bienes Revertidos a la Autoridad del Canal de Panamá.

El gobierno sabe muy bien que no puede caer en incumplimiento del déficit fiscal, sobrepasando el 4,0%, porque lo que está en juego es el grado de inversión, así que sacó a la cancha a sus mejores expertos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Llegó diciembre y los números tienen que cuadrar. Desde hace meses se hicieron los cálculos y hoy los resultados son coincidentes con lo que se planeó, señala uno de los expertos económicos del gobierno.

La estrategia se sustenta en tres pilares: buen crecimiento económico, aportes del Canal y la venta de terrenos de la Unidad de Bienes Revertidos a la Autoridad del Canal de Panamá, para fortalecer su capacidad de generar ingresos y agua para el futuro.

Los aportes del Canal se prevén mejor que los de 2021 que fueron de $2.080 millones. Con respecto a los terrenos, serán otros $500 millones que ingresarán al fisco nacional. Además de eso, se estima que el producto interno bruto (PIB) va a crecer más de lo que se pensó.

Inicialmente se estimó que la economía crecería 5% en términos reales y una inflación baja. Pero hasta septiembre de 2022, el crecimiento superó el 11%, según el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae), que publica la Contraloría General, y “no se vislumbra que eso sea no menos del 9% a finales de diciembre”.

Y para darle mayor tranquilidad a los economistas, el crecimiento arriba del 9% más la inflación dispara el PIB nominal en un 14%. Significa que eso le va a dar al gobierno un espacio fiscal para cumplir con el déficit, lo que mantiene en zona segura el grado de inversión en Panamá.

“Tenemos un país creciendo mucho más de lo se pensaba, y además tenemos ingresos que normalmente no se dan, como el ingreso de las ventas de tierra, además de algunos ingresos adicionales del Canal”, afirmó la fuente.

Y en esa ecuación, en medio de todas las presiones de tipo financiero que tiene el país, el objetivo es cumplir con la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF), de 4,0% del PIB, y “el Ministerio de Economía y Finanzas está haciendo lo necesario para que se cumpla».

La LRSF estipula un tope de déficit fiscal de hasta 7,5% en 2021, de 4% para 2022, de 3% para 2023 y 2% para 2024. “Vamos a cerrar bien el año y no requiere ninguna modificación a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, porque el gobierno debe cumplir con el déficit fiscal del 4,0%”, expresó la fuente gubernamental, destacando que eso es lo que vino a hacer el Fondo Monetario Internacional (FMI): “vino a ver cómo tú te estás portando”.