Fedecámaras: urge una «política mucho más agresiva»

Paisaje de edificios en Ciudad de Panamá

Tras el desplome que sufrió el PIB en el 2020, el aumento del desempleo y la informalidad, miembros de la Fedecámaras piden dar un giro a la política que se está llevando con las micro pequeñas y medianas empresas

Tras el fuerte impacto que causó la pandemia de la covid-19 a la economía del país y a las micro, pequeñas y medianas empresas(mipymes) miembros de la Federación de Cámaras de Comercio, Industrias y Agricultura de la República de Panamá (Fedecámaras) consideran que «para reactivar la economía debe haber una política mucho más agresiva para poder reintegrar a esa red de empresarios deseosos de querer generar los ingresos y los empleos necesarios para que se dé una verdadera reactivación económica entre las micro, pequeñas y medianas empresas».

A esa conclusión llegó la economista del Fedecámaras, Alicia Jiménez, en declaraciones a la Televisora Nacional. «En este momento realmente necesitamos reactivar la economía, en donde la pandemia en 2020 derrumbó el Producto Interno Bruto (PIB) en 17.9%, sepultó la demanda interna y catapultó el desempleo hasta un 18.5%. Definitivamente necesitamos dar un giro a la política que se está llevando con las micro pequeñas y medianas empresas», insistió Jiménez como miembro de la cámara de comercio de Chepo y de la Fedecámaras que aglutina a 17 cámaras de comercio a nivel nacional.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Respecto al programa del Capital Semilla que lleva adelante la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) dijo que definitivamente en este tipo de política «no» entran empresas que ya estaban dentro del tejido empresarial de este país. El tejido empresarial de este país aglutinaba casi que el 90% de las empresas que tenía el país entre micro, pequeñas y medianas empresas, destacó.

Por el contrario, agregó que el Capital Semilla atiende específicamente a nuevos emprendedores, que «ni siquiera saben cómo enfrentar el problema de la baja demanda agregada que hay en el país». Y, «hemos descuidado en gran medida a ese micro, pequeño y mediano empresario que estaba dentro de la red del tejido empresarial y que hoy en día le está siendo muy difícil reintegrarse, abrir nuevamente sus puertas y muchos han cerrado después de tener años de estar dentro del tejido empresarial del país».

Precisó que en términos de tejido empresarial Fedecámaras manejaba alrededor de 62 mil empresas que estaban vigentes antes de la pandemia de la covid-19; y hoy, en 22 meses de pandemia, muchos empresarios con inversiones ya realizadas «no» han podido reabrir sus negocios.

Comentó que ven con buenos ojos que la economía se ha recuperado entre un 8% y a un 12%, pero lamentó que «la economía interna va a otro ritmo. Y el ritmo que ven es que «miles de empresas y comercios pequeños, micro. Pequeñas y medianas siguen cerradas. Es una realidad que vemos en las calles», enfatizó la economista.

De acuerdo con la última encuesta de empleo laboral, que publicó la Contraloría General de la República, la tasa de desempleo se situó en 11.3% a octubre pasado y la informalidad está en un 47.6%.

«Definitivamente que la informalidad ha crecido en función, precisamente, de que las empresas no se han podido reintegrar y las personas que tienen esa competencia de querer asumir riesgo y generar algo de ingresos, independientemente han preferido irse a la informalidad que le permite hasta cierto punto una dinámica de trabajo y no necesariamente representarse ante la formalidad, de pagar impuestos, de generar los empleos necesarios, de generar los salarios necesarios; y eso es lo que realmente hoy no está afectando enormemente para la reactivación económica2, manifestó.

En ese contexto, consideró que «pareciera que hubiera un dualismo económico» en el país en donde se habla de un crecimiento económico de actividades como la minería, la logística, la parte financiera, sin embargo, “no” se ve los mismo indicadores entre el resto de las actividades económicas del país como: restaurantes, hostelería, comercio al por menor y al por mayor, que es “lo que realmente garantiza la generación de empleos a nivel nacional y no solamente en la vía interoceánica”.

Sobre el nuevo ajuste salarial, Jiménez consideró que éste responde a la realidad económica que está viviendo el país. “Ha sido un incremento acorde con actividades que han respondido de manera muy débil pero dentro de lo posible a la dinámica del a economía que estamos viviendo en este momento”, puntualizó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉